Deshaun Watson: ¿la dignidad de 22 mujeres vale 230 MDD? – Café Lombardi

4

Las dos últimas semanas que ha vivido la NFL ha eclipsado a absolutamente todo el resto de deportes, nadie ni nada es capaz de hacerle algo de sombra a una liga que se ha propuesto dominar a todo el resto, incluso cuando no juega partidos o en temporada baja. En unos pocos días hemos sabido del regreso de Tom Brady tras haber anunciado su retirada, los traspasos de Carson Wentz, Russell Wilson y Matt Ryan, el megacontrato que los Packers dieron a Aaron Rodgers, la llegada de Von Miller a los Bills o los traspasos de Khalil Mack y Davante Adams a Chargers y Raiders respectivamente.

Con todo esto, La AFC Oeste ha decidido convertirse en una Liga Premier, un circuito aparte donde la concentración de talento y equipos, sobre el papel muy poderosos, los hace a todos ellos contendientes.

Pero todas esas noticias pasan a un segundo plano ante la que de momento es la gran noticia de la temporada baja, el regreso del pasador Deshaun Watson tras quedar absuelto de cargos penales por abuso sexual a 22 mujeres. Más que un regreso, pues nunca se marchó, deberíamos hablar de su vuelta a la primera línea de actualidad tras un año en el ostracismo por voluntad propia y de su antiguo equipo, los Houston Texans.

Un Gran Jurado tomó la decisión de no imputar al jugador al no presentarse pruebas lo suficientemente sólidas, lo que alejó un procedimiento penal donde, si fuera declarado culpable, hubiera podido pasar un tiempo de prisión. El pasador parece quedar exculpado, pero nada más lejos de la realidad: aún deberá responder por lo civil a las acusaciones por abusos sexuales que 22 mujeres han lanzado contra él. Todas ellas, acusaciones que no le llevarán a la cárcel, pero que sí supondrán un desembolso económico y una más que probable suspensión por la NFL, no serán un gran problema para Deshaun Watson tras haberse asegurado cobrar 230 millones por parte de los Cleveland Browns, el mayor contrato garantizado en la historia de la NFL.

“Deshaun Watson es uno de los nuestros”, el mensaje de la NFL

Nunca tuve una sola duda de que Deshaun Watson volvería a jugar en la NFL, la única preguntas era cuándo, dónde y a qué precio. No hace falta ser Albert Einstein para saber que el pasador encontraría sitios, ciudades y equipos donde poder desplegar sus talentos en el emparrillado. La dignidad de 22 mujeres fue lanzada a lo más profundo del lago Erie y es parte de dicho precio. Y más pronto que tarde, los aficionados los Cleveland Browns se dejarán seducir por los triunfos, y quién sabe si por el confeti que lanzan al ganador del Vince Lombardi.

Nunca tuve dudas, porque no hay más que ver para quiénes juega el pasador, quiénes son sus patrones: los propietarios de la NFL. Entre ellos encontramos a Daniel Snyder, que ha permitido o tolerado un brutal ambiente de acoso sexual en su franquicia, los Washington Commanders ¿O qué podemos decir del poderoso propietario de los Patriots, Robert Kraft? Fue grabado saliendo de un club de masajes donde recibía favores sexuales, pero un defecto de forma lo previno de afrontar cualquier responsabilidad. ¿Y qué se puede decir de Jim Irsay, de los Colts, un hombre que ha sido adicto a toda clase de sustancias, legales e ilegales?

Jerry Jones ha sido recientemente objeto de una demanda de paternidad. El propietario de los Miami Dolphins, Stephen Ross, un abogado de impuestos, ha ganado una inmensa fortuna inmobiliaria con prácticas tributarias muy poco ortodoxas (entre sus clientes más famosos se encuentra Donald Trump). Tampoco en la Costa Oeste se libran: Stan Kroenke compró los Rams para dejar plantada a la ciudad de St. Louis y abrazarse a los millones que le da un emplazamiento como Los Angeles. La NFL ha tenido que llegar a un acuerdo económico con aquella ciudad de Missouri para evitar un escándalo aún mayor por la salida del equipo.

Para gente así trabajará Deshaun Watson. Billonarios cuyas fortunas, salvo excepciones, están llenas de esqueletos en los armarios. Un exclusivo club que quizás ahora abrace la llegada de algún billonario afroamericano para limpiar su imagen por el caso de Colin Kaepernick, o el más reciente de Brian Flores.

“Deshaun Watson es uno de los nuestros”, es el mensaje de la liga en los hechos. Ahora firmará sus cheques Jim Haslam, investigado de fraude por el FBI por sus prácticas empresariales. En Cleveland han recibido al pasador con los brazos abiertos, y si osas decirles algo por su falta absoluta de moral y principios te dirán que Ben Roethlisberger, el recientemente retirado pasador de los Steelers, en su día fue acusado de una violación, acusación de la que se libró pagando mucho dinero.

No dejes de leer la opinión de Eugenia Ruiz sobre este tema:

No debemos simplemente pasar la página con Deshaun Watson – Punto Extra

Con una “pequeña” ayuda de mis amigos

Lo que nunca pensé es que hubiera un equipo interesado en participar en este lamentable espectáculo de la forma en que lo han hecho los Browns. Puedo entender que lo desearan desde un punto de vista deportivo, había al menos otros cuatro equipos que quisieron contratarlo, pero Cleveland llegó a extremos donde el resto no estaba dispuesto a llegar, colaborando de manera muy activa para que Watson solamente pierda, en el peor de los escenarios, un millón de dólares de los 230 garantizados que ha firmado.

Cuando un jugador es suspendido por la liga, la NFL destina su salario a causas sociales o benéficas, entre ellas perfectamente podría estar alguna asociación de mujeres objeto de acoso sexual. Los Cleveland Browns han cuidado mucho que la única cantidad que la liga pueda detraer del salario sea la parte proporcional de un millón, que se imputa al tiempo de suspensión que, anticipan, se producirá. También lo podemos leer de esta otra forma: Deshaun Watson percibirá 1MDD por jugar los 17 partidos en 2022 (y perdería aproximadamente 59 000 dólares por cada partido de suspensión), para inmediatamente después percibir más de tres millones por partido los restantes cuatro años.

¿Cómo convivir con la presencia de Watson en la NFL a partir de esta temporada?

Siempre he defendido que el primer título de los New England Patriots viene marcado por dos hechos, la Tuck Rule y el espionaje a los Rams y Bengals, algo que indudablemente para mí es merecedor de un asterisco en su palmarés. Si los Cleveland Browns logran ganar un Super Bowl con la colaboración fundamental de Deshaun Watson, deberían entonces ser merecedores de 22 asteriscos, uno por cada una de las 22 mujeres cuya dignidad se habrá cambiado por triunfos en la cancha y en las finanzas de la liga.

 Esperamos tu opinión sobre este tema debajo de este artículo y en nuestras redes sociales.

4
Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
4 Comentarios de este post
0 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentarios más populares
4 Usuarios que han comentado
BernardoJosé FernándezEduardo BlancoIván Anduaga Recientes comentarios por
  Suscríbete  
reciente antiguo más votado
Notifícame por
Iván Anduaga
Visitante
Iván Anduaga

¡Al fin! Alguien en esta plataforma que habla sobre el caso Deshaun Watson y todo lo que implica para la liga, PARA LAS MUJERES VIOLENTADAS, y para NOSOTROS COMO CONSUMIDORES DE ESTE PRODUCTO. De antemano, nada podemos hacer ante esto porque carecemos de algo que se llama dinero; pero me quedo con la reflexión de Eugenia Ruíz y Villelabeitia: ¿Qué dice de nosotros, como consumidores, el hecho de simplemente subirnos al tren sin mayores preguntas y comentarios críticos de lo que SIGNIFICA PARA LAS MUJERES VIOLENTADAS por esta liga? Agregaría dos preguntas ¿Cómo los hace sentir a ustedes como aficionados… Read more »

Eduardo Blanco
Visitante
Eduardo Blanco

La solución es hacerle una suspensión en diferido y suspenderlo en 2023, el 2022 emplearlo en una “investigación” y sancionarlo en 2023.

José Fernández
Visitante
José Fernández

Se quejan de la doble moral de la liga pero siguen consumiendo sus productos, es como señalar con el dedo frente a un espejo…señores si tan inconformes están ya no los consuman y dejen de hablar del producto ….los medios, los fans endiosan a sus ídolos atletas, músicos, modelos….y luego pretenden que se comporten como mortales comunes y corrientes.

Bernardo
Visitante
Bernardo

En parte la.lrensa tiene la culpa y bastante, además que la sociedad americana así es, un ejemplo Bugsy Sigal, no se de qué se asombran, está mal? Por supuesto, hay más agresiones de gnero en eeuuy, que en México,tres veces más allá, va a ee castigo? No lo. Creo, lo absolvieron.Ni modo, un reflejo de la sociedad, déjame sufiiciw te di ero y no importa lo que hagas