Desde la Formación Escopeta: la locura llamada AFC – Semana 8 Temporada NFL 2021

0

Con siete semanas en esta campaña regular, lo único claro en la AFC es que no hay nada claro. Eso y otras impresiones de la semana 7 de la Temporada NFL 2021, todo Desde la Formación Escopeta.

No hay favoritos en la AFC

La NFL siempre se ha basado en la idea de la paridad, y eso debe traducirse en que no hay favoritos claros desde el inicio de la temporada. Tomando eso como base, la liga está logrando el objetivo, y la AFC es un excelente ejemplo de eso. ¿No me creen? Revisemos rápidamente quiénes son los líderes de cada división:

Buffalo Bills. Este equipo, que se presumía era el mejor de la liga, tuvo una derrota sorpresiva en la semana 1 ante los Steelers y luego cayeron de manera llamativa ante los Tennessee Titans en la semana 6. Esas dos derrotas los tienen catalogados como un gran equipo, pero con la puerta abierta para dejar ir algunos juegos.

Cincinnati Bengals. Sin decir nada más, son los Bengals. ¿Alguien pensaba que este equipo era contendiente? Ahora mismo cuentan con victorias sobre Steelers y Ravens en su división, igual que tienen derrotas ante Packers y Bears. Queda claro que están lejos de ser el mejor equipo de la AFC, pero hoy por hoy van en el primer lugar de la división.

Tennessee Titans. En estos momentos se puede pensar que no hay equipo más enrachado que los Titans, que suman victorias sobre Bills y Chiefs. Pero son el mismo equipo que fue vapuleado por los Cardinals en la semana 1 y que perdió con los Jets hace no mucho. Tienen todo el talento para ser considerados los líderes en la carrera, pero hay historial de derrotas sorpresivas.

Las Vegas Raiders. Este equipo, que viene saliendo de todo el drama de Jon Gruden, está colocado en el primer lugar de la AFC West con marca de 5-2. ¿Son un contendiente claro? No. ¿Es posible descartarlos después de este inicio? Para nada.

Atrás de ellos vienen equipos como los Ravens (5-2), Browns (4-3) y los Chargers (4-2), y ambos han dado su buena dosis de sorpresa en la temporada. En estos momentos, estos siete equipos pasarían a postemporada, y si me preguntan, no sabría decirles cuál es el favorito. Eso sí, es evidente que serán partidos completamente impredecibles.

Así que cuando les pregunten “¿por qué te gusta la NFL?”, la respuesta puede ser tan simple como explicar que con siete semanas de temporada regular no hay absolutamente ninguna claridad sobre quién puede ser el mejor equipo de la conferencia.

Impresiones rápidas de la Semana 7

Esta semana pasaron muchas cosas en la NFL… pero de entre todo lo que vimos, estas son tres cosas que me llamaron la atención:

1. Sigo viendo lo mismo. Aunque muchos insisten en poner toda la culpa de los problemas ofensivos de los Chiefs en Patrick Mahomes, la realidad es que este equipo está plagado de problemas: desde una línea ofensiva reconstruida en su totalidad hasta una defensiva que raya en lo inexistente, Kansas City solamente tiene una posición totalmente resuelta: quarterback. Y, como lo dije la semana pasada, Mahomes está tratando de hacer de más.

Eso es lo peor que le puede pasar a este equipo. Ahora es cuando Andy Reid debe demostrar su talento como head coach y hacer los ajustes necesarios para evitar que Mahomes siga cayendo en esta dinámica.

2. Mala señal. Cuando un equipo adquiere a un quarterback para ver si puede ser la respuesta, es muy mala señal que rápidamente le pierdan la confianza. Esta semana, los Panthers demostraron que ya no están convencidos con Sam Darnold, y lo evidenciaron al mandarlo a la banca en la derrota ante los Giants.

Esto puede verse como la primera grieta en la relación Darnold/Panthers, y no sería extraño pensar que podría terminar exactamente igual que la relación previa QB/equipo en Carolina: con Darnold jugando para otro equipo en 2022.

3. La historia de D’Ernest Johnson es genial. Johnson, que saltó a la fama en la victoria de los Browns sobre los Broncos el jueves pasado, literalmente mandaba mensajes por Instagram a los equipos de la Alliance of American Football pidiendo una oportunidad. La consiguió, y después la liga desapareció, pero su deseo de jugar football se mantuvo intacto. Y esos mensajes sirven de recordatorio de cómo esta liga se trata de tener una oportunidad y aprovecharla.

Las cosas que creo que sé

Después de lo sucedido en la séptima semana de la Temporada NFL 2021, estas son algunas cosas que creo que sé:

1. Valen de algo. La Temporada NFL 2021 de los Detroit Lions está llena de victorias muy dolorosas, y la de esta semana ante los Rams se incluye a esa lista. Eso sí, todo esto servirá de experiencia para un conjunto joven con un coach de mucho corazón. En 2021 todos estos resultados son muy decepcionantes, pero servirán para construir el carácter de un conjunto que irá mejorando conforme las semanas avancen.

2. Da gusto. Cuando uno piensa en la carrera de jugadores como Matthew Stafford, DeAndre Hopkins o J.J. Watt, piensa en grandes talentos con pocos resultados favorables. Al verlos a los tres en equipos sumamente competitivos, es imposible no sentirse contento por ellos. Parece un hecho que tendrán la oportunidad de pelear por el Super Bowl, y eso ayudará a incrementar sus ya de por sí exitosas carreras personales con algo de éxito colectivo.

3. Fondo definido. En la columna de la semana pasada decía que tenía claro quién sería el primer lugar en nuestros Power Rankings. Esta semana creo tener claro quién debe ser el último lugar de nuestra lista. Y no, no necesariamente es el equipo con la peor marca. Eso lo platicaremos el miércoles.

Pensando en el MNF

Muchas preguntas… ¿Habrá respuestas? El partido de esta noche entre Saints y Seahawks es uno sumamente complejo de predecir porque hay una cantidad excesiva de dudas en torno a ambos equipos. ¿Pueden ganar los Seahawks sin Russell Wilson? ¿Qué versión de Jameis Winston veremos esta noche? ¿Son los Saints un equipo con aspiraciones reales de postemporada? ¿Se está acabando la campaña en Seattle? No sé si será el mejor partido de la semana, pero cuando menos es uno con muchas interrogantes.

Creo que los Saints tienen un equipo más balanceado que Seattle en estos momentos y la ausencia de Wilson seguirá pesando. Voy con New Orleans, 20-17.

La canción de la semana

Después de la tremenda victoria de los Bengals sobre los Ravens, es momento de poner esta canción:

Así es, bienvenidos a la jungla.

Hablando de College Football

Cada semana hay muchas cosas que platicar sobre el football colegial, así que abrimos un espacio para hacer eso. Veamos qué fue lo más llamativo de esta jornada en la NCAA:

1. Se mantienen con vida. La estancia de Jim Harbaugh en Michigan ha estado llena de decepciones, pero parece que por fin hay un poco de entusiasmo. Los Wolverines vencieron 33-7 a Northwestern en un partido que había comenzado muy cerrado, pero justo cuando los fantasmas de anteriores decepciones empezaban a materializarse, las cosas salieron en favor de Michigan.

Cornelius Johnson bloqueó un despeje y Hassan Haskins (23 acarreos para 110 yardas) logró el TD para inclinar la balanza en favor de su equipo.

2. Se acabó el invicto de Oklahoma State. Los Cowboys llegaron al partido contra Iowa State con marca de 6-0 y en el puesto 8 de los rankings, pero los Cyclones decidieron que era un excelente día para darle una buena sorpresa a sus rivales. La jugada clave fue una cuarta oportunidad, con poco más de un minuto por jugar, ya que Iowa State logró detener el avance y con eso sellaron el triunfo.

3. Nueve series extra. Illinois venció a (7) Penn State en un partido que pasará a la historia por haberse definido en NUEVE series extra. Así es, el partido fue, bajo el criterio de cantidad de series necesarias para ganar, el más largo en la historia de la NCAA. Además de los 60 minutos de juego regular, se jugaron dos series extra normales (donde cada equipo tiene oportunidad de anotar desde la yarda 25) y luego siete series donde ambos equipos trataron de anotar dos puntos. Illinois logró la victoria 20-18 tras todo eso.

Curiosamente, esto sucedió porque la NCAA decidió cambiar las reglas de tiempo extra para este año, requiriendo que a partir de la tercera serie extra se jugaran conversiones de dos puntos. Como ambos equipos estaban batallando mucho a la ofensiva, ese empate se preservó hasta la novena serie extra. El resultado, por cierto, derribó a Penn State y los dejará fuera del Top 10 en lo que terminó siendo un juego memorable.

El dato de la semana

Resulta que el primer TD de Zach Ertz con los Cardinals es el TD más largo de su carrera.

El mal manejo de reloj de la semana

Hay cosas que, en teoría, se tienen pensadas con anticipación. Cuando estás en una serie de último minuto, la lógica te dice que debes azotar el balón si quieres darle tiempo a tu unidad de gol de campo de acomodarse. En lugar de eso, Colorado State decidió dejar correr el reloj y generar un caos antes de fallar el intento que les hubiera dado la victoria sobre Utah State:

La intercepción de la semana

Ahora, tal vez Colorado State no intentó azotar el balón porque vieron la intercepción que se dio en este juego de preparatoria:

El video emotivo de la semana

Durante el partido entre Buccaneers y Bears un niño mostraba una pancarta que decía “Tom Brady helped me beat brain cancer”. El legendario QB se acercó al niño faltando 33 segundos en el partido y le regaló la gorra de la campaña “A Crucial Catch” que estaba usando en el encuentro.

Aquí terminamos esta entrega de esta columna. Ya saben que me pueden dejar aquí debajo de este artículo en los comentarios o en mi cuenta de Twitter  sus sugerencias para temas a tratar Desde la Formación Escopeta. También pueden compartirme videos que crean que deben aparecer en alguna de las secciones semanales.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por