Joe Mixon y los Bengals evidencian a los Raiders

0

La Semana 11 de la temporada 2021 nos dejó un encuentro donde los Bengals reaparecieron en la columna de la victoria tras haber perdido dos juegos consecutivos. Esta vez sus víctimas fueron unos Raiders que lucieron perdidos y, conforme pasa el año, se han encargado de demostrar que tan solo son una ilusión; su realidad dicta que no están preparados para ingresar a postemporada, no obstante, aún cuentan con oportunidad. En este artículo te platicamos la realidad de ambos equipos tras este partido.

Joe Mixon, la estrella silenciosa de los Bengals

Prácticamente un mes fue lo que le costó a los Bengals regresar a la columna de la victoria, pero esta tarde se metieron al Allegiant Stadium y derrotaron 32-13 a unos Raiders que, conforme la temporada avanza, poco a poco se esfuman. La clave de este triunfo de Cincinnati fue una ofensiva equilibrada pero claramente reposada en un ataque terrestre liderado por el RB Joe Mixon, estrella silenciosa del equipo y que ha hecho un gran trabajo esta campaña sin muchos reflectores.

El veterano running back de quinto año registró 30 acarreos para 123 yardas y 2 anotaciones. Con estas cifras Mixon acumula 759 totales en el año y en el rubro se metió entre los cuatro mejores de la NFL. Además, con la ausencia del RB Derrick Henry en los Titans, Mixon se perfila para ser Top 3 en el año y superar la barrera de las 1000+ yardas por tercera ocasión en su carrera (2018, 2019).

Por su parte, el QB Joe Burrow fue preciso, aunque honestamente no se requirió mucho de su brazo. Completó 20 de 29 envíos para 1 TD, sin embargo, consiguió apenas 148 yardas totales, su cantidad más baja en lo que va de temporada. Cuando el ataque por tierra carbura de tan buena forma, es entendible que Burrow no necesitara hacer más para sacar adelante el partido.

Mientras tanto, otro que se merece un crédito tremendo fue el pateador Evan McPherson, quien, aunque falló un punto extra, completó sus cuatro intentos de gol de campo, tres de ellos de más de 50 yardas, para empatar un récord de la NFL: fue la ocasión número 13 en la historia de la liga en que se completan tres goles de campo de 50 o más yardas en el mismo encuentro; impresionante para el novato egresado de Florida.

También hay que destacar la actuación de la defensiva del equipo, que esta Semana 11 salió a dar una gran actuación, neutralizando por completo los intentos de ataque de los Raiders, privándolos a solo 1 de 7 en terceras oportunidades y registrando dos capturas de quarterback.

Además, uno de los sacks fue propinado por la superestrella recién traída este año al roster, el DE Trey Hendrickson, quien llega a 9.5 totales en la campaña y, con aún siete juegos restantes en el año, únicamente le faltan cuatro capturas para empatar las 13.5 que Carlos Dunlap registró en 2015, la segunda máxima cantidad en una sola temporada en la historia de los Bengals.

Los Raiders vuelven a ser los de siempre

Una campaña en donde Las Vegas se ha llevado los reflectores por escándalos extracancha, como el de Henry Ruggs o el de Joe Gruden, tarde o temprano empezaría a reflejarse en el campo, y este equipo ha sido un auténtico desastre en las últimas semanas. Tres derrotas consecutivas y ya cinco en los últimos siete partidos han hecho que el deslumbrante inicio de campaña que habían tenido rápidamente haya sido olvidado. Los Raiders necesitan ser salvados de sí mismos.

En este encuentro el QB Derek Carr lanzó 1 TD, 1 INT y 215 yardas, siendo esta categoría su tercera cantidad más baja del año. No obstante, quien está siendo una total decepción es el RB Josh Jacobs, quien nada más acumula 63 yardas totales en los últimos dos encuentros; a Jacobs le está costando demasiado trabajo convertirse en un confiable RB1.

El único rescatable esta tarde, como suele ser, fue el TE Darren Waller, quien al registrar 116 yardas en recepción, su cifra más alta de la campaña, sigue poniendo su nombre entre la élite de tight ends de la NFL. Sin embargo, eso no logró salvar de una humillante derrota esta vez a los dirigidos por Rich Bisaccia.

Así, este encuentro coloca a los Raiders con marca de 5-5, ubicándose con el mismo récord que los Broncos al fondo de la AFC West y a 1 juego por detrás de los Bills, quienes de momento son el séptimo sembrado de la Conferencia Americana. Por su parte, Cincinnati, 6-4, se cuela entre los seis mejores de la AFC y por ahora estaría ocupando un boleto a Playoffs en una conferencia donde una derrota o una victoria puede ser mortal debido a lo apretada que es.

¿Lograrán los Raiders rescatar su temporada? ¿Son los Bengals un equipo legítimo de postemporada? Te leemos en los comentarios debajo de este artículo y en nuestras redes sociales.

También te puede interesar:

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por