Revisando el Big Board para el Draft NFL 2021: Prospectos 66 al 70

0

Una vez revisados a profundidad los principales prospectos del Big Board de Primero y Diez (al menos, aquellos que en nuestra opinión tienen amplias posibilidades de primera ronda), traemos para ti el análisis breve y general del resto de los prospectos de nuestro pizarrón, de modo que completemos una radiografía lo más amplia posible de los jugadores que veremos desfilar a lo largo de los tres días del Draft NFL 2021.

En esta ocasión toca hablar de los prospectos 66 a 70, una zona del board con talento que requiere pulirse pero sobre todo, jugadores castigados por su talla (muy pequeña o muy grande) para sus posiciones.

66. Pete Werner, LB – Ohio State

Un jugador inteligente y hábil que sabe ganar la ventaja ante el liniero ofensivo para no abandonar su asignación, usando también sus manos para quitarse cualquier posible bloqueo. Realiza buenas persecuciones y cuenta con buena velocidad lateral, una situación valorada entre los linebackers. Jugó en high school en la defensiva secundaria y esto le ayuda a cubrir tight ends y running backs, cargar al quarterback y engañar perdiendo un tiempo para después disparar a toda velocidad y conseguir la captura.

Debe mejorar su técnica de tackleo en campo abierto y mostrar paciencia cuando intenta anticiparse al running back, porque suele dejar el camino libre si el ofensivo corta hacia el centro. Y su temperamento le ha jugado en contra con castigos por indisciplina.

67. Michael Carter, RB – North Carolina

Un running back con visión de terreno, destreza y paciencia para encontrar los huecos y explotarlos con velocidad. Su paciencia le ayuda a esperar el desarrollo de los bloqueos para después dirigirse hacia el espacio. Ágil para cortes laterales que hacen fallar a los rivales, para después acelerar y escapar. Sabe quitarse defensivos en el segundo y tercer nivel para conseguir numerosas jugadas de más de 20 yardas. Pese a su estatura, (1.72 m.) es capaz de contribuir en la protección al quarterback ante las cargas de los linebackers. También cuenta con experiencia como regresador de patadas.

Desafortunadamente, la estatura juega en su contra. Es fuerte, pero no lo suficiente para romper tackleadas ante rivales nivel NFL. En muchas ocasiones los defensivos lo alcanzaban en lo que debió terminar como anotación. No es un RB que pueda llevar la carga principal en el juego terrestre y tiene algunos antecedentes de lesiones, la más grave en una rodilla durante high school.

68. D’Wayne Eskridge, WR – Western Michigan

Viniendo de un programa pequeño, destacó en su carrera colegial y podría ser considerado como un buen elemento para darle profundidad a la posición de un equipo. Cuenta con velocidad, agilidad y visión de terreno, combinación que le ayuda a ganar yardas después de la recepción. Es probable que se le vea ubicado en el slot. Podría incluso comenzar en la NFL como regresador de patadas, una posición que no desconoce.

En contra, además de la evidente falta de nivel de competencia –como otros prospectos–, las lesiones y la edad lo harían comenzar en la liga a los 24 años por lo que algunos equipos lo esperarían al tercer día del Draft.

WR D’Wayne Eskridge de Western Michigan.

69. Jackson Carman, OT – Clemson

Un tipo durable, con grandes cualidades físicas para la posición y capacidad de anular al defensivo gracias a su fortaleza. Es un mejor elemento para bloquear y hundir a los rivales en el terreno de juego que para proteger al quarterback, aunque esto último podría ser corregido. Tiene pies ligeros para su tamaño y es capaz de mantenerse frente al pass rusher, pero su técnica de manos permite que el rival pueda sacarlo de balance poniendo sus manos en el pecho, área que deja desprotegida por tener los brazos muy abiertos. Esto también podría acarrear castigos por abrazar al rival cuando este sea más rápido y le gane la esquina.

Tendrá que monitorear su peso porque suele subir fácilmente, lo que lo haría aún más lento en protección al QB. Viene de una cirugía de espalda al inicio de este año, situación que evitó que hiciera cualquier tipo de prueba física para continuar con su evaluación. Su estatura podría hacerlo un mejor jugador en el centro de la línea en la NFL pero no cuenta con experiencia en la posición.

70. Brevin Jordan, TE – Miami

Uno de los prospectos de la posición que podrían llamar la atención en el segundo día. Un atleta en toda la extensión de la palabra, con antecedentes en high school como WR y corredor de pista. Es rápido al separarse de los linebackers o safeties en rutas rectas, además de ser de gran ayuda al recibir el pase y ganar yardas. Tampoco es que sea malo en otro tipo de rutas, porque su agilidad le permite hacer buenos cortes y quedar solo. Localiza rápidamente el balón en el aire y se lo queda aún teniendo defensivos muy cercanos a él. Cuando se le pide bloquear, hará el mejor esfuerzo. Es un buen elemento que contribuye con puntos.

Su estatura ahuyentará a más de un equipo que busque un tight end tradicional. Perdió al menos un juego en cada una de sus temporadas a nivel colegial, un gran problema para su evaluación. Necesita mejorar su técnica de bloqueo y mejorar en algunas rutas porque todo lo trata hacer muy rápido, cuando algunas ocasiones requiere de darle un mayor tiempo de desarrollo.

Esta fue la revisión del Big Board de Primero y Diez de los prospectos 66 a 70. No te pierdas el perfil y análisis de nuestros 100 mejores prospectos del Draft NFL 2021. Solamente tienes que entrar a este artículo y hacer click en la opción de Scouting Report del jugador que quieras revisar en la tabla.