Los Bears siguen con los mismos problemas de siempre

0

Aunque su marca los pone como uno de los mejores equipos de la NFC, la realidad es que los Bears están por enfrentarse a la realidad: todavía están lejos de pensar en pelear por la cima de la conferencia.

Y el partido de esta semana ante los Rams dejó en claro que el camino por recorrer es largo.

Cuando uno revisa el calendario de Chicago la realidad es evidente: no han enfrentado a muchos rivales de peso, y sus resultados en esos encuentros han sido mixtos. Arrancaron la temporada venciendo a Lions, Giants y Falcons, equipos que han dejado mucho qué desear en la Temporada NFL 2020.

Y cuando vinieron los dos partidos más complicados, dividieron resultados. Primero perdieron con los Colts y luego vencieron a los Buccaneers. La semana pasada vencieron a unos Panthers que han rebasado expectativas, pero el duelo de la semana 7 ante los Rams reveló su realidad: no han cambiado mucho de lo que han sido en años previos.

Los clásicos problemas de los Bears

Cuando el equipo tomó la decisión de ir con Nick Foles en lugar de Mitchell Trubisky durante el partido ante Atlanta, era claro que la intención era mejorar la ofensiva de los Bears, pero hasta ahora poco se ha logrado. De hecho, Nick Foles ha lanzado solamente tres pases de anotación en los cuatro partidos que ha sido titular, que curiosamente es la misma cantidad que lanzó ante los Falcons cuando entró reemplazando a Trubisky.

Tres pases de anotación está lejos de ser una mejora sobre Trubisky. Y menos cuando consideramos que Foles ha lanzado al menos una intercepción en seis partidos consecutivos (que es la racha más larga en activo), algo que Trubisky también podría hacer (y que probablemente le costaría el puesto una vez más).

Por otra parte, como ha pasado en años anteriores, los problemas ofensivos de los Bears se disfrazan por lo que la defensiva llega a hacer. Ante Tampa Bay dejaron a los Bucs en 19 puntos, y jugando contra Carolina los mantuvieron en 16. Eso facilita el trabajo para la ofensiva, pero no los hace invencibles.

Hoy ante los Rams se quedaron en diez puntos en una muy mala actuación colectiva. Foles lanzó para 261 yardas con dos intercepciones, mientras que David Montgomery tuvo 48 yardas en 14 acarreos. Esa producción mantiene el bajo nivel de la ofensiva terrestre:

Así será imposible seguir ganando juegos, y menos cuando tienen encuentros ante Saints y Titans en las próximas dos semanas. Los Bears siguen viviendo de lo que les da su defensiva, y así será complicado que se puedan mantener a flote.

¿Qué opinas de lo que les aguarda a los Bears esta temporada? Te leemos en los comentarios bajo este post y en nuestras redes sociales.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por