Desde la Formación Escopeta – Semana 13 Temporada NFL 2019

0

La semana 12 de la NFL tuvo un poco de todo, la CONADEIP ya tiene campeón, la NCAA avanza rumbo a los playoffs y hasta una protesta por el cambio climático tuvimos. Revisemos todo esto desde la Formación Escopeta.

El fin de semana que se fue

Patriots y 49ers siguen al tope de sus conferencias, los Raiders sufrieron un tropiezo que pone a los Steelers en posición de pasar a playoffs, los Redskins fueron el único equipo de la NFC East que ganó esta semana, los Bills están en una posición inmejorable para entrar a postemporada… dentro de todo lo que pasó esta semana en la NFL, estas son las tres cosas que me llaman la atención:

1. Los Patriots no son invencibles, pero… Vince Lombardi decía que “Ganar no es lo más importante, es lo único” y en el caso de New England está aplicando a la perfección. Este equipo pasó de ser una ‘máquina’ que pasaba por encima de sus rivales (cuando esos rivales eran del calibre de Redskins, Giants, Dolphins o Jets) a perder de manera clara con los Ravens a ganar dos partidos complicados ante Eagles y Cowboys. Y dentro de todo ese viaje que han hecho los Pats, algo se ha mantenido (casi) constante: están ganando. Y eso debe ser lo importante.

¿Se acuerdan del último año de Peyton Manning? Los Broncos no ganaban por él. De hecho en más de una ocasión ganaron a pesar de él. Y ganaron el Super Bowl. Eso nos debe servir de recordatorio de que no siempre es necesario ser una máquina imparable para ser un buen equipo (los Patriots del “18-1” lo pueden confirmar). Lo importante es ganar tus partidos, porque un triunfo por 13-9 vale igual que uno por 33-0 al momento de ver quién pasa a playoffs. Así que no, los Patriots no son invencibles. Pero siguen ganando y eso debe de llamar la atención de muchos equipos.

2. Ganar sin jugar. Esta semana dos equipos salieron con excelentes resultados, y curiosamente fueron conjuntos que no tuvieron actividad.

Vikings y Chiefs fueron de los grandes ganadores de la semana porque sus rivales más cercanos en la pelea por sus respectivas divisiones perdieron, y eso representa una enorme ganancia en la carrera por la postemporada. Para los Vikes la derrota de los Packers es crucial, ya que eso los deja empatados con marca de 8-3 y pendientes de un partido entre ellos, que probablemente sea el que defina la división.

Del lado de los Chiefs las cosas salieron igual de bien, ya que la derrota de los Raiders ante los Jets evita que los alcancen en marca y deja la mesa puesta para que Kansas City tome una ventaja de dos partidos el próximo domingo cuando se vean las caras.

Así que Minnesota y Kansas City ganaron sin jugar. Eso es de lo mejor que le puede pasar a un equipo en Bye Week.

3. El valor actual de los corredores. Esta semana se comenzó a revelar el “All-Time Team” como parte de los festejos de las 100 temporadas de la NFL, y lo primero que hay que decir es que un acierto es que estén asignando lugares específicos por posición (a diferencia de su lista anual de los mejores jugadores, donde literalmente comparan QB con CB con DT), ya que es un poco más fácil unificar criterios. Y precisamente eso fue lo que pasó esta semana: quedó claro que en el tema de los corredores la opinión es unánime: esta posición ya no es lo que antes era.

De la lista de 12 jugadores elegidos en la posición los dos más “modernos” son Barry Sanders y Emmitt Smith, que dejaron de jugar entre finales de los 90 y principios del nuevo siglo. Y para ser sinceros, si tomamos en cuenta a los grandes corredores que han llegado a la NFL desde ese entonces, solamente hay tres nombres dignos de entrar en la conversación: LaDainian Tomlinson, Marshall Faulk y Adrian Peterson. Y es que muchos que han llegado a hacer ruido se pierden rápidamente (Chris Johnson es un gran ejemplo, o David Johnson) mientras que otros como Ezekiel Elliott, Christian McCaffrey o Saquon Barkley son muy jóvenes, así que aún no hay suficiente material para evaluarlos.

Personalmente creo que al menos Faulk merecía estar en la lista final. Pero también entiendo que otros corredores hayan sido elegidos por encima de él, ya que en el pasado los corredores tenían cargas de trabajo mucho más grandes. Y eso nos dice algo: los corredores de ahora ya no son lo que antes eran. Así que en esta posición sí podremos aplicar el viejo dicho de “todo tiempo pasado fue mejor”.

Las cosas que creo que sé

Considerando lo sucedido en la semana y con el partido del lunes por jugar, estas son las cosas que creo que sé:

1. La noche de Lamar Jackson. Durante varias semanas se ha hablado de la candidatura de Lamar Jackson al MVP de la temporada. Pues bien, creo que este lunes el QB de Baltimore va a demostrar el por qué de todo ese ruido con una actuación espectacular ante la irregular defensiva de los Rams. Y mientras pone su nombre al tope de la lista ayudará al hundimiento de los Rams en la carrera por la NFC West, división que se ve cada vez más lejos para el equipo de Sean McVay.

2. El juego de la semana será el 49ers vs Ravens. Yo sé que Patriots vs Texans y Vikings vs Seahawks lucen muy bien, pero el partido entre San Francisco y Baltimore debe ser el mejor de todos. Y será muy interesante porque representa una examen para ambas partes, ya que la defensiva de San Francisco tendrá las manos llenas con Lamar Jackson y la ofensiva de Baltimore estará ante una defensiva como pocas. Honestamente me reservo mi pronóstico porque necesito meditarlo, pero estoy seguro que será un gran partido.

3. Kirk Cousins romperá su “maldición de Prime Time”. Mucho se ha hablado y escrito de los problemas que tiene el QB de Minnesota con los partidos nocturnos, problema que viene desde su estancia en Washington. Pero da la impresión de que este año las cosas están empezando a cambiar para él, y creo que el próximo lunes ante Seattle podrá darle la vuelta a la página y dará un partido sólido ante los Seahawks. No sé si le alcanzará a Minnesota para ganar el encuentro, pero creo que en caso de perder Cousins no será una de las causas.

La canción de la semana

Los 49ers ya están 10-1 gracias a su dominante victoria sobre los Packers, y con esto son el mejor equipo del estado de California. Y de hecho son la gran esperanza de que este estado esté representado en el Super Bowl, así que la canción de la semana es precisamente esa: Save Me, San Francisco de Train.

Canción que, por cierto, podrían estar cantando en New England la próxima semana.

Los apuntes del football colegial de la NCAA y de México están en la siguiente página.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por