49ers: ¿próximo equipo en jugar en México e ir al siguiente Super Bowl?

0

El próximo lunes por la noche los San Francisco 49ers finalmente regresarán a tierras mexicanas para jugar en el Estadio Azteca contra los Arizona Cardinals. Y en esta ocasión, no pudieron hacerlo en mejor momento, pues se perfilan como uno de los favoritos de la NFC este año. Esto podría llevar a continuar una curiosa tendencia que envuelve la organización del Juego NFL en México: desde 2017, al menos un equipo que ha sido oficialmente seleccionado para jugar en México ha llegado al Super Bowl esa misma temporada:

  • En 2017 los Patriots aplastaron en el Azteca a los Raiders y perdieron el Super Bowl LII ante los Eagles.
  • En 2018 los Rams tuvieron que haber jugado en México contra los Chiefs; sin embargo, el juego se reprogramó en los Ángeles. De todas formas, al final de la temporada, los Rams fueron a perder el Super Bowl LIII contra los Patriots.
  • En 2019 los Chiefs primero derrotaron en México a los Chargers y después fueron a llevarse el Super Bowl LIV sobre los 49ers.

Por consiguiente, y viendo algunas señales del equipo que parte como favorito este próximo juego en México, ¿veremos el adelanto de uno de los participantes del Super Bowl LVII?

¿Cómo llegan los 49ers a Ciudad de México?

No hay nada más imparcial que los números a la hora del análisis deportivo. Para entender mejor el contexto que atraviesa San Francisco, basta con observar las estadísticas con las que se encaminan a la semana 11 de la NFL:

  • Son el segundo lugar de la NFC West y séptimo sitio de la conferencia nacional. Su récord actual es de 5-4.
  • Defensiva en yardas de la NFL número uno con 2 525 permitidas.
  • Mejor defensiva contra la carrera con 744 yardas concedidas.
  • Tercer mejor tasa de conversión en tercer down con 45.6%.
  • Únicamente han permitido nueve TD a sus rivales, la segunda mejor marca de la liga.

De estilo muy físico, otorgan poco y atacan por largos períodos de tiempo. El lunes podríamos tener un juego de largo desarrollo.

¿Qué los hace contendientes este año?

El estilo a la ofensiva de Kyle Shanahan: Propio de su padre, Mike Shanahan, Kyle ha pasado su carrera desarrollando un sistema muy variado en torno a los acarreos; por lo que se convierte en un estilo de juego poco favorable en el cierre de campaña, donde sus rivales suelen venir agotados del largo camino en el año.

La defensiva del coordinador DeMeco Ryans: Ryans se ha convertido en un tipo bastante respetado en la liga, muy en la línea de su predecesor, el ahora HC, Robert Saleh.

Hablamos de una defensiva complicada de vencer, con un front seven especialmente rocoso y un perímetro que se beneficia de ello. La agresividad es base en el playbook, lo que no siempre les favorece, pero ayuda mucho ante rivales como los Cardinals, que suelen buscar pases largos y tardan en desarrollar sus rutas.

 

Christian McCaffrey: El corredor ha logrado dar nuevas dimensiones al ataque de los 49ers. Desde su llegada subieron a 8.7 primeros y dieces por encuentro producto de acarreos; de acuerdo con Team Rankings, además de sumar 28.3 intentos de mover el balón por tierra en los últimos tres encuentros. Sin mencionar la mejoría en conversiones de tercer down y aumentaron a 2.3 TD por juego, gracias a Christian McCaffrey.

Ajustes de medio tiempo: Shanahan había tenido récord de 7-30 en juegos que iba perdiendo al descanso desde 2017, pero eso ya empezó a cambiar en la bahía. A lo largo de las últimas dos semanas, tras el descanso, San Francisco solo ha concedido 110 yardas totales, sin permitir puntos en el proceso. Y por eso le están dando oportunidades de remontar a su ofensiva.

El dominio de Nick Bosa: El defensive end ostenta el tercer mejor registro de la liga en capturas con 9.5 este año. Gracias a Nick Bosa, este pass rush ha logrado superar algo de inconsistencia llegándole al pasador rival. Tenerlo en plenitud de forma a partir de este momento puede ser la diferencia el resto del año, otra vez.

La presencia de Deebo Samuel: Tener a su mejor receptor sano siempre es crucial, sin embargo, ahora con la llegada de McCaffrey, puede ser difícil de adivinar que jugada puede salir del backfield en determinado momento. El no contar con Deebo Samuel, como en las dos semanas previas, fue difícil en el juego de pase. Las secundarias oponentes lo respetan, lo que evita que se concentren en sus compañeros. Su sola asistencia en el juego lo cambia todo.

Sus posibilidades realistas este año

Consultando la información y más allá de la tendencia relativamente cabalística que revisamos al principio de este artículo, es bastante viable ver a San Francisco en el Super Bowl de esta temporada. Como dijimos la semana pasada, este es uno de los equipos más relevantes para superar a los Eagles en playoffs y ser los que representen a la NFC en el magno evento de la NFL.

Sus condiciones recuerdan mucho al equipo que llegó al Super Bowl LIV hace ya unos años; cuentan con el ataque terrestre, la línea ofensiva, y principalmente, una defensiva élite. Adicionalmente, valorando la competencia que enfrentan este año, no es como si hubiera muchos equipos con la fórmula perfecta para derrotarlos.

Ya el año pasado pudieron acceder al juego de campeonato con menos argumentos que ahora, jugando incluso un poco peor. La cuestión es que es un grupo que juega mejor con mayor ritmo en el proceso, y demostró poder corregir sus defectos en últimas semanas. Al paso que van, podríamos ver el inicio de una gran racha en Ciudad de México. ¿Durará hasta febrero? Es muy posible.

¿Ustedes qué opinan? Pueden dejarnos sus comentarios debajo de este artículo o a través de nuestras publicaciones en redes sociales.

También te puede interesar:

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por