La NFL suspende al WR Calvin Ridley por apuestas

0

La NFL podrá haber entrado al mundo de las apuestas, pero esto no significa que sus jugadores puedan tener carta blanca para apostar. Tal es el reciente caso del Calvin Ridley receptor que ya había causado baja indefinida de los Atlanta Falcons el año pasado.

De acuerdo con diversas fuentes a lo largo de la liga, esta ha decidido suspender, al menos un año, al receptor de Atlanta:

De acuerdo a otro reporte de Adam Schefter poco después, la NFL determinó que Ridley apostó en diferentes encuentros, incluyendo de su propio equipo. Sin embargo, no se relacionó a nadie más dentro de la liga con el caso, incluyendo personal de otras franquicias.

Tras darse a conocer la decisión, el comisionado entregó un comunicado que dijo lo siguiente:

“Por décadas, la apuesta en los juegos de la NFL ha sido considerada entre las más significativas violaciones a la política de la liga, asegurando la más grande de las sanciones. (Dirigiéndose a Ridley) En este caso, fui informado y te felicito por tu solicitud inmediata de una entrevista y admitir tus acciones.”

Subsecuentemente, el equipo también dio su declaración en torno a los eventos, revelando que sabían de la investigación en curso por parte de las autoridades de la NFL:

“Tuvimos conocimiento de la investigación de la liga el día 9 de febrero. Hemos cooperado de manera completa desde que recibimos el aviso y apoyamos en los hallazgos de la liga y sus acciones posteriores. Continuaremos este 2022 tomando en cuenta este desenlace. Con la decisión que tomó la NFL, cualquier pregunta acerca la investigación se deberá dirigir a las oficinas de la liga.”

Dado que, aparentemente, el jugador se responsabilizó de lo sucedido, el castigo fue menos severo de lo que podría haber sido. No obstante, ya no podrá formar parte de esta temporada, sin importar si decide o no quedarse con los Falcons.

El impacto de la suspensión

Aunque solamente jugó cinco partidos en 2021, consiguiendo 31 recepciones para 281 yardas y dos anotaciones, Riddley, de 27 años, seguía siendo considerado un receptor excelente para la NFL.

Esta situación trae consecuencias inmediatas para su deseo de salir vía intercambio este año e involucra también la imposibilidad de convertirse en miembro de los Patriots, Colts, Raiders o algún otro equipo con mejor panorama que su conjunto actual.

Para empeorarlo, la selección de primera ronda del 2018, podría convertirse en un “apestado” por varias organizaciones, sin mencionar que, luego de jugar muy poco el año pasado por temas personales, ahora sumará una temporada completa de inactividad como mínimo, así que ya serían casi dos temporadas en paro. Lo anterior no solamente hace complicado que pueda volver a su nivel previo, sino que podría haber echado a perder una buena carrera profesional.

¿Qué deberían hacer los Falcons con el jugador?, ¿podrá volver a la NFL en el futuro? Esperamos sus opiniones al respecto.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por
x