¿Cuánto más pueden caer los Cowboys?

0

Si el partido del lunes ante Arizona no lo había dejado claro, hoy ante Washington fue evidente: los Cowboys están en crisis. Y no parece que vaya a  terminar pronto.

La debacle ante Washington

Después de ser exhibidos por los Cardinals el lunes pasado existía la sensación de que podían ganar el partido ante el Football Team y tratar de enderezar un poco su temporada, pero resultó ser todo lo contrario: siguieron cayendo y se vieron probablemente peor que frente a Arizona.

A la ofensiva el equipo se quedó en 142 yardas totales (59 por pase y 83 por tierra). Ezekiel Elliott, uno de los mejores corredores de la liga, fue limitado a 45 yardas este domingo, mientras que Andy Dalton completó 9 de 19 pases para 75 yardas con una intercepción (que vino en un pase que le pegó en las manos a Elliott).

Y a la defensiva les fue todavía peor. Washington acumuló 208 yardas por tierra y 189 por pase, quedándose sumamente cerca de hacer 400 yardas totales. Y lo más interesante de esto es que estamos hablando de la peor ofensiva de la NFL.

Y si a todo esto sumamos la reacción del equipo ante el golpe a Andy Dalton, tenemos un problema claro.

La revelación de los Cowboys

Una de las jugadas que más dice sobre el estado del equipo es el golpe que Andy Dalton recibió de Jon Bostic, mismo que lo dejó fuera del partido:

Después de recibir ese golpe muchos hicieron notar que no había surgido una respuesta de los compañeros de Dalton, lo que llevó a diversas conclusiones por parte de varios expertos.

“Los Cowboys no están conectados en el locker. Son un grupo egoísta que se presenta a jugar. Un montón de tipos “yo” que juegan como contratistas independientes. Es por eso que no pelean, se comunican o se defienden. Todos son artistas sólidos, no miembros de una banda.” dice Bucky Brooks.

Y tiene razón: la respuesta (o mejor dicho, la ausencia de esta) ante lo sucedido con Andy Dalton demuestra que los Cowboys no tienen ese espíritu de pelea que es necesario. Y básicamente va dejando ver que todos los rumores que surgieron en la semana son reales: Mike McCarthy perdió al locker en menos de media temporada.

Ahora mismo lo único que queda para los Cowboys es tratar de salir adelante en el resto de la temporada, con lo poco que tienen. Porque jugando como lo están haciendo en los últimos días, no aspiran ni al título de la NFC East, que es claramente el título divisional más sencillo en la historia de la NFL.