Los Packers confirman que no tienen rival en la NFC North

0

Por momentos el encuentro lució cerrado; parecía que una sorpresa en el Soldier Field podía hacerse presente, sin embargo, finalmente Aaron Rodgers y los Packers derrotaron a los Bears, confirmando una vez más su supremacía dentro de la NFC North. Green Bay no tiene rival serio dentro de su división y esto es lo que debes saber al respecto.

Los Packers confirman su supremacía en la NFC North

Esta tarde los Packers derrotaron a domicilio por 24-14 a unos Bears que se ven desamparados a la ofensiva. Con este triunfo, el QB Aaron Rodgers se coloca 22-5 en su carrera ante Chicago (su mayor cantidad de victorias contra algún equipo), además, Green Bay se puso 13-1 ante rivales divisionales bajo el mando del HC Matt LaFleur. Por ende, es seguro decir que este juego confirmó que el presente es otro año más de dominio de los Packers en la NFC North, y no se ve cómo ello pueda cambiar.

A la ofensiva Rodgers no lució tan amenazante como suele hacerlo: solamente completó 17 envíos para 195 yardas totales; una cifra muy baja comparada ante las 248.8 yardas que había promediado en lo que llevamos de año, sin embargo, acompañó su actuación con 2 TD aéreos y otra anotación terrestre. Además, el WR Davante Adams sigue demostrando que es de lo mejor de la NFL, y hoy acumuló 89 yardas totales en tan solo 4 recepciones.

Sin duda por aire lucieron dañinos los Packers, no obstante, el ataque terrestre no se quedó atrás: los RB Aaron Jones y A.J. Dillon combinaron para 135 yardas. Justo una ofensiva tan balanceada es lo que se necesita ante los Bears, quienes tienen una defensiva temible, pero que hoy no supieron contener a Green Bay cuando más lo necesitaron.

Ahora, del lado defensivo, crédito totalmente para el pass rush; en especial para el DT Kenny Clark. Innegablemente, la movilidad del quarterback de Chicago, Justin Fields, es superior a la promedio. No obstante, hoy se comió 4 capturas, y la mitad cortesía de Clark, quien lo hizo perder un total de 23 yardas totales en el último drive que tuvieron los Bears en el juego.

Tras dichos sacks, solo fue cuestión de manejo de reloj en los últimos dos minutos para que Green Bay, Rodgers, Matt LaFleur y compañía confirmaran su posición en la NFC North: con marca de 5-1 siguen siendo los rivales a vencer, pero no solo eso, sino que no hay punto de comparación con ningún otro integrante de la división.

Los Packers están dos escalones por arriba de sus rivales directos y, a menos de que suceda una catástrofe, ganarán caminando la Norte de la Nacional. Ahora, ¿están listos para romper la barrera del Juego de Campeonato de Conferencia? Con cinco victorias consecutivas, todo indica que sí.

La ofensiva de los Bears no camina ni con Justin Fields

El récord de Chicago podrá decir 3-3, pero la realidad es que se ven mal, sobre todo del lado ofensivo, donde no encuentran respuesta en la posición de quarterback, y el novato Justin Fields está teniendo problemas para adaptarse al nivel de la NFL. Su movilidad nadie la discute: hoy nos regaló 43 yardas en 6 acarreos, pero su juego principal, el aéreo, deja mucho que desear.

Esta tarde completó 16 envíos para 174 yardas, 1 TD y 1 INT; de hecho, dichas yardas acumuladas fueron su segunda máxima cantidad en lo que lleva de corta carrera; un número bajo para un quarterback que aún no cumple con las expectativas de suplir adecuadamente al QB Andy Dalton.

No obstante, si de novatos hablamos, hay algo rescatable a la ofensiva para Chicago: el RB Khalil Mack, egresado de Virginia Tech. Con David Montgomery en IR, y Damien Williams en la Reserva de COVID-19, hoy Mack lideró el ataque terrestre, y en 19 acarreos sumó 97 yardas, a ellas le sumamos las 75 de la semana anterior, y el HC Matt Nagy seriamente debe preguntarse por qué Mack es el RB3 de este equipo cuando tiene el potencial para, al menos, ser el suplente directo de Montgomery.

A la defensiva no hay mucho que evaluar. Chicago hizo lo que pudo para contener a Rodgers, y en otra situación, con otra ofensiva, algún equipo lo hubiera aprovechado. EL LB Khalil Mack registró un sack, al igual que Akiem Hicks y Robert Quinn. Gracias a este tipo de actuaciones en algún momento este juego estuvo 17-14 y una ligera luz de esperanza se prendió en Soldier Field, pero finalmente quedó claro que a Chicago le falta mucho ofensivamente hablando si pretenden pelearle la NFC North a Green Bay.

De hecho, suerte tendrán si logran robarle el segundo puesto a Minnesota.

También te puede interesar:

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por