Los Raiders levantan la mano en la AFC este arranque de temporada

0

Agónico y sufrido, pero el arranque de la Temporada NFL 2021 ha sido de ensueño para unos Raiders que registran tres victorias en tres encuentros, además, el QB Derek Carr está poniendo todo su esfuerzo para ser considerado en las pláticas por el MVP. Este domingo les tocó aprovecharse de unos Dolphins que, a pesar de un intento de remontada tardío, no tienen ni pies, ni cabeza; simplemente las cosas no funcionan en Miami. En este artículo recapitulamos la posición de ambos equipos dentro de la AFC hasta el momento.

Derek Carr y los Raiders levantan la mano en la AFC

No creo equivocarme cuando digo que nadie, o solo sus fans, esperaban un arranque de temporada tan brillante de los Raiders. Con victorias sorprendentes ante Baltimore, Pittsburgh y Miami, se ubican actualmente, junto a los Broncos, con la mejor marca dentro de la Conferencia Americana. Por ende, es hora de tomarlos en serio.

Derek Carr, hasta ahora, está luciendo por fin como el quarterback élite que no ha logrado ser desde que llegó a la NFL en 2014. Si bien nunca ha sido malo, jamás había mostrado un inicio tan prometedor de campaña como este: con 6 touchdowns y 1 203 yardas aéreas totales (lidera a la liga en dicho rubro), se posiciona como uno de los mejores jugadores hasta el momento, y aunque aún sea muy temprano en la campaña, merece ser visto como un claro contendiente a ganar el MVP este 2021.

Además, por si no fuera poco, tras este inicio los fanáticos de Las Vegas tienen una razón más por la cual ilusionarse: a lo largo de su historia, este equipo ha iniciado en 12 ocasiones una campaña con marca de 3-0, y en nueve veces como mínimo llegaron al Juego de Campeonato de la AFC. Y la última vez que lo lograron fue hace 19 temporadas, cuando en 2002 aparecieron en el Super Bowl XXXVII en contra de Tampa Bay, quienes eran dirigidos por el actual HC de los Raiders, Jon Gruden.

Ahora bien, no todo es perfecto. Hoy, sobre todo en el primer cuarto, Las Vegas demostró ser un equipo vulnerable, regalándole prácticamente 14 puntos a Miami, y de no ser porque la ofensiva de los Dolphins es una de las peores de la liga, la narrativa del encuentro hubiera sido distinta. Si pretenden seguir invictos, Jon Gruden no puede volver a permitir jugársela en 4&1 en su propia yarda 34, y Carr no debe volver a lanzar un pick-six de 80 yardas, porque decisiones como estas permitieron que Miami regresara al encuentro y lo terminara mandando a tiempo extra.

Sin embargo, aunque peleado y de último segundo, hoy los errores no pasaron a más: Derek Carr brilló, Peyton Barber suplió con creces la ausencia de Josh Jacobs, la tercera campaña de Hunter Renfrow pinta para ser fenomenal, Henry Ruggs está teniendo un inicio de año sophomore muy destacable y Darren Waller está haciendo todo lo necesario para ser considerado el mejor tight end de la NFL. Estos Raiders son de verdad, y por fin hay motivos para ilusionarse en Las Vegas.

Brissett ilusiona, pero Miami sigue siendo una decepción

Solamente porque existen los Jets, los Dolphins no son la peor ofensiva de la Conferencia Americana. Hoy quedó en claro que no es Tua Tagovailoa, no es Jacoby Brissett, ni la línea ofensiva, ni el backfield: es todo como conjunto lo que no camina, y aunque casi le sacan el juego a los Raiders, nadie debe dejar engañarse por un último cuarto de buen football; este equipo no va a llegar a ninguna parte con un ataque tan deficiente.

Esta tarde anotaron 28 puntos, pero prácticamente la mitad de ellos fueron gracias a una defensiva que, por mejor que sea realizando takeaways, no puede mantener a Miami siempre en el encuentro. Tras un 10-6 prometedor en 2020, no clasificar a los Playoffs este año sería un retroceso brutal para los Dolphins, y hasta el momento llevan ya dos derrotas que han generado más dudas que respuestas.

¿Qué necesitan los dirigidos por Brian Flores para mejorar? De entrada, un mejor playcalling de sus coordinadores ofensivos. No es posible que se den el lujo de realizar un pase pantalla en su propia yarda 1 regalando dos puntos en el encuentro. Además, hoy fue el debut de Will Fuller con los Dolphins, sin embargo, pasó desapercibido, y combinando su producción de hoy junto a la de DeVante Parker, apenas lograron recibir 62 yardas totales. De hecho, la ofensiva de Miami apenas registró 197 yardas aéreas, dicho en otras palabras, 160 menos que los Raiders.

Finalmente, tampoco puede negarse que sí hay cosas rescatables. La defensiva de Miami, aunque es la peor en porcentaje de terceras oportunidades permitidas, es experta en quitarle el ovoide a sus oponentes: con la intercepción de hoy del LB Elandon Roberts, Miami mantiene una racha de 25 partidos consecutivos registrando mínimo un takeaway, siendo la racha en activo más grande de la NFL, seguida muy por de lejos de la defensiva de los Cowboys (9).

Otro punto destacable es que el TE Mike Gesicki por fin volvió a jugar al nivel que se le conoce, registrando 10 recepciones totales para 86 yardas, duplicando su producción combinada dentro de las primeras dos semanas anteriores. Finalmente, cabe señalar el factor Jacoby Brissett, quien con más garra que talento, mandó este encuentro a tiempo extra, pero a pesar ello terminaron perdiendo por 28-31. Sin embargo, el final del juego fue buena señal pues con Tua en la Reserva de Lesionados, Brissett necesitará mostrar más de esto si no pretende hundir a Miami durante las próximas semanas.

¿Qué necesitan los Dolphins para arreglar uno de los peores ataques de la NFL? ¿Podrán los Raiders seguir con su buen paso y meterse a postemporada? Te leemos en los comentarios bajo este artículo y en nuestras redes sociales.

También te puede interesar:

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por