Los 30 estadios más importantes en la historia de la NFL – Top 5

2

Superamos las cien temporadas NFL en un viaje lleno de anécdotas, y para todo momento memorable se necesita un marco de tiempo y espacio. Se han escrito muchas cosas, y con justa razón, sobre los protagonistas de carne y hueso de este juego, pero en esta ocasión rendimos tributo a los templos de acero, concreto y cristal en donde se enmarca la acción de las leyendas de la NFL. Por ello traemos para ti última de seis partes de nuestro ranking con los treinta estadios más importantes en la historia de la NFL. Llegamos al Top 5, a la crema de la crema de la historia de la liga.

En nuestros criterios para esta ocasión nos pondremos un poco bohemios: nos alejaremos un poco del superlujo, modernidad y confort de los palacios insignia de la actual NFL para enfocarnos en aquellos inmuebles de valor histórico-sentimental, aquellos que representan momentos maravillosos para millones de aficionados con cierta inclinación a la vieja escuela. Por ello y por tratarse de un ejercicio personal, obviamente este conteo será totalmente subjetivo. Los invito a que participen en comentarios y redes sociales. ¿Vivieron alguno de estos grandes momentos ahí? Los leemos.

Tip ganador: Prepárense una botanita y den click en cada uno de los links de esta serie, porque los llevarán a disfrutar videos y uno que otro artículo de historia pura y dura de la NFL.

5. Mercedes-Benz Superdome – New Orleans, Louisiana

  • Equipo NFL: New Orleans Saints
  • Capacidad: 76 468 espectadores
  • Inauguración: 1975
  • Juegos memorables: Wild Card NFC 2000 Playoff Divisional 2006, Campeonatos de la NFC 2009 y 2018,  Super Bowls XII (1978), XV (1981), XX (1986), XXIV (1990), XXXI (1997), XXXVI (2002) y XLVII (2013).

El Superdome es un gran símbolo estadounidense para inaugurar el Top 5 de los estadios más importantes en la historia de la NFL. No solo es el estadio que más Super Bowls ha hospedado en la historia, sino que ganó gran fama luego de los trágicos sucesos del huracán Katrina en 2005 que dieron la vuelta al mundo y cuya recuperación sirvió como un símbolo de unión para la comunidad de Louisiana y el resto del país.

Más allá de su simbolismo, gracias a los renacidos Saints de Sean Payton y Drew Brees, el Superdome se ha convertido en un protagonista constante en momentos que han definido la NFL en el siglo XXI. Es cierto que por muchos años los Saints fueron el hazmereir de la liga, pero también hospedaron a leyendas de la NFL como Archie Manning, Rickey Jackson, Willie Roaf, Morten Andersen y más modernos como Will Smith, Jahri Evans, Roman Harper, Deuce McAllister, Reggie Bush y Marques Colston.

Entre los juegos memorables tenemos el Wild Card de 2000, cuando los Saints enfrentaron al campeón reinante los St.Louis Rams, a quienes vencieron por 28-31. En 2006, los mágicos Saints que por fin pudieron regresar a casa luego de un año fuera debido a los desastres del huracán, ganaron ante los Eagles 24-27  su segundo juego de Playoffs en la historia y primero en ronda divisional, cuya victoria les hizo pisar por primera vez el juego de campeonato de la NFC.

En 2009 los Saints por fin ganaron el Super Bowl, pero antes tuvieron que vencer a Brett Favre y los Vikings en tiempo extra por 28-31 durante el juego de campeonato de la NFC para después levantar su primer trofeo Lombardi.

En 2018 hospedaron su segunda Final de Conferencia pero cayeron en tiempo extra ante Los Angeles Rams 23-26, con todo y polémica incluida.

Pasando a los Super Bowls, este estadio ha visto a grandes leyendas nacer, consagrarse y hasta retirarse. En la edición XII  el mítico Roger Staubach ganó su último Super Bowl para los Cowboys. En la edición XV  Jim Plunkett tuvo su reivindicación en la NFL al ganar el MVP y el Super Bowl al vencer a los Philadelphia Eagles por 27-10.

En la edición XX vimos a los famosos Bears de 1985 consagrarse frente a los Patriots 46-10 con tremendo espectáculo defensivo. En el Super Bowl XXIV fue el turno de Joe Montana de armar tremendo espectáculo en la paliza frente a los Broncos a quienes vencieron 55-10 en lo que fue el cuarto trofeo Lombardi de Montana y San Francisco

También vimos la consagración de Brett Favre y los Packers modernos frente a los Patriots en la edición XXXI, en lo que fue el tercer trofeo de super Bowl de Green Bay y el único de Favre en su carrera. Hablando de tragedias, el Super Bowl XXXVI estuvo marcado por su cercanía a los ataques a las Torres Gemelas de New York, además de ser testigo del nacimiento de la leyenda de Tom Brady y la dinastía de los Patriots.

Por último, tenemos el “Super Bowl del apagón” y al mismo tiempo el “Harbaug Bowl” entre los head coaches y hermanos Jim y John en la edición XLVII, que significó el segundo Lombardi de los Ravens y la despedida de Ray Lewis como campeón.

4. Three River Stadium – Pittsburgh, Pennsylvania

  • Equipo NFL: Pittsburgh Steelers
  • Capacidad: 59 000 espectadores
  • Inauguración: 1970
  • Clausura: 2000 (demolido en 2001)
  • Juegos memorables: Campeonatos de la AFC 1972, 1975, 1978, 1979, 1994, 1995 y 1997,  Divisional 1972 (The immaculate reception) y 1974.

El original Templo de Acero, el cuarto de los estadios más importantes en la historia de la NFL y donde los Pittsburgh Steelers se convirtieron en la dinastía de los setenta al ganar cuatro Super Bowls y volverse una de las franquicias más populares en todo el mundo, gracias a su cultura ganadora y constante protagonismo. 

Acerca de sus leyendas, este equipo tiene una de las mejores fanaticadas, sobre todo en México y Latinoamérica, gracias a que son fans muy fieles a los Steelers y muchos de ellos conocen al derecho y al revés los grandes nombres que pisaron este campo, empezando por Joe Greene, el pilar de esta dinastía. Tenemos a Terry Bradshaw, Jack Lambert, Jack Ham, Mel Blount, Lynn Swann, John Stallworth, Mike Webster, Franco Harris, Chuck Noll; otros contemporáneos como Rod Woodson, Jerome Bettis y Bill Cowher en las laterales… ¿y qué tal Jerome Bettis, Joey Porter, Levon Kirkland o Hines Ward hace poco más de una década?

El Gillette Stadium, junto con este Three Rivers son los dos estadios con más Finales de Conferencia de AFC con siete cada uno. A diferencia de Browns y Colts, que también pertenecían a la NFL antes de unirse a la AFC en la fusión de 1970, Pittsburgh tenía un historial totalmente perdedor pero, curiosamente, en 1970 también se mudaron a este estadio y su suerte cambió por completo.

En 1972 se dio el primer gran juego de los Steelers en casa y uno de los más famosos en la historia, un divisional frente a los Oakland Raiders donde Franco Harris hizo la famosa Immaculate Reception para dejar al equipo de Oakland tendido sobre el campo:

Una semana después, cayeron en el Campeonato de la AFC frente a los invictos Dolphins en lo que sería el 15-0 en su récord. El éxito no tardó en llegar, los Steelers vencieron en el divisional de 1974 a los Bills rumbo Super Bowl IX y su primer Lombardi.

Después recibieron en la final de la AFC de 1975 a los Raiders, con victoria de 10-16 en el camino previo al Super X en que vencieron a los Cowboys . En 1978 el Three Rivers albergó otra final, ahora frente Houston Oilers a quienes los Steelers vencieron fácilmente 5-35 en el camino al Super Bowl XIII donde de nuevo vencieron a los Cowboys para el tercer Lombardi de la franquicia y nuevo récord de la NFL.

Los Oilers intentaron tomar revancha en el juego de campeonato de 1979, pero una vez más la Cortina de acero se impuso por 13-27 para así llegar y reclamar su cuarto Super Bowl en la edición XIV, en lo que fue una tremenda hazaña de los Steelers al ganar cuatro Super Bowls en seis temporadas. Lamentablemente la fórmula llegó a su fin, entre lesiones y el paso del tiempo, la era de la Cortina de Acero se había cerrado.

En 1992 llegó el head coach Bill Cowher al equipo, y con ello los siguientes años de gloria de este majestuoso inmueble. En 1994 recibieron la Final de Conferencia pero cayeron ante los Chargers 13-17. Un año después regresaron al Super Bowl luego de 16 años tras vencer a los Colts de Jim Harbaugh por 16-20.

Finalmente, en 1997, los Steelers dejaron ir la última oportunidad de despedir al Three Rivers Stadium como se merecía tras caer una vez más en la Final de la AFC ante los Broncos de John Elway por 24-21. Este estadio hospedó un total de 254 juegos en los que los Steelers tuvieron un gran récord de 169 victorias por tan solo 67 derrotas en temporada regular y 13-5 en Playoffs.

3. Texas Stadium – Irving, Texas

  • Equipo NFL: Dallas Cowboys
  • Capacidad: 65 675 espectadores
  • Inauguración: 1971
  • Clausura: 2008 (demolido en 2010)
  • Juegos memorables: Campeonatos de la NFC 1971, 1973, 1977, 1993 y 1995; divisionales 1992 y 1993

“El Texas Stadium tiene un hoyo en el techo para que Dios pueda ver jugar a su equipo favorito”. Palabras de Dwight Douglas, ex-linebacker de los Cowboys. Sin meternos en cuestiones religiosas, lo cierto es que este estadio es casi tan representativo a nivel mundial para el deporte como lo fueron el viejo Yankee Stadium en en New York, Wembley en Londres, el Maracaná en Río de Janeiro y el Estadio Azteca en la Ciudad de México, por lo que sin duda entra al podio de los estadios más importantes en la historia de la NFL.

La antigua casa de la franquicia más valiosa de los deportes a nivel mundial forjó su fortuna y legado en este inmueble, The America’s Team es un apodo tan presuntuoso como este bello inmueble por donde desfilaron grandes leyendas de los Cowboys como Roger Staubach, Tony Dorsett, Randy White, Bob Hayes, Mel Renfro, Bob Lilly, Tom Landry y los contemporáneos como Troy Aikman, Emmitt Smith, Michael Irvin, Deion Sanders, Larry Allen, Jimmy Johnson y los últimos héroes como Tony Romo, Jason Witten y Demarcus Ware.

Hay tantos juegos memorables que podríamos llenar una lista propia de 30 juegos en el Texas Stadium, pero trataremos de incluir a los más importantes. En 1971 contra los 49ers en el Campeonato de la NFC. En lo que sería la segunda edición entre ambos equipos, los Cowboys vencieron 3-14 a los Niners para avanzar al Super Bowl VI y ganar el primer Lombardi en la historia de la franquicia.

En 1973 Dallas recibió una vez más el juego de Campeonato, sin embargo cayeron ante los Vikings por marcador de 27-10 de cara al Super Bowl VIII. Dallas ganó su segundo Super Bowl en 1977 luego de tomar revancha ante Minnesota en la Final de la NFC por 10-27 para avanzar y conquistar el Super Bowl XII. El siguiente año perdería el Super Bowl ante los Steelers y entonces llegó la década de los ochenta en la que el equipo de Tom Landry cedió terreno ante 49ers, Redskins y Giants hasta que en 1989 se terminó la era de Landry para dar paso a Jerry Jones y su nuevo head coach, Jimmy Johnson.

En 1992 los Cowboys regresaron al Super Bowl y en el camino vencieron en casa en juego divisional 10-34 a los Eagles antes de vencer a los Niners a domicilio y culminar la temporada con la victoria ante los BIlls. Luego de negárseles el bicampeonato en dos ocasiones anteriores, los Cowboys por fin consiguieron la hazaña en 1993, no sin antes vencer a los Packers en casa 17-27 en juego divisional y a los Niners a domicilio 38-21 para al fin ganar dos campeonatos al hilo tras conquistar el Super Bowl XXVIII.

Ya con Barry Switzer al mando de los Cowboys, el Texas Stadium tuvo su último año de gloria en 1995, año donde por fin pudieron recibir el juego de campeonato en casa, ante los Packers de Brett Favre a quienes vencieron por 27-38 antes de ganar el Super Bowl XXX.

Desde entonces los Cowboys no han vuelto a una campaña de Super Bowl. Este estadio tuvo su último juego en 2008 luego de 313 partidos. Un estadio que dio tantas alegrías tanto a los Cowboys como a los rivales y que sin duda terminó de posicionar a la NFL como el deporte rey en los Estados Unidos.

2. Lambeau Field – Green Bay, Wisconsin

  • Equipo NFL: Green Bay Packers
  • Capacidad: 81 441 espectadores
  • Inauguración: 1957
  • Juegos memorables: Juegos de campeonato NFL 1961, 1965, 1967. Juegos de Campeonato de la NFC 1996 y 2007, juego divisional 2014

La casa que Curly Lambeau construyó y Vince Lombardi se encargó de inmortalizar es el indiscutible subcampeón entre los estadios más importantes en la historia de la NFL. La primera imagen que se nos viene a la mente cuando hablamos de football son golpes, tackleadas y un hermoso campo nevado, justo como el Lambeau Field con sus inmortales saltos a la grada después de un touchdown.

Grandes leyendas han pisado este campo desde 1957 como Bart Starr, Paul Hornung, Jerry Kramer, Jim Taylor, Ray Nitschke, Forrest Gregg y por supuesto Vince Lombardi como head coach, quien para muchos es considerado el mejor coach de todos los tiempos. Otros grandes jugadores como James Lofton, Reggie White, Sterling Sharpe y por supuesto Brett Favre y Aaron Rodgers. Tres de los mejores quarterbacks de todos los tiempos han pertenecido a esta franquicia y sus pases han deslumbrado a miles de personas en estos años en el Lambeau.

Para empezar, hablemos del juego de campeonato de la NFL de 1961 entre los Green Bay Packers y los New York Giants, fue el primero disputado en esta ciudad y el primer título de Vince Lombardi tras vencer a los Giants 0-37. Tras ganar nuevamente ante los Giants en NY 1962 los aficionados de Green Bay fueron testigos una vez más de otro campeonato de los Packers en 1965 tras derrotar al campeón defensor Cleveland Browns por 12-23 en lo que fue el último campeonato de la NFL antes del Super Bowl.

Llegó la nueva era, pero el campeón siguió siendo el mismo. Tras ganar el campeonato de la NFL y el Super Bowl en 1966, los todopoderosos Green Bay Packers retuvieron sus títulos en 1967, iniciando con el la Final de Campeonato de la NFL en casa ante los Dallas Cowboys, en un juego que sería recordado como el Ice Bowl:

Después de esa épica final, los Packers viajaron a Miami para vencer a los Oakland Raiders en el Super Bowl II en el último juego de Vince Lombardi a cargo de este equipo.

Los Packers sufrieron por años luego de la partida de Vince Lombardi hasta la llegada de Mike Holmgren y el joven Brett Favre, quien regresó a la franquicia a los primeros planos. En 1996 por fin volvieron ser anfitriones de otro juego de Campeonato de la NFC frente a los Carolina Panthers, a quienes vencieron por 13-30 en su camino al Super Bowl XXXI.

Pese al constante protagonismo de los Packers con Favre, no pudieron volver a albergar la Final de Conferencia en casa sino hasta 2007, cuando recibieron a los Giants y perdieron 23-20 en tiempo extra, en uno de los mejores juegos de campeonato de los últimos años. Ya con Aaron Rodgers en los controles, los Packers también han tenido emocionantes juegos como el divisional frente a los Cowboys de la Temporada 2014, donde vencieron 31-34 con una controversial llamada de pase incompleto de Dez Bryant.

El Lambeau Field lleva hasta el momento 384 juegos totales albergados y 17 victorias locales en 22 juegos de Playoffs. Lo más impresionante es que esto ocurre mientras se mantiene como el estadio más viejo de la NFL en activo y con la posibilidad de seguir aumentando su historia en los años venideros.

1. Candlestick Park – San Francisco, California

  • Equipo NFL: San Francisco 49ers
  • Capacidad: 69 732 espectadores
  • Inauguración: 1960
  • Clausura: 2014 (demolido en 2015)
  • Juegos memorables: Juegos de Campeonato de la NFC 1981, 1984, 1989, 1990, 1992, 1994, 1997 y 2011; Playoff Divisional 1988 y 2012: Wild Card 1998. 

Llegamos al número uno de los estadios más importantes en la historia de la NFL. Claro que no fue el estadio mas lujoso, ni el más bonito, pero lo adornaron sus casi cuarenta años de historia llena de momentos maravillosos de la NFL. Más de tres generaciones de fans hemos atestiguado al menos de un pedacito de historia de la NFL moderna y contemporánea ocurrida en este sitio.

Grandes leyendas de la NFL pisaron y se consagraron en este campo, incluso como rivales, pero fueron principalmente los 49ers quienes hicieron vibrar este estadio, desde los dirigidos por Bill Walsh como Joe Montana, Ronnie Lott, Jerry Rice, Roger Cragi, Charley Haley, Dwight Clark, Tom Rathman, Steve Young y aquellos más modernos como Terrell Owens, Bryant Young, Frank Gore, Patrick Willis y Joe Staley.

En los juego memorables tenemo la Final NFC de 1981 que marcó un cambio de dinastías, cuando Dwight Clark se alzó por los aires en aquella jugada recordada como The Catch:

Con este impulso, Niners vencieron 27-28 a los Cowboys para avanzar al Super Bowl XVI y levantar su primer Lombardi frente a los Bengals. En 1984 regresaron al juego de campeonato en casa, esta vez la víctima fueron los Chicago Bears a quienes vencieron 0-23 en la ruta al Super Bowl XIX donde vencieron a los Dolphins de Dan Marino. Luego de tres años de derrotas en playoffs, los Niners volvieron y ganaron al Super Bowl en 1988 tras vencer en casa a los Vikings 9-34 en el juego divisional.

En 1989 los Niners ganaron el Super Bowl “back to back” y empatarían a los Steelers con cuatro trofeos Lombardi, no sin antes vencer en la Final de Conferencia a Los Angeles Rams 3-30,  En 1990 los Niners buscaban convertirse en el primer equipo en ganar el Lombardi en tres temporadas consecutivas sin embargo se toparon ante los New York Giants y su campanada de visita 15-13 para luego conquistar el Super Bowl XXV.

El inicio de los noventa no fue nada sencillo para los Niners, quienes siguieron cayendo ante su gran rival, los Cowboys, en la Final de la NFC en 1992 por marcador de 30-20. La revancha llegó en 1994 cuando los Niners por fin pudieron vencer al equipo de Troy Aikman por 28-38 en su camino al Super Bowl XXIX y convertirse en la primera franquicia en ganar cinco anillos.

De ahí hasta 1997 los Packers de Brett Favre terminaron con las aspiraciones de los Niners en esa instancia, la última por marcador de 23-10 en la previa al Super Bowl XXXII. En 1998 San Francisco tuvo su última gran gloria y revancha: aunque no ganaron el Super Bowl se dio otra de las jugadas más memorables de la liga en la denominada The Catch II, en un pase de último minuto de Steve Young a Terrell Owens para eliminar a los Packers.

Tuvo que pasar más de una década para que en el 2011 San Francisco regresará al Campeonato de la NFC, aunque perdieron ante los New York Giants por 20-17 en tiempo extra. En 2012 llegó el último juego de Playoffs del inmueble en la ronda divisional, el cual ganaron los de casa frente a los Packers por 31-45, en lo que fue el camino al Super Bowl XLVII. En 2013 los Niners se despidieron del estadio en la victoria en MNF ante los Falcons en la semana 16.

En total se disputaron 358 juegos en el inmueble con mayor número de juegos de campeonato de la NFC con ocho ediciones de las cuales salieron siete campeones del Super Bowl, por lo cual se lleva el primer lugar del conteo de los estadios más importantes en la historia de la NFL… hasta el momento.

Con esto llegamos al final de una larguísima serie, en la cual quisimos hacer algo distinto y llevarlos en un viaje a través de los tesoros de la memoria de la NFL en video que está disponible en internet. Como aprendimos en esta saga, cada estadio en la historia de la liga forma parte del gran rompecabezas llamado NFL. Esperemos que esta colección de los 30 estadios más importantes en la historia de la NFL los haga volver varias veces al año a revivir la historia de nuestra liga favorita y, sobre todo, que los reconforte en aquellos momentos duros, en aquellos días y horas largas en los que no hay temporada regular y quieran saciar su sed de historia de la NFL.

¡Gracias por leernos!

No te pierdas la serie completa:

Los mejores estadios en la historia de la NFL
30 a 26
25 a 21
20 a 16
15 a 11
10 a 6
Top 5

2
Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
1 Comentarios de este post
1 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentarios más populares
2 Usuarios que han comentado
Óscar AguiletaDavid Covarrubias Maqueda Recientes comentarios por
  Suscríbete  
reciente antiguo más votado
Notifícame por
David Covarrubias Maqueda
Visitante
David Covarrubias Maqueda

Disculpa el señalamiento, pero hay un error en su reseña. Con respecto a que mencionan que Big Ben y Polamalu jugaron en Three Rivers Stadium, ellos llegaron a Pittsburgh cuando Steelers ya jugaba de local en Heinz Field. Saludos.

Óscar Aguileta
Visitante
Óscar Aguileta

Muchas gracias por el señalamiento David lo vamos a corregir, gracias por tomarte el tiempo de leer y comentar.