A tirar todo en los Texans (y que solo quede Deshaun Watson)

0

Los Texans cayeron hoy ante los Bengals en la penúltima semana de la temporada 2020 37-31. En un partido muy parejo donde la mayor ventaja fue de tan solo siete puntos, los Bengals demostraron tener equipo algo más competitivo sin Joe Burrow y ligaron victorias por primera vez en la campaña.. Para los Texans la historia es distinta, pues evidenciaron lo mal que están como equipo.

 Una defensiva muy limitada

La defensiva de los Texans puede tener a uno de los mejores jugadores de la historia en J.J. Watt, pero es momento de reinventarse. Houston ha permitido la segunda mayor cantidad de yardas por tierra a sus rivales; 5 yardas por intento, siendo la peor en esta categoría. En cuanto al pase, no están en los últimos lugares en cuanto a yardas, pero permiten que los QB rivales completen el 69.3% de sus pases. Simplemente hay que darse cuenta de que hoy los Texans permitieron a Brandon Allen – que en algún momento llegó a ser el tercer QB de Cincinnati – el mejor día de su carrera con dos TD, 371 yardas y un porcentaje de 78.3 de pases completos.

Otro dato que desnuda la pobre actuación de la defensiva de estos Texans es que son el equipo que menos pérdidas de balón provocan. Nadie en la liga tiene menos de diez pérdidas de balón provocadas, los Texans tienen apenas ocho. Está claro que a esta defensiva le urge un jugador de impacto como alguna vez lo fue Watt.

Tee Higgins 😳 @bengals @teehiggins5📺: #CINvsHOU on FOX
📱: NFL app // Yahoo Sports app: https://t.co/IFHvVPw7XT pic.twitter.com/erhlgDzkA6— NFL (@NFL) December 27, 2020

 Del otro lado, el peor ataque terrestre de la NFL

Bill O’Brien ya no está más en la organización, pero vaya que se encargó de arruinar la ofensiva de los Texans. El intercambio que hizo con los Cardinals, dejando ir a DeAndre Hopkins y trayendo a David Johnson, no ha rendido frutos. La ofensiva terrestre de Houston es la que menos yardas ha acumulado en la NFL promediando apenas 3.9 yardas por acarreo, siendo la cuarta peor en este departamento. Apenas han logrado anotar ocho TD por tierra y, tomando en cuenta que tres han sido por parte de Deshaun Watson, los Texans apenas han logrado que sus corredores anoten en cinco ocasiones.

 Deshaun Watson es un MVP

Si no fuera por el ex QB de la Universidad de Clemson, probablemente los Texans serían el peor equipo de la NFL. Watson constantemente ha sido presionado en esta temporada, Houston es el tercer equipo que más capturas de QB ha permitido con 45 en total; claramente si no fuera por la movilidad de Watson, este número fácilmente podría ser el más alto de la liga.

Un dato muy sobresaliente sobre su desempeño es el siguiente: a pesar de ser de las líneas ofensivas que más presiones permiten a su QB, de tener el peor ataque terrestre de la liga, combinado con una de las peores defensivas de la liga, de haber perdido a su principal arma ofensiva en DeAndre Hopkins, Deshaun Watson tiene el segundo rating de QB más alto en la NFL.

 

Letting
It
Fly!!!📺: FOX
📱: https://t.co/Nm64mQkAPf pic.twitter.com/fgkoRci0q9— Houston Texans (@HoustonTexans) December 27, 2020

Conclusión

Los Texans necesitan encontrar al head coach indicado que revolucione al equipo y con varios candidatos para el siguiente año, el puesto luce muy atractivo tan solo por la presencia de un nombre: Deshaun Watson. Todo lo demás en el equipo puede y debe ser dinamitado para inyectar en esta franquicia un espíritu ganador.

Es triste ver a un pasador de esta categoría enfrentar una reconstrucción (que no es su culpa, porque todavía no significa un golpe en el tope salarial que implique maniatar a la gerencia para encontrar talento) que eventualmente será larga y llena de frustraciones, pero es una prueba de caracter que Watson, con lo mostrado hasta ahora en la liga, podrá superar. Una vez que se borre el  año 2020 de su mente.