Previo a la Temporada NFL 2019 de los Baltimore Ravens

0

La temporada pasada fue de dos partes para los Baltimore Ravens: primero tuvieron la parte irregular de la campaña con Joe Flacco como QB, quien eventualmente se lesionó. Ahí comenzó la segunda parte, donde se dio paso a Lamar Jackson y el cambio de sistema ofensivo, que benefició a este equipo al punto que terminaron ganando la AFC North y logrando un pase a playoffs.

Ahora que Joe Flacco ya no está y este equipo es de Lamar Jackson vienen varias cuestiones para los Ravens: ¿podrán jugar una temporada entera con un sistema tan enfocado en el juego terrestre? ¿qué tanto bajará de nivel la defensiva con las partidas ocurridas en el offseason? y otras tantas que revisaremos a continuación.

¿Cuáles son las expectativas de los Ravens en 2019?

Considerando lo que hicieron en la segunda parte de la temporada y la marca de 10-6 en 2018, las expectativas para los Ravens son claras: ser un equipo competitivo en su división y  estar en la pelea por un boleto a la postemporada.

Lógicamente eso no será tan sencillo con los cambios que sufrieron a la defensiva, que era su fuerte el año pasado, y tampoco hay seguridad de que la ofensiva pueda seguir con el sistema eminentemente terrestre que emplearon con Lamar Jackson. Y es ahí donde está el reto para el coach John Harbaugh y compañía.

5 interrogantes de los Ravens rumbo a 2019

1.- ¿Puede cargar Lamar Jackson al equipo?

Esta es una de las grandes preguntas que hay en Baltimore, y es probablemente la más importante de todas. El año pasado Jackson tomó los controles de la ofensiva y había dos aspectos claramente definidos: por un lado el ataque terrestre era espectacular y resultaba complicado que las defensivas pudieran detenerlos, pero luego venía el momento de lanzar y surgían los problemas.

Y esa es la gran pregunta en torno a Lamar Jackson: ¿puede ser un QB franquicia que lleve al equipo de manera consistente? ¿Tiene las herramientas para echar a andar el juego por pase?

2.- ¿Cómo funcionará la ofensiva?

Greg Roman tomará los controles como coordinador ofensivo y su plan es implementar un plan semejante al que tenía con Colin Kaepernick en 2012: usar la read option, generar muchos esquemas con varios TE, hacer uso del jet sweep, etc. Todo eso suena bien, pero tampoco se puede olvidar que es un sistema que rápidamente perdió fuerza en su momento.

Es cierto que el grupo de receptores de los Ravens no es el mejor de la liga, pero también es imposible pensar que este equipo pueda jugar enteramente con ataque terrestre. Será muy interesante ver cómo Greg Roman genera un balance.

3.- ¿Qué aportará Earl Thomas a la defensiva?

El veterano safety viene de pasar muchos años en Seattle como un auténtico “jardinero central”, cuidando la parte posterior del campo. Con los Ravens parece que las cosas serán distintas, sobre todo porque el equipo quiere que Thomas reemplace a Eric Weddle, mucho más agresivo y versátil en su trabajo.

Se puede pensar que Thomas no tendrá problemas haciéndolo porque tiene el talento para cubrir el rol de Weddle, pero no deja de ser interesante descubrir cómo funcionará este ex integrante de la “Legion of Boom” en un nuevo sistema defensivo.

4.- ¿Qué pasará con el front-7?

Cuando comenzó el offseason parecía que los Ravens estaban preparados para dejar ir a Za’Darius Smith y Brent Urban, pero lo que realmente los sacó de balance fue perder también a C.J. Mosley y a Terrell Suggs en ese mismo periodo. Idealmente los Ravens hubieran querido mantener al menos a dos de esos cuatro elementos (especialmente Mosley), pero terminada la agencia libre se encontraron con que la mitad de su front seven se había ido.

Y lo que más llama la atención es que su plan de reestructuración básicamente consistió en usar elementos del mismo roster. De inicio se sabe que no tendrán el mismo “punch” de la temporada pasada, pero cuando menos deben ser eficientes.

5.- ¿Pueden regresar a los playoffs?

Esta es una pregunta que se resolverá conforme las preguntas anteriores vayan siendo contestadas. Se supone que los Browns son el favorito en la división y en teoría los Steelers estarán en la pelea. Eso complica el panorama para los Ravens, que tendrán que arrancar en buena forma y mantenerse así hasta el final.

De no ganar su división tendrán que pelear por un boleto a playoffs con varios equipos. Se supone que en la AFC South hay al menos tres contendientes (Colts, Texans y Titans), por lo que ahí habrá dos equipos peleando por boleto de comodín. Y en la AFC West las cosas se ven como una pelea entre Chiefs y Chargers. Partiendo de ese supuesto, habría dos equipos en la AFC North, dos en la AFC South y uno en la AFC West peleando por dos lugares como comodines. Y falta que algún equipo de la sorpresa (Broncos, Jets o Jaguars, por ejemplo) para acabar de enredar esto. No se ve fácil el camino.

El previo a la temporada 2019 de los Ravens continúa en la siguiente página.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por