Las 5 grandes caídas de la primera ronda del Draft NFL 2019

0

Como cada año el Draft nos trajo sorpresas con jugadores saliendo mucho antes de lo esperado y otros cayendo muy por debajo de lo que estaban proyectados. A continuación te presentamos los cinco jugadores que más sorprendieron con sus caídas en el primer round del Draft NFL 2019

EDGE Montez Sweat – Mississippi State

Cuando llegó el Combine Sweat llamó la atención por su velocidad, marcando el mejor tiempo dentro de las 40 yardas para un liniero defensivo en la historia. Después de esa actuación muchos lo colocaron como un prospecto de Top 10, con posibles destinos en equipos como Detroit o Buffalo.

Llegado el Draft los picks comenzaron a pasar y Sweat vio caer su posición, en gran parte por los reportes de que tiene un problema en el corazón. Según los reportes más recientes el problema fue mal evaluado y en realidad no es un asunto tan grave, pero el hecho es que Sweat salió del Top 25, cayendo hasta Washington el puesto 26.

WR D.K. Metcalf – Ole Miss

Considerado uno de los mejores receptores de este año, se suponía que Metcalf iba a ser elegido en la primera ronda, posiblemente dentro del Top 20. Vamos, en el papel y en lo hecho en el proceso previo al Draft todo apuntaba a que este jugador era una selección sólida.

Al llegar la primera ronda se hizo evidente que los jugadores defensivos eran mucho más valuados este año, por lo que los ofensivos tuvieron que tomar el asiento trasero.

OT Jawaan Taylor – Florida

Esta es una de las situaciones más extrañas de la primera ronda. Taylor era nuestro segundo mejor tackle en este Draft y parecía encaminado a ser selección de Top 10, siendo Jacksonville su destino más factible. Al final no fue ni de Top 10 ni de Top 20. Vamos, ni siquiera salió en el primer round.

Lo más interesante de todo esto es que salieron cuatro tackles en la primera ronda: Jonah Williams de Alabama (selección 11), Andre Dillard de Washington State (selección 22), Tytus Howard de Alabama State (selección 23) y Kaleb McGary de Washington (selección 31). Qué fue lo que alejó a los equipos de Taylor es un misterio, al menos por ahora.

CB Greedy Williams – LSU

Considerado un buen prospecto en la posición de cornerback, Williams cuenta con muchos de los atributos que los equipos buscan en la posición: buena velocidad, estatura, buenas manos y habilidad para recuperarse. Todo eso hacía que fuera proyectado dentro de la primera ronda, pero nadie se interesó al final del día.

Uno de los motivos por los que podría haber sido ignorado fue la poca atención que hubo de los equipos para esa posición. Solamente DeAndre Baker fue seleccionado en la primera ronda, y salió hasta el puesto 30. La impresión general fue que había mucho talento digno de segunda ronda en esta área, por lo que los equipos prefirieron esperar, afectando a jugadores como Williams o Byron Murphy.

QB Drew Lock – Missouri

Cierto, esta no era una generación ideal en el departamento de QB, pero daba la impresión de que había al menos seis equipos que podrían haber tomado a un jugador de esta posición en la primera ronda. Al final solamente fueron tres y Lock no estuvo en ese grupo.

La caída de Lock fuera del primer round puede haber venido por el hecho de que los los Redskins decidieron esperar para que Dwayne Haskins cayera hasta ellos en el puesto 15. Si Washington se hubiera movido hacia arriba para tomar a Haskins después de que los Giants tomaron a Daniel Jones entonces tal vez alguien más se hubiera espantado y las cosas habrían cambiado. Al final no se dieron esos movimientos de pánico y equipos como Miami, Green Bay o New England decidieron esperar pacientemente para el día de mañana, donde Drew Lock estará disponible.

Cobertura del Draft NFL 2019 en Primero y Diez

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por