Bengals o Ravens, ¿quién será el nuevo dueño de la AFC North?

1

No hay duelo divisional que no emocione más allá de la situación en la que un equipo se encuentre, y si consideramos que tanto Cincinnati como Baltimore están jugando a un nivel cercano a lo espléndido, entonces este encuentro de la Semana 7 merece toda nuestra atención. Bengals y Ravens pelearán por el liderato de la AFC North este próximo domingo en un juego que también traerá consecuencias en Cleveland y sobre todo en Pittsburgh. Esto es lo que debes saber al respecto.

¿Bengals o Ravens? ¿Quién para ser el nuevo rey de la AFC North?

Después de que en 2020 los Steelers se adueñaran de la AFC North, este año las cosas pintan distinto. Los Ravens (5-1) del QB Lamar Jackson han ganado cinco partidos consecutivos y marchan relativamente cómodos en primera posición, no solo de esta división, sino de toda la Conferencia Americana. Sin embargo, ello podría cambiar cuando el próximo domingo reciban a los Bengals (4-2) quienes, con una victoria, le arrebatarían momentáneamente a Baltimore el liderato divisional.

De entrada, el juego se inclina un poco más hacia los Ravens pues, además de ser locales, han ganado cinco juegos consecutivos sobre los Bengals, y los últimos tres por un margen combinado escandaloso de 31.7 puntos. De hecho, la última vez que se enfrentaron, en la Semana 17 de 2020, Baltimore registró 404 yardas totales por tierra, siendo apenas la cuarta ocasión desde 1950 que un equipo corre para 400+ yardas en un solo juego (Bengals, 2000; Bears, 1955; Giants, 1950).

Además, si el ataque por tierra llegara a fallar, esta vez los Ravens sí pueden sustentarse en su ofensiva aérea, sobre todo en el TE Mark Andrews, quien de momento acumula 468 yardas totales, empatadas con Travis Kelce como mejor marca de la NFL para un tight end. De hecho, cuando Andrews recibe para 50+ yardas en un encuentro. Baltimore tiene una sobresaliente marca de 22-2.

Aunado a ello, del lado defensivo, los dirigidos por John Harbaugh ya son un equipo más equilibrado. Este 2021 registran 14 sacks totales, y el LB Odafe Oweh lidera el rubro con 3. Lo anterior indica que el pass rush del equipo está sumamente bien distribuido y es sabido que, la línea que protege al QB Joe Burrow, no es la mejor de todas; ahí, en las trincheras, este juego podría llegar a definirse.

No obstante, Cincinnati no se queda atrás, y que estén con marca de 4-2 tiene su razón de ser. Con 14 TD, apenas después de 6 semanas, Burrow ya superó su total de touchdowns de 2020, y no es casualidad, ya que, las actuaciones del novato WR Ja’Marr Chase han sido descomunales: hasta el momento registra 553 yardas totales en recepción, siendo la segunda máxima cantidad en la historia de la liga para cualquier receptor novato desde 1960, solo superado por Anquan Boldin, quien acumulaba 592 en 2003.

Pero, a pesar de ello, si pretenden dar buena pelea, deberán enfocarse en algo primordial: detener la versatilidad de Jackson. Para esto, del lado defensivo cuentan con su nueva superestrella, el DE Trey Hendrickson, recién llegado de New Orleans y que empezó este año donde dejó 2020: capturando quarterbacks. Momentáneamente registra 5.5 sacks, marca que lo tiene dentro del Top 10 de la NFL.

Los anteriores solo son algunos puntos clave del encuentro que veremos el próximo domingo en punto del mediodía hora del Centro de México, no obstante, lo que pase en este duelo tendrá repercusiones en otros frentes: Pittsburgh y Cleveland.

 

Joe Burrow Bengals
QB Joe Burrow, Cincinnati Bengals

Implicaciones en Pittsburgh y Cleveland

No es sencillo ser ninguno de estos dos equipos ahora. Cleveland perdió indefinidamente a sus RB Nick Chubb y Kareem Hunt, además de a su QB Baker Mayfield, por lo que tendrán que enfrentar de la mano de Case Keenum a los Broncos en este Thursday Night Football de la semana 7. Por su parte, Pittsburgh, quien se encuentra en último lugar de la división, descansa esta semana, lo que significa que el liderato divisional podría alejarse aún más tras el duelo entre Baltimore y Cincinnati.

En el supuesto caso donde los Ravens salgan con un triunfo, sí o sí, los Steelers quedarían a 2.5 juegos de Baltimore en la división y, honestamente, con el nivel de juego tan bajo del QB Ben Roethlisberger, sería solo el principio del fin para que los dirigidos por Mike Tomlin empiecen a dar por perdido el año pues se ve casi imposible que este equipo pueda seguirle el paso a los Ravens.

De lo contrario, si los Bengals dan la campanada, el panorama tampoco sería mucho mejor pues, aunque los Steelers quedarían a 1.5 juegos de diferencia, tener que perseguir y alcanzar a dos equipos que tendrían el mismo récord en la primera posición divisional sería prácticamente una tarea imposible considerando que en el papel Pittsburgh es el más débil de esta división.

Finalmente, el panorama luciría igual para los Browns, ya que tienen la misma marca que los Steelers, sin embargo, tienen un roster más completo y, cuando Mayfield, Hunt y Chubb vuelvan a estar sanos, este equipo debería seguir siendo capaz de pelear dentro de su división o al menos por un cupo Wild Card a los Playoffs. Si las lesiones se lo permiten, a diferencia de Pittsburgh, en Cleveland aún no es momento de oprimir el botón de alerta.

¿Serán los Ravens los nuevos monarcas de la AFC North o Joe Burrow y compañía darán la campanada? ¿Podrán los Steelers o Browns dar una voltereta a la división a lo largo de 2021? Te leemos en los comentarios debajo de este artículo y en nuestras redes sociales.

También te puede interesar:

1
Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
1 Comentarios de este post
0 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentarios más populares
1 Usuarios que han comentado
Delira Recientes comentarios por
  Suscríbete  
reciente antiguo más votado
Notifícame por
Delira
Visitante
Delira

Excelente articulo Luigii