La salida de Jon Gruden, ¿bendición disfrazada de tragedia?

0

Por Lizandro Gutiérrez (@nasandro12). Sigue su proyecto en @nacionpatriots y nacionpatriota.com

El escándalo del Washington Football Team tuvo otro capítulo que incluyó al ahora ex entrenador Jon Gruden, y siguiendo la línea de todo lo hecho desde su regreso en 2018, perjudicó a Las Vegas Raiders, cortando de tajo un proceso y contrato de 10 años por 100 millones de dólares. 

Los caminos del Dios Football son misteriosos

Entendemos y conocemos el sentimiento y cariño que había entre la franquicia y afición con Jon Gruden, pero de verdad, no hay muchas cosas a destacar de su regreso. Fue head coach en 53 partidos, ganando 22, perdiendo 31 con porcentaje ganador de .415. Sus reclutamientos y movimientos de personal fueron dudosos en el mejor de los casos, destacando sus horribles picks en primera y segunda ronda, además de algunos agentes libres que hablaron pestes de él y la franquicia (Antoniooooooo).

Sumamos la difícil situación de Derek Carr, el cual fue atacado por su coach y aguantó tres años y medio de rumores y amagos para deshacerse de él. Al final, hasta el criticado Mike Mayock puede sentir que respira, ya que la influencia de Jon Gruden abarcaba todo en la franquicia.

Señales de rompimiento con Jon Gruden

Nadie en el planeta puede decir que temía que Jon Gruden saliera por su cuenta del equipo. Ninguna persona apostaba porque hubiera una razón que lo obligara a renunciar y perder el contrato desventajoso para la franquicia que los Raiders le otorgaron en su desesperación. Aunque debo decir que la mayoría de las personas estaban dudosas por la implementación de ideas y trabajo que no parecían ser las correctas, manejándose con un estilo anticuado y de pocos resultados.

 

Todo lo que debes saber de los Raiders esta Temporada NFL 2021

 

 

Claramente estaba desfasado, Jon Gruden parecía que se ocultó en una cueva durante más de diez años y nunca vio football desde entonces. Su estadía en ESPN era más personaje que sustancia, por lo cual, pocas cosas vimos decentes en Las Vegas. Sus picks de rondas bajas, algunas rachas de victorias en 2019, 2020 y el comienzo de 2021 daban señales de que se podía, pero una constante de los Raiders era su bajón terminando el año, lo cual, aunque se dijera que no, tenía preocupado al dueño Mark Davis.

Los Raiders no pierden rumbo en primer partido sin Jon Gruden

No podemos negar que, a pesar de todo, el equipo tiene cosas decentes, este año está tomando forma a pesar de las terquedades de Jon Gruden. Las Vegas está aprovechando su mejor momento y con 4-2, está al tope de su división peleando con los Chargers. No es momento de hablar que se colarán sobre Kansas City, pero tienen un roster más equilibrado que otros años y con el relajo que es Denver, la juventud de los Chargers y la minicrisis de los Chiefs, pueden sorprender, ya que son el equipo menos cambiante de la división.

Faltan varias piezas, un corredor para compartir con Josh Jacobs, un tight end bloqueador de nivel, un par de linieros ofensivos para rotar, un esquinero y profundo veteranos que apoyen al joven grupo que, aunque tiene talento, muestran indisciplina que cuesta juegos.

Aún no hay candidato ideal para coach de los Raiders

Me encantaría soñar con grandes nombres, desearía poder aportar algo definido que emocione a la fanaticada. Lamentablemente, la estabilidad que daba el horrendo contrato de diez años fue parte un seguro para evitar preocuparse por ese detalle, y parte aceptar que Las Vegas no es todavía un destino atractivo.

Considero que no debemos ver el football colegial en este momento, por lo que, dependiendo un poco de cómo se comporte el equipo el resto de 2021, es utópico pensar que Rich Bisaccia sea la versión siglo XXI de John Madden, Tom Flores o Art Shell. El interino es respetado y se ve que el equipo lo estima, pero la franquicia necesita alguien que pueda dar el siguiente paso que se ha negado por casi 20 años.

Creo que el perfil de este equipo está en gente joven que este teniendo buenos momentos, me gusta mucho Brian Daboll, me gusta menos Todd Bowles, pero ambos tienen ya el recorrido en varios equipos donde han destacado por desarrollar y desempeñarse de forma destacada.

¿Este año podría ser mejor sin Jon Gruden en los Raiders?, ¿Qué head coach es mejor para Oakland, el de personalidad tóxica o alguien que trabaje y este actualizado? Gracias por su preferencia, amigos, recuerden, ¡Todos somos Primero y Diez!

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por