Los Cowboys son un equipazo, Mike McCarthy ¿el freno de mano?

0

Por Sebastián Vallejo. Sigue su proyecto en @HolyRollerNFL

Los Dallas Cowboys continúan acumulando victorias en la temporada 2021. Esta organización perdió por estrecho margen ante Tom Brady y los Tampa Bay Buccaneers en la Semana 1. Desde entonces han ganado cinco juegos al hilo, superando al ex equipo de Brady, los New England Patriots, el domingo por la tarde.

Así, el equipo de la Estrella Solitaria se dirige a su descanso en la semana 7 con más respuestas que preguntas y luciendo como el equipo claro a vencer en la NFC East. Ningún otro rival de su división tiene más de dos victorias, y Dallas podría asegurarse un lugar en los playoffs antes de diciembre, pero, este equipo tiene un enorme problema, y no es un jugador.

Las nuevas armas complementan al núcleo veterano

El quarterback Dak Prescott tiene una abundancia de riqueza en las posiciones de habilidad ofensiva. En el caso de Ezekiel Elliott y Tony Pollard, esta maquinaria terrestre se combina para 101 acarreos para 592 yardas, y luego del desbalance en la Semana 1, esta unidad le ha dado la tranquilidad al coordinador ofensivo Kellen Moore de poder cerrar juegos a su propio gusto.

Por otro lado, los fuegos artificiales con la presencia de Amari Cooper, CeeDee Lamb y un no tan conocido pero efectivo Cedric Wilson, el juego aéreo de los Cowboys no tiene rival, considerando que los tight ends Dalton Schultz y Blake Jarwin también traen con qué asustar al rival, por eso es que esta ofensiva es justo lo que esperamos al comience de la temporada 2021.

En 2020 la línea ofensiva de este equipo sufrió mucho, Travis Frederick se retiró, mientras que el equipo perdió a Tyron Smith por 14 juegos, Zack Martin por 6 juegos, y La’el Collins se ausentó todo el año. Por consecuencia, Dallas cayó en los rankings en esta unidad. Sin embargo, este año, con todas las bajas que han sufrido, no se han visto nada mal abriendo el paso a un ataque terrestre que sigue en ascenso, y dándole la protección necesaria a su quarterback franquicia. No podemos esperar a ver esta unidad en su mejor momento, porque será una locura aún más grande.

El impacto inmediato de Dan Quinn en la defensa

La mejora es obvia desde que este coordinador defensivo reemplazó a Mike Nolan a inicios de año, con tantos jugadores que han tenido la oportunidad de prosperar bajo el nuevo mandato de Dan Quinn, que van desde Trevon Diggs (11 pases defendidos, 7 intercepciones y 2 TD) hasta Randy Gregory y Micah Parsons con su pass-rushing También estamos realmente emocionados viendo lo que Osa Odighizuwa está trayendo a juego defensivo, junto con un tándem de linebackers que, si no son los más reconocidos, han podido corregir tus problemas contra el ataque terrestre y la cobertura de pase cada semana.

 La temporada pasada esta defensiva no pudo apoyar el éxito inicial de la ofensiva y, vamos a ser sinceros, no creo que la unidad de este año es perfecta, pero al menos no está siendo un obstáculo para su propia causa, y sí eficiente en momentos donde la organización los necesita más.

Entonces, el gran problema es… Mike McCarthy

La llegada  del head coach Mike McCarthy parecía convertir por sí misma a los Cowboys en un equipo que puede competir en todos los niveles. No tenía miedo de hacer decisiones controvertidas como intentos de cuarta oportunidad, apuestas de equipos especiales o manejo del tiempo, pero desafortunadamente, a un año de su mandato, las cuentas arrojan que él es el mayor problema que ha tenido es organización. 

Se ha dicho que las cosas no se pueden simplificar más de lo que ya están y, finalmente, los jugadores y coaches tienen que ejecutar mejor en equipo. Justo o no, hacer que los jugadores estén a la altura de las expectativas es un trabajo de los coaches, en los entrenamientos y en la mentalidad que se implementa cada día en el campo de juego.

Por ello, no estoy seguro de que Mike McCarthy sea el tipo adecuado para este trabajo. Tampoco creo que sea necesario cortarlo esta temporada, aunque este 2021 es clave para su continuidad en la organización dado su historial de errores, y es altamente probable que termine pesando más que ayudando en el balance final de la temporada. Sin embargo, también hay que reconocer que ha hecho un puñado de cambios positivos que el roster.

Eso, por sí solo ofrece la esperanza de que los Dallas Cowboys algún día vuelvan a ser grandiosos.

¿Para tí Mike McCarthy es un freno de mano o llevará a los Cowboys a lo más alto? Te leemos en los comentarios bajo este artículo y en nuestras redes sociales.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por