Ganan los Vikings, ¿empiezan las alarmas en Carolina?

0

Por Jesús Villamonte.

En uno de los partidos menos atractivos de la Semana 6 y que tuvo que irse hasta tiempo extra, los Minnesota Vikings por fin reflejaron en el marcador (28-34) el nivel decente que han mostrado hasta el momento de la temporada y, aunque sufrieron, dieron cuenta de unos Carolina Panthers que ya hacen saltar las alarmas con su tercera derrota en fila.

 

Un juego de “fantasmas”, y no solo para Sam Darnold

Al comienzo de este partido, se notaba como protagonistas varias situaciones fantasmagóricas, la primera de ella fue literalmente el primer pase de Sam Darnold en el juego, que terminó en intercepción por parte de Bashaud Breeland, un balón para los Vikings que iban a convertir solamente en gol de campo. 

Luego tocó el turno de los sustos para los de Minnesota: un fumble de Justin Jefferson que los Panthers iban a capitalizar con una anotación. Segundos antes del medio tiempo, una conversión de dos puntos luego de tomar ventaja 12-10 fue fallada y nos fuimos al descanso con la idea de que iba a ser un partido flojo. 

Al empezar la segunda mitad esa idea pronto quedó descartada y comenzaron a hacerse presentes más fantasmas para Carolina: ahora en forma de patada de despeje bloqueada que terminó en TD, luego dos fumbles –el primero de D.J. Moore, el segundo de Darnold y el partido se les ponía cuesta arriba 28-17 a mitad del cuarto periodo. 

El show de errores continuó cortesía de los Vikings y de qué forma, primero gracias a Darnold comandando una ofensiva para empatar el juego luego de una conversión de dos puntos  para igualar a 28, faltando 40 segundos, y luego con el pateador Greg Joseph fallando dos goles de campo, uno de ellos al final del partido de 47 yardas para ganar, con el reloj en ceros.

Al final, los fantasmas se quedaron en Carolina, ya que un pase de anotación en tiempo extra de Kirk Cousins para K.J. Osborn les dio la victoria

¿Qué sigue para Vikings y Panthers?

De este modo, los Vikings se ponen con récord de 3-3 y recomponen el camino en una NFC North que tiene dueño, pero hay lugar para una lucha férrea por el segundo puesto, mientras que los Panthers perdieron la ventaja que habían logrado en septiembre, y deseando con todas sus fuerzas que su RB estrella, Christian McCaffrey, pueda estar listo para la siguiente semana.

El problema para los Panthers es que su juego cada vez se ve menos consistente, sin importar quién comande ese backfield. ¿Crees que puedan enderezar el rumbo en sus próximos partidos? Te leemos en los comentarios bajo este artículo y en nuestras redes sociales.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por