Bill Belichick incomoda a los mejores ataques con su defensiva

1

Los Dallas Cowboys necesitaron de tiempo extra para conseguir su primera victoria en el Gillette Stadium frente a los Patriots por marcador 35-29 en el duelo de la semana 6, y claramente el head coach de Bill Belichick no se los hizo para nada más fácil.

 

 

El camino no fue sencillo para uno de los ataques más explosivos de la liga, el de los Cowboys, quienes enfrentaron presión constante de la frontal contraria, se vieron frenados en zona de gol y experimentaron entregas de balón que les complicaron las cosas.

El marcador vio los primeros tres touchdowns en el primer cuarto, dos de New England y uno de Dallas; y el siguiente vino hasta los 5 minutos finales del tercer cuarto. Esto es la muestra perfecta de cómo los Patriots incomodaron muchísimo a Dak Prescott y compañía, quienes a pesar de mover el balón entre las veintes, no convertían en puntos.

La especialidad de Bill Belichick

Por años hemos visto y hemos hablado de cómo el punto más brillante de Bill Belichick reside en anular a la mejor arma del equipo contrario. Hoy contra los Cowboys tenía una tarea difícil dada la variedad de formas en las que el equipo texano puede atacar; sin embargo, parece que lo más importante para él fue incomodar a Prescott.

Ya fuera manufacturando presión o  disfrazando coberturas en la secundaria, BB logró que Prescott  por momentos luciera errático. En una ofensiva cargada de talento, el que Belichick decida centrar su juego en este QB se puede tomar como un cumplido para la habilidad de Prescott.

La defensiva de New England no consiguió sacks en el partido, pero jugadores como Matt Judon y Christian Barmore presionaron y golpearon al QB rival.

La de los Patriots es una defensiva que puede permitir yardas, pero que muy seguido va a salir del campo antes de que el rival consiga puntos. De hecho, Dallas requirió de una jugada de equipos especiales –en la que bloquearon una patada de despeje– y una intercepción regresada hasta la zona de anotación para mantenerse en el juego.

Tras la patada bloqueada, la defensiva una vez más logró detener en zona de gol y dejar sin puntos al rival.

Podemos encontrar similitudes entre lo que hicieron hoy y ante los Buccaneers hace un par de semanas, cuando también enfrentaron a una ofensiva llena de armas y se concentraron en incomodar al QB contrario, por medio de presión y coberturas disfrazadas.

¿Qué sigue para los Patriots?

El récord de este equipo es solo de 2-4, y tienen un largo camino por delante, sobre todo cuando en su división están los Buffalo Bills, que hoy parecen uno de los mejores equipos de la liga,

Al final a los coaches se les juzga por juegos ganados y perdidos; sin embargo, si ampliamos el panorama, podremos apreciar que la labor de Bill Belichick es muy destacada, poniendo a sus jugadores en la mejor posición posible para compensar su falta de talento. Lo que le hace falta son los playmakers de ambos lados del balón.

¿Qué te parece esta nueva derrota de los Patriots? ¿Son los Cowboys ya un contendiente en la NFC este años? Te leemos bajo los comentarios de este artículo y en nuestras redes sociales.

1
Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
1 Comentarios de este post
0 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentarios más populares
1 Usuarios que han comentado
Pepe Recientes comentarios por
  Suscríbete  
reciente antiguo más votado
Notifícame por
Pepe
Visitante
Pepe

La estadística dice que muy poco han llegado a playoffs empezando con 2-4. No entiendo cuál es el punto de elogiar a BB cuando lo único que importa es quien ganó. Se nota lo anti cowboys