Despierta el ataque de los Steelers ante el espejismo llamado Denver

0

Una tarde de resurgimiento para los Steelers, en especial para su ofensiva de la mano del novato running back Najee Harris, quien por fin cumplió con lo que se esperaba de él desde la Semana 1. Es cierto que el rival en turno, uno de los que menos confianza ganó pese a ganar los primeros tres juegos de la temporada, mostró muchas deficiencias en ambos lados del balón.

Finalmente obtienen la segunda victoria del año por marcador de 27-19 en un cierre dramático cuando los Broncos buscaron el empate en la última jugada.

Ganan confianza, pero los Steelers tienen mucho que corregir

La ofensiva de los Steelers comenzó con muchos problemas en los primeros cuatro partidos de la temporada, pero esta tarde se vio diferente gracias al éxito por tierra de Najee Harris quien consiguió 122 yds en 23 acarreos, 5.3 yardas por acarreo en promedio y una anotación.

Por su parte Ben Roethlisberger aprovechó la buena actuación de Harris para lanzar mejores pases aunque no se salvó de cometer errores, pocos de ellos resultaron costosos. En una ocasión tardó en encontrar a su objetivo y sufrió un sack que le provocó balón perdido mismo que recuperó el rival. En un par de ocasiones se salvó de la intercepción porque a los defensivos de los Broncos, hola Alexandre Johnson, se le cayeron de las manos.

Pero el par de pases de anotación para Diontae Johnson y Chase Claypool compensan cualquier error para Big Ben en una tarde en la que terminó lanzando 253 yardas en 15 pases completos de 25 lanzados y cero intercepciones.

No hay que tomar esto como el despertar de la ofensiva. El rival de esta semana nunca pudo ajustar, dio segundas oportunidades y se aprovechó bien. Tenemos que ver constancia de esta ofensiva para comenzar a pensar en un progreso real.

Los Broncos regresaron a la realidad

Pudimos haber encontrado y leído argumentos que justificaron la derrota de la semana pasada de los Broncos en casa ante los Ravens, sobre todo porque Teddy Bridgewater no jugó en la segunda mitad. Sin embargo, hoy no se les vio ni idea, ni buena ejecución, ni capacidad de ajuste. Nada tampoco del Teddy B de las primeras tres semanas.

Su capacidad para lograr el primero y diez fue limitada, terminando con un 17% de eficiencia en terceras oportunidades (dos de 12). Y es que fueron poco efectivos en los primeros downs enfrentando constantemente terceras y largo. Llegaron a zona de gol, pero los errores los echaban para atrás evitando que pudieran conseguir anotaciones de seis.

Al final, la desesperación y la ausencia de Najee Harris por lesión ayudaron a montar un posible drive del empate que se quedó a nada porque suelen abandonar el juego terrestre teniendo a un jugador físico como Javonte Williams que puede generar yardas en terreno corto.

Este récord 3-1 previo a este juego no nos dice lo que realmente mostraron hoy. Una vez más, será una temporada larga para los Broncos.

¿Qué sensaciones te deja la victoria de los Steelers y la caída de los Broncos tras este juego de la Semana 5? Te leemos en los comentarios bajo este artículo y en nuestras redes sociales.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por