¿Qué es la etiqueta de jugador franquicia y cómo funciona?

0

Dentro de las fechas más importantes que debes conocer del calendario NFL 2021 se encuentra el periodo de etiqueta de jugador franquicia, que empieza mañana 23 de febrero y se extiende por un lapso de 14 días hasta el 9 de marzo. En estas dos semanas, todas las franquicias de la NFL tienen la oportunidad de seleccionar a uno de sus mejores jugadores y etiquetarlo para retener su talento o recibir futuras compensaciones en caso de perderlo en la agencia libre. Aquí te explicamos, qué es y cómo funciona el franchise tag de la NFL.

¿Qué es la etiqueta de jugador franquicia y cuántos tipos hay?

La etiqueta de jugador franquicia es una herramienta que tienen los equipos para designar a un potencial agente libre y así retener sus servicios u obtener notorias compensaciones a futuro, si es que dicho jugador etiquetado llega a ser contratado por otro equipo. Es importante recalcar que todos los equipos cuentan con ella, pero solo pueden designar a un jugador con esta etiqueta cada año. Existen tres tipos de etiquetas.

  • Etiqueta de jugador franquicia exclusiva: cuando un jugador recibe esta etiqueta no puede negociar con ningún otro equipo, es decir, está amarrado a su equipo original, el cual puede llegar a un acuerdo a largo plazo con el jugador antes del inicio de los training camps, pero de no llegar a un acuerdo, dicho jugador tendrá que jugar bajo esta etiqueta, lo cual le garantizará un promedio de los cinco mejores salarios en su posición.
    Sin embargo, existen casos donde esta etiqueta es aplicada por años consecutivos, y bajo esos términos, cuando se la aplican por segunda vez, el jugador va a recibir el 120 % de su salario anterior o el promedio de lo que ganan los mejor pagados de su posición dentro de la liga (lo que sea mayor), y si la llegase a recibir por tercera ocasión (lo cual es el máximo), como le sucedió en su momento a Kirk Cousins, recibirá entonces el 140 %.
  • Etiqueta de jugador franquicia no exclusiva: la diferencia con la anterior es que el jugador que recibe esta etiqueta sí tiene la oportunidad de recibir y aceptar ofertas de otros equipos. A dicho jugador le va a pagar su equipo original, pero puede negociar con otras franquicias y si otro equipo le ofrece un contrato a largo plazo, el equipo original tendrá dos opciones: igualar esa oferta en un máximo de una semana para retener los servicios del jugador o dejarlo ir y como compensación recibir dos picks de primera ronda del otro equipo, sujetos a disponibilidad.
  • Etiqueta de transición: cuando un equipo impone esta etiqueta le tiene que pagar al jugador un promedio del top 10 de los salarios en su posición, pero este jugador sí puede firmar con cualquier otro equipo, y de llegarlo a hacer, su equipo original no recibe ninguna compensación, pero sí puede intentar igualar el contrato ofrecido para retenerlo dentro de la plantilla.
    Básicamente esta se utiliza cuando se quiere retener a un jugador a largo plazo pero antes se quiere ver cuál es el valor del mercado que se tiene por él. Por ejemplo, le ocurrió al CB Kyle Fuller de los Bears, pues Green Bay le ofreció un contrato que a la semana siguiente Chicago igualó. Esta etiqueta, en principio, mide el valor para ver si se le puede o no pagar a un jugador.

Ventajas y surgimiento de las etiquetas

Es importante recalcar que estas etiquetas tienen varias ventajas, por ejemplo, los equipos reciben compensaciones a corto plazo para reforzar la salida de uno de sus mejores talentos, o por el otro lado, pueden amarrar a su mejor jugador por un año más. Por su parte, al jugador le conviene porque le garantiza un año de salario al 100 % sin importar qué pase con él a lo largo de la temporada, el único problema es que puede atrasar hasta tres años su oportunidad de ser un agente libre.

Pero, ¿cómo es que surgieron estas etiquetas? En 1993 cuando empezó la era de la agencia libre, no todos los dueños estuvieron a favor de que la cara de su franquicia fuera libre de probar el mercado y dejara a su equipo cuando él quisiera. Por ende, la liga decidió inventar esta etiqueta, y aunque a muchos jugadores no les guste, no es algo que haya estado nunca sujeto a negociaciones en los nuevos contratos colectivos entre liga y jugadores que se realizaron tanto en 2011 como 2020.

Para finalizar, también es importante señalar que un jugador no puede rechazar la etiqueta de jugador franquicia que se le es impuesta, sin embargo sí puede no firmarla, como en el caso de Le’Veon Bell y los Steelers. Cuando esto pasa el jugador se queda sin opciones pues al no firmar, no puede jugar con su equipo original pero tampoco se convierte en un agente libre, por ende, pasa un año inactivo, hasta tocar la agencia libre a la campaña siguiente.

No olvides que para resolver más dudas sobre este tema puedes ver el video de Ulises Harada explicando cómo funcionan las etiquetas de jugador franquicia:

Esta fue una explicación de qué es la etiqueta de jugador franquicia y cómo funciona, ¿a quién te gustaría que tu equipo etiquetara este año para no perderlo en la agencia libre? Te leemos en los comentarios