El camino de los Kansas City Chiefs al Super Bowl LV

0

En todo momento pensamos que la vuelta a la gran final de los Chiefs, por segundo año consecutivo, era una gran posibilidad. En principio, se debió al campeonato logrado el año anterior y la posibilidad de mantener la estructura del equipo. Durante el 2020, Kansas City demostró una mayor solvencia en el juego colectivo, sin dejar de lado las grandes individualidades. Al finalizar la temporada como los indiscutibles número uno de la AFC, lo lógico era pensar en una nueva presencia de este equipo en el juego grande. Esta es la crónica del camino de los Kansas City Chiefs al Super Bowl LV

Por Ignacio Iglesias.

La temporada regular 2020 de los Chiefs

En líneas generales, no tuvieron mayores inconvenientes para llegar a la postemporada. Inclusive, lograron los objetivos de forma anticipada y descansaron una semana antes. Por sobre todas las cosas, finalizaron, para muchos, como el mejor rankeado de toda la NFL. Esto se debió a varios factores: Un equipo consolidado de la mano del HC Andy Reid, el liderazgo del QB Patrick Mahomes y el juego colectivo en todas las fases del juego, destacándose figuras como el TE Travis Kelce, el WR Tyreek Hill, la dupla de safeties (Tyrann Mathieu y Daniel Sorensen), entre otros.

En el primer cuarto de la temporada, los Chiefs se alzaron con marca de 4-0, derrotando ni más ni menos que a los Ravens. En esta etapa, la ofensiva logró anotar 29,3 puntos por juego mientras que la defensiva solo permitió 17,5. Sin embargo, la sorpresa llegó en la semana 5 cuando los Raiders lograron una impensada victoria por 40-32 en Kansas City. Además de una gran actuación de la visita, se demostraron ciertas falencias defensivas que Reid debía corregir antes que los demás equipos tomarán nota.
La persistencia del buen juego y los ajustes llegaron al partido siguiente en la victoria 26-17 contra los Bills. Posteriormente, aplastaron a Broncos y Patriots y, antes de la semana de descanso, consiguieron una holgada victoria contra Panthers. De esta forma, con un Mahomes en un altísimo nivel, los Chiefs llegaron a la semana 10 con una marca de 9-1.

El siguiente tramo, no sería tan sencillo y es donde se puso a prueba la máxima de lo difícil que es mantenerse a tope, ya no en una sola campaña, sino desde la anterior. Si bien los Chiefs ganaron seis de siete partidos, los márgenes de puntos fueron más ajustados. Asimismo, mientras creció el juego colectivo y se destacaron otras individualidades, el nivel de Mahomes comenzó a decrecer. Sin embargo, hay que reconocer dos cosas: Las victorias frente a grandes rivales y el carácter de la derrota.

En primer lugar, se tomaron revancha de los Raiders por 35-31 (semana 11), ganaron la final anticipada contra los Bucs por 27-24 (semana 12), obtuvieron el título divisional frente a los Dolphins por 33-27 (semana 13) y derrotaron a los Saints por 33-29 (semana 14).

En segundo lugar, a la semana siguiente, los Chiefs vencieron a los Falcons para obtener definitivamente el sembrado 1 de la AFC. Esta es la razón por la cual varios jugadores titulares no disputaron el último partido contra los Chargers, donde caerían 21-38. Pese a esta derrota, la diferencia lograda durante la temporada regular, sirvió para que Kansas City termine como mejor en la temporada 2020 con marca de 14-2.

Los playoffs NFL 2020 de los Chiefs

Kansas City fue el único equipo de la AFC que no disputó ronda de Wild Card tras haber quedado en el sembrado 1. Por lo tanto, la llegada al Super Bowl constó de los clásicos dos juegos que los mejores equipos deben afrontar.

En el juego divisional, lograron controlar el partido contra los Browns en la primera parte con un resultado parcial de 19-3. Sin embargo, la rápida respuesta de los visitantes, sumada a la lesión de Mahomes, las posibilidades de ganar comenzaban a ponerse en dudas. Fue gracias al equipo defensivo, principalmente, y algunas ganancias de terreno ofensivo que los Chiefs lograron mantener el marcador 22-17 durante la mitad del último cuarto.

Todo fue diferente en la final de conferencia. Si bien, Kansas City comenzó abajo 0-9 en el primer cuarto, en el segundo, la potencia ofensiva revirtió rápidamente la situación y puso al equipo 21-3 arriba. Tendencia que logró mantenerse en la segunda mitad y que llevó al liderazgo de los locales por 38-24. Es necesario destacar que la visita logró anotar los últimos dos TD cuando la situación era irreversible.

Esta es la crónica del camino de los Kansas City Chiefs al Super Bowl LV, en el que se enfrentan al reto de llevar su segundo Trofeo Lombardi en años consecutivos a sus vitrinas. ¿Qué estaremos contando al final de este camino? Te leemos en los comentarios bajo este artículo y en nuestras redes sociales.