Previo a la Temporada NFL 2019 de los Tampa Bay Buccaneers

0

Los Tampa Bay Buccaneers han pasado de todo para levantar su situación desde que jugaran playoffs por última vez en la Temporada 2007. Desde entonces han tenido cuatro entrenadores diferentes y ninguno logró terminar su etapa con récord positivo, y eso a pesar de tener varias selecciones tempranas en el Draft. Para 2019 esto podría cambiar.

Tras haber despedido a Dirk Koetter, los Buccaneers comenzaron la búsqueda por su nuevo HC y soltaron un chispazo. Luego de que Bruce Arians anunciara su retiro como entrenador tras la Temporada 2017, la franquicia que reside en Florida hizo un esfuerzo por sacarlo de su sillón y ponerlo a trabajar nuevamente en la NFL tras una campaña de descanso. Arians accedió y ahora está listo para levantar a esta franquicia que se las ha visto negras por los últimos once años. ¿Lo logarará?

¿Cuáles son las expectativas de los Buccaneers en 2019?

Salir del fondo de la NFC South y, si las cosas salen bien, terminar con una marca de al menos 8-8. Los Panthers son una incógnita, mientras que los Bucs están en reconstrucción pero con la mente maestra adecuada. Las expectativas con un entrenador como Arians podrían hacer que Tampa Bay sea los Bears de este año: un equipo cuya realidad era el fondo de su división pero que al final de la campaña fue primer lugar sorprendiendo a todos. De momento evadir el fondo, sobretodo porque Arians es un proyecto a mediano plazo. Sin embargo, no sería loco verlos en playoffs.

5 interrogantes de los Buccaneers rumbo a 2019

1.- ¿Cómo impactará Bruce Arians?

Como entrenador siempre busca sacar la mejor parte de sus jugadores, no sólo en el ámbito deportivo, sino como personas. La manera en la que levantó a los Cardinals (en 2015 los llevó al segundo campeonato de la NFC en la historia de la franquicia), le valió para provocar que los Buccaneers se lanzaran con todo por él. Siendo un especialista en la ofensiva y desarrollando quarterbacks, el trabajo con Jameis Winston será vital para el éxito de este equipo. Asimismo, trajo consigo a la mayor parte del cuerpo de coaches que estuvo con él en Arizona.

Además, el compromiso de BA existe. Cuando salió del retiro, Arians comentó que sólo iba a volver a entrenar si era con Tampa Bay porque le atrajo el proyecto.

2.- ¿Cómo le irá a Jameis Winston en su año de prueba?

Tras haber sido la primera selección global del Draft 2015, Winston entra al último año de su contrato de novato y los Buccaneers tendrán que decidir si ejercen la opción de quinto año. En una posición en la que se paga bastante, es momento de que el egresado de Florida State se gane el dinero. En sus primeras dos temporadas superó las 4 000 yardas (en ambas jugó todos los partidos); en 2017 pasó las 3 500 yds en 13 encuentros disputados y la campaña anterior estuvo cerca de llegar a las 3 000 yds en 11 partidos (9 como titular). Es decir, capacidad para generar yardas la tiene, pero su principal problema es la inseguridad que transmite con el balón: 58 intercepciones y 38 fumbles (18 perdidos) en su carrera son la prueba de que realiza pases innecesarios y le cuesta mantener el balón seguro en la bolsa de protección.

Ese detalle hace de Winston un QB inconsistente y es lo que Arians va a trabajar. A pesar de que el coordinador ofensivo Byron Leftwich se ha involucrado más que Arians según reportes, el HC seguro que ayudará en su desarrollo.

3.- ¿Qué ocurrirá con el juego terrestre?

A pesar de los cambios de QB titular entre Ryan Fitzpatrick y Winston, los Buccaneers fueron el mejor equipo en ofensiva por pase en 2018 (320.3 yds promediadas por partido). Sin embargo fueron un desastre en el juego por tierra (95.2 yds promediadas por partido, cuarta peor cantidad en la NFL). Peyton Barber fue el titular y logró superar las 800 yds, pero con un bajo promedio de 3.7 yds por acarreo. El novato Ronald Jones II apenas terminó con 44 yds en 9 partidos jugados. Arians dijo que la posición de RB no es una en la que gastaría mucho, por lo que cree que puedan mejorar.

Aunado a este par, arribaron Andre Ellington (quien estuvo con Arians en Arizona), Kerwynn Williams (ex de Cardinals) y el novato Bruce Anderson (firmado como agente libre, posible sorpresa). Con tantas variantes decentes, Tampa Bay tendrá al menos un elemento que cumpla y una buena rotación.

4.- ¿Afectarán las baja de Pierre-Paul y McCoy?

Tras haber sufrido un accidente automovilístico en mayo, el DE Pierre-Paul está en duda para jugar en 2019. Si bien se habla de que lo más temprano que podría regresar sería en noviembre, aún no es seguro que pueda estar presente en el campo. En defensiva total fueron el sexto peor equipo en 2018 (383.4 yds permitidas por partido). Además de una secundaria deficiente, el hecho de presionar poco al QB ambién influyó y ahora estarán sin su mejor elemento en dicho aspecto. Por otro lado, el DT Gerald McCoy fue cortado y se marchó a un rival divisional, los Panthers.

Para 2019 arribaron jugadores como DT Ndamukong Suh y OLB Shaquill Barrett. Asimismo, está Carl Nassib que, aunque no es JPP, plantó los mejores números de su carrera en su primera campaña con los Buccaneers (6.5 sacks y 12 tackleadas por detrás de la línea de golpeo). Suh cubre las mismas funciones que McCoy, mientras que Barrett es un emocionante jugador a desarrollar. Además, seleccionaron a un buen DT en Terry Beckner Jr. con la séptima ronda del Draft). Con un coordinador defensivo del calibre de Todd Bowles, la línea puede verse mucho mejor.

5.- ¿Qué pasa con la defensiva secundaria?

Siendo la séptima peor defensiva contra el pase en 2018 (259.4 yds permitidas por partido), algo había que hacer para mejorar a este grupo. CB Brent Grimes es ahora agente libre y Carlton Davis (segundo año) tomará su lugar. Vernon Hargreaves III es el principal en la posición, pero esta selección de primera ronda ha quedado corto. Los safeties serán Justin Evans (el elemento más talentoso de la secundaria) y M.J. Stewart (segundo año). Además, el S Jordan Whitehead y el CB De’Vante Harris son elementos de rotación decentes.

Sin embargo, posiblemente hayan encontrado oro en los novatos de este Draft: CB Sean Bunting (segunda ronda), CB Jamel Dean (tercera ronda) y S Mike Edwards (tercera ronda), quienes junto al FS Lukas Denis (agente libre) son piezas que faltaban en el rompecabezas. Tienen el potencial de titulares y al menos Bunting sí será capaz de tomar dicho puesto.

El previo a la temporada 2019 de los Buccaneers continúa en la siguiente página.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por