Circo de Antonio Brown esconde problemas de los Bucs ante los Jets

0

Por Lizandro Gutiérrez (@nasandro12). Sigue su proyecto en @nacionpatriots y nacionpatriota.com

De nueva cuenta con muchos problemas, principalmente en defensa, los Tampa Bay Buccaneers se complicaron un mundo su partido. Los New York Jets controlaron el juego hasta los minutos finales solo para perderlo por 28-24, donde fue cuestionable la decisión de jugársela en cuarta y 2 en la yarda 7 de los Buccaneers, jugada que describe la temporada de los Jets y da respiro a Tampa Bay para avanzar a marca de 12-4 esta temporada.

 

La ofensiva de los Buccaneers (y de Leftwich) sigue dando tumbos

De nuevo todo recayó en los hombros de Tom Brady, quien tuvo que cargar con el equipo y por momentos fue detenido y frustrado por la defensa de los Jets, pero al final (34/50 ATT, 410 YDS, 3 TD y 1 INT), de nuevo sacó el trabajo y pone los Buccaneers con récord 12-4. A destacar que completo pase con diez diferentes receptores y que el juego terrestre solamente produjo 62 yardas; situación a resolver, porque así los de Florida no tienen muchas opciones en playoffs.

Mike Evans (4 REC, 47 YDS y 1 TD), Rob Gronkowski (7 REC y 117 YDS) y Cyrill Grayson (6 REC, 81 YDS y 1 TD), fueron los principales receptores y su mejor apoyo en ofensiva. Mucho por trabajar para los campeones que se aferran al regreso de sus lesionados y tomar momento al final como en 2020.

Si tener a Tom Brady como líder te da gran ventaja y apoyo, también la forma de ajustar del coordinador ofensivo Byron Leftwich. Con un Mike Evans disminuido, sin Chris Goodwin por lesión y con Antonio Brown regresando a sus momentos de locura, logró ajustar su línea ofensiva y tirando 50 pases, de último momento se llevan la victoria.

Lo preocupante para Byron Leftwich, Tom Brady y Bruce Arians es el pobre juego terrestre, 62 yardas totales, ninguno de los tres del backfield, Ke’Shawn Vaughn, Ronald Jones o Le’Veon Bell, fueron efectivos y eso que los Buccaneers cuentan con una gran línea ofensiva.

Mucho por hacer en este aspecto para los campeones, ya que en postemporada si son así de obvios, no ganaran mucho si Tom Brady tiene que tirar 50 pases.

Los New York Jets son un mal equipo

Este partido fue un reflejo del 2021, con gran parte del encuentro controlando a un mejor equipo, hasta que de repente, pierden el juego de forma inexplicable. Robert Saleh no ayuda a su equipo, esa llamada en cuarta fue agresiva, pero no era momento, quiso verse demasiado inteligente y los tres puntos metían más presión a Tampa Bay.

Frustraron por momentos a Tom Brady y le avanzaron a la defensa de los Buccaneers, Zach Wilson no se vio mal en algunos tramos y parece que tiene algo interesante en Michael Carter en el poco juego que le dan. Al final, son un equipo con poco talento y reflejo de su entrenador en jefe novato.

La vergonzosa despedida de Antonio Brown

Poco más de un año duró el enamoramiento de Antonio Brown con la cordura y Tampa Bay. Hoy, durante un momento en el tercer cuarto, el estelar receptor volvió a sus actitudes erráticas, se molestó por las indicaciones de Bruce Arians y, tras un intercambio con Mike Evans, se retiró del campo por la banda, se quitó el jersey y las hombreras abandonando el partido en un momento donde los Jets frustraban el juego del equipo de Florida.

Después del encuentro, trascendió que Bruce Arians dijo que Antonio Brown “ya no es más un Tampa Bay Buccaneer”.

Un triste final para la oportunidad de uno de los grandes receptores de la liga en los últimos tiempos, un jugador que grita por ayuda, pero que cuando se le da, no la acepta.

De la mano de Tom Brady y su magia, Tampa Bay se aferra a mejorar su marca en la conferencia, ¿estamos viendo unos Buccaneers condenados al one and done en playoffs por su irregularidad?  ¿Qué tanto de los problemas de los Jets es por Robert Saleh? Gracias por seguirnos, dejen abajo sus comentarios y recuerden… ¡Todos somos Primero y Diez!

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por