¿Pueden los Seahawks mantenerse en la pelea en la NFC West?

0

Solo van tres semanas desde que inició la temporada en la temporada más larga en la historia de la liga, sin embargo, con un récord de 1-2, los Seahawks parecen estarse metiendo en un problema importante en una muy competida NFC West.

Este día en acciones de la Semana 3, Los Minnesota Vikings consiguieron su primera victoria sobre los Seattle Seahawks 30-17 venciendo por primera vez a Russell Wilson en su carrera y a Pete Carroll desde 1997:

 

 

Muy al estilo de lo que vimos la temporada pasada, los Seahawks son un equipo de mitades. La semana pasada fueron los Titans, quienes por la vía de Derrick Henry los alcanzaron y superaron en el marcador en tiempo extra, esta semana fueron los Vikings con defensiva y control de reloj, los que lo hicieron.

Llama mucho la atención que Russell Wilson y sus receptores parecen dominantes durante los primeros dos cuartos del partido, además de estar perfectamente complementados por un buen juego terrestre encabezado por Chris Carson, solo para entrar a la segunda mitad y sofocarse.

La línea estadística de sus principales armas es engañosa, ya que D.K. Metcalf superó las 100 yardas y registró un touchdown, mientras que Carson corrió para 80 yardas también con anotación, pero gran parte de esta producción se dio en la primera mitad.

Aunque la línea estadística refleja que solo hubo dos sacks a Wilson, la presión de la defensiva de Minnesota se hizo presente haciéndolo improvisar constantemente y aunque muchas veces es justo en esas situaciones en las que es más peligroso, en esta ocasión no fue así.

Hablar del desempeño de la defensiva es todavía más confuso e incierto, ya que fue en la primera mitad cuando permitieron que se les hiciera más daño en el marcador con tres touchdowns y aunque en la segunda solo permitieron tres field goals, mostraron incapacidad de salir del campo.

Al final del partido habían permitido 9 de 14 conversiones de tercer down. La defensiva estaba completamente exhausta y eso permitía que los playmakers de Minnesota brillaran. Alexander Mattison corrió para 112 yardas, Justin Jefferson recibió 9 pases para 118 yardas y un TD, que se sumaron a las 70 del TE Tyler Conklin y las 50 de Adam Thielen, quienes también anotaron un touchdown más cada uno.

La fuente de este ataque, sin embargo, fue el mismo Kirk Cousins, quien completó casi el 80% de sus pases y registró 323 yardas en 30 pases completos y tres touchdowns, con un rating de 128.4.

El equipo de Seattle luce muy bien por momentos y tal vez sea cuestión solo de apretar algunas tuercas para mantener el nivel durante 60 minutos y hacerse de las victorias que debería de tener, sin embargo en este momento la realidad es que su récord es de 1 ganado y 2 perdidos. Atendiendo al dicho del legendario coach Bill Parcells que reza que “un equipo es lo que su récord indica”, entonces este equipo no es muy bueno.

Metidos en la división en la que los Rams y los Cardinals están con récord invicto, un inicio en esta tónica los puede meter en graves problemas hacia adelante eliminando su margen de error. Con juegos en San Francisco y contra Rams en las siguientes dos semanas es pertinente preguntarse si este equipo puede reagruparse y recuperase a tiempo para mantenerse relevante en la conversación por el título de la NFC West o a lo máximo que puede aspirar es a un boleto de Wild Card.

¿Qué opinas de las posibilidades de los Seahawks en la NFC West esta temporada NFL 2021? Te leemos en los comentarios bajo este artículo y en nuestras redes sociales.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por