Conceptos económicos aplicables a Fantasy Football – Parte 1

0

El juego de Fantasy Football no es tan distinto de cualquier otra actividad económica llevada a cabo a lo largo de la historia: se compra, se vende a veces, se intercambia, se valora, el mercado determina precios, casi todo se va depreciando, aparecen nuevos productos, nuevas formas de hacer negocios… y así podríamos seguir hasta un poco antes del infinito. 

En consecuencia, y siempre en mi opinión, muchos conceptos económicos que ayudan a modelizar determinados comportamientos y a entender mejor determinadas situaciones pueden ser muy aplicables también a muchas de las situaciones que se dan en este mundo. 

No pretendo decirte que esos conceptos vayan a servir para tomar la mejor decisión cada vez, pues eso aquí es poco menos que imposible, pero sí creo que pueden ser útiles para entender mejor determinadas cosas y, con el tiempo tal vez tomar mejores decisiones (por lo menos, con la idea de que cada decisión tal vez sea un poco mejor).

Por ello, y porque ha sido una parte relevante de mi formación académica, me he animado a hacer un decálogo de los conceptos económicos que más me han ayudado en Fantasy.  En cada caso trataré de explicar un poco el concepto, cómo creo que afecta en Fantasy, y trataré de dar algunos ejemplos de situaciones reales en las que el concepto aplica y, por tanto, puede ser de ayuda.

Sin más, vamos a ello…

1. Escasez (Necesidad de elección)

La escasez se refiere a la carencia de recursos en relación con las necesidades (además de cómo la percibimos y entendemos). Dicho de otro modo (y esta es la razón de ser de la economía), debemos elegir. De hecho, la economía –las más de las veces– habla de cómo organizarnos para minimizar la escasez y cómo priorizar a la hora de elegir.

Al final del día, la dificultad de cualquier juego, y de casi cualquier cosa, está basada en la escasez de recursos y puede ir en distintos sentidos, a saber: picks limitados, límites de roster, límites presupuestarios, mínimos por posición, jugadores limitados en un tier, etc.

Cómo afecta en Fantasy Football

La escasez puede ser objetiva (en un Best Ball tengo 28 picks, ni 27 ni 29) o subjetiva (el tier 1 de QB de 2021 para Superflex está sujeto a percepciones). La escasez objetiva puede y debe planificarse: tengo 28 picks, tengo 200 millones de cap, tengo 2 slots de RB que me puntuarán, esa parte siempre vamos a poder “controlarla” y trabajar con anticipación.

Por el contrario, la escasez subjetiva puedo planificarla, pero está mucho más influenciada por el cómo los demás interpreten ese mismo problema. Aquí es tan importante planificar como saberse adaptar, pues esta es la parte que no conoceremos hasta llegado el momento (pongo dos ejemplos debajo). 

¿En qué me ayuda entender este concepto?

En cada decisión, de algún modo hay que evaluar todas las escaseces que afrontamos para entender cuál es la más grave para nosotros. Es posible que una escasez aparente tenga una solución que no vaya por resolverla de forma directa. Por ejemplo, en PPR pueden quedar pocos WR de un tier dado, pero tal vez queden TE de un tier similar, y al final ambos pueden ir al Flex. (esto es, hay un producto alternativo). 

La clave aquí es entender que, en cada decisión, es buena idea intentar plantearse y “cuantificar” la gravedad de todas las escaseces que afrontamos y cuál es la más prioritaria de resolver. 

Ejemplo 1:  Pick 2 de una liga Dynasty Superflex. Estoy en el octavo slot y, tras salir una serie de QB hago trade up para hacerme con Russell Wilson, que considero cierra el tier 1 de QB. Es una escasez subjetiva, que por lo tanto resuelvo en el momento. El Tier 1 de los demás, puede ser mayor o menor, el mío es ese y se va a terminar, por tanto, actúo. 

Mi equipo y los picks de referencia están encerrados en amarillo.

Ejemplo 2: Mismo contexto, pero estoy en los Picks 3, 5. Con base en mi experiencia sé que los TE de tier 1 son muy escasos y cuesta muchísimo rellenarlos a posteriori (es TE Premium). En consecuencia, soy el primero que toma 2 TE cuando hay varios jugadores que todavía no han tomado el primero. Por el contrario, el jugador 4 percibe la escasez en su tier 1 de WR y el jugador 5 en su tier 1 de QB.

Ejemplo 3: Mismo Draft, varias rondas después. Tomo a Russell Gage porque, a pesar de necesitar ir por mi TE3, percibo que es un producto ya escaso (un WR2 claro) a esas alturas de Draft. El precio de hacerlo es que caen 8 TE entre ese pick y el siguiente que tengo. 

Mi equipo y los picks de referencia están encerrados en amarillo.

También es importante destacar que, al haber priorizado TE antes ahora mi escasez está en el WR, y por tanto debo tratar de aprovechar esta situación a un precio más alto de “lo normal”.

Enlazando con ese último punto, y de cara a introducir el próximo concepto, hay destacar que tan importante es la escasez como el precio que estamos dispuestos a pagar para satisfacerla.

2. Coste de oportunidad

La segunda gran “pata” del asunto, muy vinculada con la escasez. Se explica como todo lo que estoy dejando de hacer para enfocarme en lo que voy a hacer (porque, fruto de la escasez, no lo puedo hacer todo). En general, podría decirse que es el valor de la segunda mejor opción, pero eso lleva implícito que se han valorado y ordenado todas las opciones que se nos han planteado. 

Cómo Afecta en Fantasy Football

Afecta muchísimo, porque por lo general la óptica al draftear suele ir dirigida a qué voy a elegir  y no tanto a qué me voy a perder si elijo esto. A veces estamos tan enfocados en qué vamos a tomar, que nos limitamos a valorar “jugador, contra jugador” en lugar de valorar situaciones o qué sucede con las otras posiciones si tomamos esa y, a partir de ahí, decidir qué posiciones nos convienen más. 

El valorar “posición contra posición” nos ayuda además a planificar los picks de dos en dos, o incluso de tres en tres (tener una idea), con lo que la probabilidad de que el equipo se nos descompense (en relación a la escasez) es mucho menor. 

¿En qué me ayuda entender este concepto?

Sobre todo, a no verme en malas situaciones en términos de estructura del equipo. Si primero entiendo la escasez y luego la valoro cada pick a dos o tres elecciones usando el coste de oportunidad, siempre (o casi siempre) voy a estar en situaciones decentes a nivel de valor de lo que tomo contra mis necesidades.

Ejemplo 1: Una situación en la que se comete un error vinculado con el coste de oportunidad es cuando se toma QB premium en un Best Ball como el de la imagen siguiente (que hice el año pasado). El jugador 7 abre con 2 RB y toma a Mahomes en 3, ahí el coste de no tomar WR o TE (un tercer RB tal vez era excesivo) es altísimo en un formato dónde hay un solo slot de QB. Similar situación para el 10, particularmente con D’Andre Swift y varios WR interesantes detrás, incluso el TE Marc Andrews de cara a salir con flexibilidad a Ronda 4.

Los picks de referencia están encerrados en rojo.

Ejemplo 2: Misma imagen. El jugador 11 abriendo con 2 WR. El coste de oportunidad contra el resto de WR es mucho más bajo (es una posición muy profunda) que el coste de oportunidad contra no tener un RB1, que es altísimo en este formato, pues todos los demás jugadores podrán arreglar el WR después de Ronda 2 sin demasiados problemas (tanto los que salen con 1 como los que salen con 0). En otras palabras, el siguiente WR no es tan peor como el siguiente RB. 

Aquí se relacionan escasez (probablemente los RB1 son la situación de mayor escasez de todo el juego) con coste de oportunidad, y me llevan al tercer punto. En mi opinión, la escasez más grande que sufrimos en Fantasy Football que se tiende a minusvalorar.

3. El Factor Tierra

En economía, los Factores de Producción son los recursos empleados para producir bienes y servicios (puntos, en paralelismo con Fantasy Football). Son tres: Trabajo (lo que hacen los jugadores), Capital (rondas que tenemos / dinero en caso de ligas con recursos) y Tierra, que en este caso la asemejo a los huecos que tenemos en el roster

Cómo afecta en Fantasy Football

En las ligas Dynasty o en las ligas Redraft de alinear (Terminators y otras.) se minusvalora enormemente el valor de los últimos huecos del roster a nivel de rotarlos y hacer probaturas. En realidad, creo que se sobrevalora los primeros huecos y se infravalora los últimos.

He visto veces cómo un jugador del perfil de los RB Anthony McFarland (Steelers), Eno Benjamin o similar, se pasaba un año entero ocupando uno de los últimos huecos de roster, o incluso de Taxi Squad, mientras en el campo no le daban un snap. El coste de oportunidad de ese hueco a nivel de estar probando varias cosas durante el año es increíblemente alto.

Por lo mismo también he visto como en Best Ball se desperdician últimos picks en hacer sobredraftear defensas, pateadores o jugadores sin el menor upside.  En general tendemos a dar menos importancia a esos huecos o slots cuando son los que, con mayor probabilidad, nos ayudarán a mejorar el equipo.

¿En qué me ayuda entender este concepto?

Al entender la importancia de los últimos huecos (ya sean de Draft o de roster) y juntarlo con la aportación marginal (de la que hablaremos en el siguiente artículo) resulta más sencillo entender el valor de un enésimo pateador o defensa (Best Ball) o de los últimos huecos de roster a nivel de ir haciendo probaturas en Waivers en lugar de dejar a varios jugadores fijos.

Ejemplo 1: En la imagen, un Best Ball que hice el año pasado (28 picks). Cuando no hay roster posterior que gestionar, asemejo la Tierra también al número de picks que tenemos (el roster con el que salimos es el que tendremos). Gran cantidad de equipos minusvaloran esos últimos huecos y toman tercer y cuarto pateador  o tercera defensa cuando únicamente rellenan un hueco, y hay jugadores interesantes por salir (ej. Gio Bernard, Russell Gage, Tee Higgins, Laviska Shenault, Mike Davis, Chase Claypool etc.). Por contra, la aportación marginal (trataremos el concepto) de ese tercer kicker o defensa va a ser muy baja.

Los picks de referencia están encerrados en rojo.

Ejemplo 2: Dynasty con Roster. El año pasado, en los últimos huecos, a base de rotar y de hacer Waivers conseguí a Hurts (QB), Gaskin (RB) y Tonyan (TE). No son premium, pero sí elementos muy útiles para un Roster y para eventuales Trades etc. 

Encontrar a esos tres elementos útiles conllevó tal vez quince o veinte intentos fallidos; la realidad es que nadie sabe qué va a funcionar por adelantado, con lo que probar constantemente es la forma más eficiente de obtener elementos útiles. 

Nos leemos en la segunda parte de este artículo. ¿Has escuchado o aplicado estos conceptos en tus ligas de Fantasy Football? Tienes dudas o sugerencias sobre estos u otros? ¡Esperamos tus comentarios bajo este artículo o en nuestras redes sociales!

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por