Los Buccaneers neutralizaron a la defensa de Washington

0

Los Tampa Bay Buccaneers ganan un partido de Playoffs en la NFL por primera vez desde 2003 (Super Bowl XXXVII) tras haber derrotado 31-23 al Washington Football Team en la capital estadounidense. La ofensiva del cuadro de Bruce Arians tuvo una gran actuación y fue factor para que consiguieran el triunfo, pero la clave estuvo en el enorme trabajo de la línea ofensiva deteniendo la presión de la línea defensiva de los locales.

Poca presión de la defensiva de Washington

Es verdad que la defensiva del Football Team terminó el partido con 3 sacks (dos del DT Da’Ron Payne y una más del DE Montez Sweat), pero fue la poca presión que pusieron sobre el QB Tom Brady la que terminó por liquidarlos. El veterano terminó el encuentro con 22/40, 381 yardas y 2 pases de TD para conseguir su primer triunfo en postemporada con Tampa Bay y, por extensión, con un equipo distinto a los New England Patriots.

La defensa de Washington entró a la Ronda de Wild Card, permitiendo 191.8 yardas por pase por partido (segunda mejor en la NFL), pero fue esa poca presión que generaron la que provocó tales números de Brady. El quarterback de los Buccaneers gozó en promedio de más de dos segundos para lanzar el balón por jugada y, considerando que era su partido 43 en los playoffs, ese tiempo es letal para alguien de su categoría.

Los WR de los Buccaneers tuvieron un gran día, para decorar el buen triunfo del cuadro visitante en FedEx Field:

  • Mike Evans: 6 recepciones, 119 yardas
  • TE Cameron Brate: 4 recepciones, 80 yardas
  • Chris Godwin: 5 recepciones, 79 yardas, 1 TD (a pesar de que tuvo 3 pases soltados clave en la segunda mitad)
  • Antonio Brown: 2 recepciones, 49 yardas, 1 TD

La línea ofensiva le dio la victoria a los Buccaneers

Aunado a los números por aire mencionados anteriormente, Tampa Bay finalizó el encuentro con 142 yardas por tierra con el RB Leonard Fournette brillando en el backfield (19 acarreos, 93 yardas, 1 TD) y a pesar de que el RB Ronald Jones salió lastimado al principio. Washington entró a la postemporada permitiendo un promedio de 112.8 yardas terrestres por encuentro, pero los Buccaneers superaron tal marca por bastante.

En especial el RT novato Tristan Wirfs salió en un extraordinario día y fue la peor pesadilla para el DE novato Chase Young (favorito a ser nombrado Novato Defensivo del Año), pues lo frenó contundentemente; tanto así, que Young tuvo que pasar al lado derecho de la línea defensiva para intentar presionar a Brady; sin embargo, el LT Donovan Smith también realizó un buen trabajo con él:

Esta línea, como una de las mejores de la NFL, ya pasó una de las pruebas más difíciles que pudo tener en los playoffs. A pesar de que en la postemporada hay buenas líneas defensivas restantes (Saints, Packers y Rams), probaron que pueden ayudar a que su ofensiva tenga éxito sin importar el poderío del front-seven contrario. Extraordinario trabajo de este grupo.

¿Qué sigue para Tampa Bay en playoffs?

Los Buccaneers esperan lo que pase en el último partido de la Ronda de Wild Card para conocer a su rival de la Ronda Divisional. Si los Bears sorprenden a los Saints en New Orleans, entonces recibirán a los Rams en el Raymond James Stadium. Si el cuadro de Sean Payton hace lo suyo ante Chicago, enfrentarán por tercera ocasión en la campaña a su rival de la NFC South (con el que perdieron dos veces en 2020).

¿Cómo viste la victoria de los Buccaneers sobre el Washington Football Team? Te leemos en los comentarios.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por