Las mejores jugadas en la carrera de Terrell Davis

0

Hoy en día, la carrera de un RB en la NFL ha ido disminuyendo drásticamente en su duración. La posición no es lo mismo que hace décadas y está claro que han dejado de ser los protagonistas por el tiempo que duran en un equipo. Sin embargo, el impacto que puede transmitir a las generaciones que los viven y la productividad que generan, el representar en vida la frase ‘calidad sobre cantidad’, es cómo la carrera de Terrell Davis puede definirse.

Davis fue seleccionado por los Denver Broncos en la sexta ronda del Draft de 1995. El coach Mike Shanahan llegó ese mismo año tras ser el coordinador ofensivo de los San Francisco 49ers que venían de ganar el Super Bowl XXIX. La ofensiva por tierra que Shanahan predicaba le vino como anillo al dedo a Davis quien, tras iniciar su año de novato como el sexto RB en el depth chart, se hizo con el puesto titular y logró superar las 1 000 yardas y anotó 8 TD. De ahí en adelante, cada año mejoraría su producción en la ofensiva de los Broncos y se volvería el complemento perfecto para John Elway.

 

Su carrera sólo duró siete años, pero totalizó  7 607 yardas por tierra con 60 anotaciones, promediando 4.6 yardas por acarreo en 78 partidos. Fue seleccionado tres veces al Pro Bowl y la misma cantidad al primer equipo All-Pro. En dos ocasiones fue nombrado el Jugador Ofensivo del Año y también fue incluido en el equipo ideal de la década de los Noventa. El gran QB John Elway perdió tres Super Bowls previo a que TD (como también se le conocía)  llegara a ser su compañero; con él, Elway y los Broncos conseguirían ser la sexta franquicia de la NFL en ganar dos Super Bowls consecutivos, venciendo a los Green Bay Packers en el SB XXXII y a los Atlanta Falcons en el SB XXXIII.

Las mayores hazañas de la carrera de Terrell Davis serían, primero, el haber sido nombrado el MVP del Super Bowl XXXII ante los Green Bay Packers. En el partido, el 30 de los Broncos tendría 30 acarreos para 157 yardas y 3 TD ayudando a lograr la victoria por marcador de 31-24.

Quedará para la historia la increíble anécdota de que Davis olvidó tomar su medicamento para la migraña y, ¡empezó ver borroso en el primer tiempo! Tras el medio tiempo, tomó sus pastillas y el resto es historia; su actuación fue reconocida por la NFL como la octava mejor en la historia de los Super Bowls en 2016.

Su desempeño siguió subiendo tras ese éxito, pues la siguiente temporada se convirtió en el cuarto RB de siete en la historia en rebasar las 2 000 yardas por tierra en una temporada. La hazaña le valió ser el MVP en la NFL ese año en el que a los Broncos, junto a Elway, a repetir el título apaleando a los Atlanta Falcons en el Super Bowl XXXIII.

Una carrera corta, pero pocos pueden compararse con los siete años que nos regaló Terrell Davis. Feliz aniversario a uno de los Broncos históricos. ¿Qué recuerdas de Terrell Davis? Platícanos debajo de este post y en nuestras redes sociales.