Sin brillar, la ofensiva de los Chiefs sigue aplastando rivales

0

En una tarde nevada en Denver, con poco brillo ofensivo, pero con algo que se conoce como “la suerte del campeón”, los Chiefs extendieron su racha de victorias consecutivas ante los Broncos. El clima no se prestó para que fuera una gran duelo aéreo por parte de Patrick Mahomes y su explosiva ofensiva, pero tampoco vimos un juego terrestre que llevase la carga de la ofensiva.

El todo es más que la suma de sus partes

KC terminó con la menor cantidad de yardas ofensivas en lo que va del año con 286 y aun así encontró  la forma de conseguir 29 puntos incluso jugando Chad Henne, quien entró en el último cuarto cuando el juego estaba decidido, y también colaboró con una anotación. Esa actuación podría ser la envidia de cualquiera en la NFL, jugar a medio gas y terminar aplastando al rival.

Mahomes lanzó 23 pases, de los cuales 15 fueron completos para terminar con 200 yardas con una anotación, misma que le mantiene viva la racha de juegos consecutivos lanzando al menos un pase de touchdown llegando a 17.

Por tierra tampoco fue impresionante la actuación de Clyde Edwards-Helaire, ni la del recién llegado Le’Veon Bell, quienes terminaron con 46 y 39 yardas respectivamente. De hecho, el TE Travis Kelce terminó con 31 yardas por recepción en tres recepciones, la cantidad más baja en lo que va de la temporada –cuando llegó a este duelo promediando 78.3 por juego– aparte de que ningún receptor rebasó las 60 yardas por recepción.

TE Travis Kelce en el Super Bowl LIV. Foto: Getty Images.

Lo no tan brillante de la ofensiva de los Chiefs

Hablando de ejecución en terceras oportunidades, los Chiefs terminaron con cero conversiones de ocho intentos. Para que se den una idea de lo importante que es convertir en tercer down, previo a esta temporada, los equipos que no convirtieron en tercera habían perdido seis juegos consecutivos y solo uno de los últimos doce habían conseguido la victoria.

Pero este año, el récord de los equipos con CERO por ciento de eficiencia en terceras oportunidades están en un anormal 2-0. La última ocasión que Kansas City no logró hacer un primero y diez en una tercera oportunidad fue en la semana 2 de la temporada 2015, cuando Alex Smith era el quarterback y casualmente enfrentaban a los Broncos de Peyton Manning.

Afortunadamente para la causa del equipo del head coach Andy Reid apareció Byron Pringle para devolver un kickoff de 102 yardas y la defensiva tuvo una mejor tarde, provocando cuatro entregas de balón y aportando puntos con el pick six de Daniel Sorensen. Esto ayudó a que la ofensiva tuviera buena posición en el terreno de juego siendo que en dos ocasiones comenzaron su ataque en la yarda 21 y 14 de los Broncos. De ahí se explican las pocas yardas en las estadísticas ofensivas, aunque la eficiencia en terceras oportunidades podría significar un foco rojo para Reid más adelante.

Conclusión

¿La nieve afectó el ritmo de esta ofensiva de los Chiefs? Puede ser. Lo importante es que puedan encontrar nuevas formas de ganar sin depender de Mahomes y Reid. Ahora mismo no me preocuparía por esta actuación, pero del video de este juego podrían salir varias ideas para otros coordinadores defensivos que puedan vencerlos.

¿Qué opinas de esta ofensiva de los Chiefs? Esperamos tus comentarios bajo este post y en nuestras redes sociales.