A los Jaguars se les vieron todas las costuras

0

El cuento de la Cenicienta esta temporada llegó a su fin este sábado, los Jaguars finalmente cayeron frente a los Chiefs 20-27, en su juego de ronda Divisional este año. Por lo que, tras emocionarnos con su épica remontada del sábado pasado, finalmente cayeron a su realidad contra un verdadero contendiente en esta ocasión.

Para sorpresa de varios, aunque elevamos mucho el trabajo del HC Doug Pederson y el QB Trevor Lawrence, cuando llegó la hora de definición, simplemente les temblaron las piernas en Kansas City. A continuación, veamos la manera en que fueron expuestos por sus oponentes.

Mucho Trevor Lawrence para tan poca ofensiva

El salto de segundo año que dio Lawrence es, incluso con la derrota, digno de elogiarse; no sólo mejoró técnicamente, también lo hizo desde su propia mentalidad y dejó atrás lo vivido con el HC Urban Meyer, que debió ser traumático. No obstante, hay algo que le está impidiendo ser totalmente élite en este momento. Y eso tampoco le ayudó a superar el excelente plan defensivo en contra.

Con una presión exageradamente alta de los Chiefs, este pasador comprometió demasiados pases; mientras otros eran injustamente no atrapados. Al final, todo cuenta, y derivó en una actuación bastante irregular; pero más importante todavía, con lagunas de juego preocupantes por culpa de muchos factores. Sus números finales24/39, 217 YDS, 1 TD, 1 INT.

El principal problema de Lawrence ha sido algo similar que también padeció con Meyer, solo que con menos intensidad: falta de más receptores confiables. A pesar de sus números, jugadores como el WR Marvin Jones, TE Evan Engram, WR Zay Jones etc. estos no son el típico playmaker que da el do de pecho en momentos así. Y fuera del WR Christian Kirk (7 REC, 52 YDS, 1 TD), que además terminó jugando lesionado; pero ni el fue suficiente:

Por lo que si los Jaguars quieren exprimir todo su potencial y llevarlo al siguiente nivel, no pueden seguir rodeándolo así. Lawrence cada vez está más cerca de ser un élite, pero sin un WR élite que lo acompañe, simplemente es como pedirle a Da Vinci que pinte la La Gioconda con lápices de colores marca Blancanieves; aunque tenga el talento, no esperen los resultados deseados.

La defensiva se fue a la offseason antes del partido

Es difícil juzgar el trabajo de la defensiva de Jacksonville; pero no en el buen sentido. Cuando tu trabajo es casi nulo, realmente es como si nunca hubieras estado presente. Desafortunadamente, los Jaguars lo hicieron en el peor momento posible, contra un rival que hizo lo que quiso con ellos, hasta con el QB Patrick Mahomes cojeando por más de medio juego.

Su mayor error fue el plan de juego inicial contra el TE Travis Kelce, que a día de hoy debe ser el mejor receptor en sus rutas de la NFL; no hay manera de entender como poniéndole un linebacker por 90% del juego lo iban a detener. Bien pudieron poner a Doug Pederson a hacer ese trabajo, y en unas de esas obtenían mejores resultados que los que lograron realmente. Vean nada más como ellos mismos se pusieron la bala en el pie:

En consecuencia, Kelce obtuvo un promedio de 8.0 yardas por recepción, prácticamente con pases de menos de cinco yardas. Y esto también sucedió por la pésima técnica de tackleadas en el partido; esto lo aprovechó muy bien el RB Isiah Pacheco, que simplemente se alimentó de yardas tras el contacto para mover el balón 95 yardas en 12 ocasiones.

En lugar de ir con todo contra un QB lesionado, que claramente jugaba más por pasión que por lógica, eligieron ser conservadores y solamente hacer lo mismo que al inicio del partido. Esta clara ausencia de maldad, tampoco es la de un equipo contendiente o ganador.

Pero no nos engañemos, esta defensiva fue mala en muchos momentos de la campaña regular, sólo que la ofensiva solía sacar los partidos adelante, como ocurrió en la Ronda de Wild Card. Si esperas que esto sea una fórmula ganadora camino a un Super Bowl, hay que estar mal de la cabeza. Por lo que en un análisis posterior, habría que reevaluar el trabajo de su coordinador defensivo, Mike Caldwell.

Un cuento con final agridulce

Al final de cuentas, podemos hablar de una gran temporada en general de estos Jaguars; sin embargo, no podemos decir que estén satisfechos por lo ocurrido en el partido. Queda claro que es un equipo combativo, con herramientas que los hacen de los mejores cuatro de la AFC; aún así, están un poco lejos de ser más que eso todavía.

Los Chiefs estaban batallando con Mahomes a menos del 50% de su capacidad, y aún así les movieron el balón a placer. Mientras que ellos batallaban para superar la yarda 50. En una comparación llena de contrastes, nos reflejó la dura realidad de ambas franquicias, y nos sustrajo de ese adorable cuento de hadas que vivíamos al analizar a los Jaguars.

Nada en contra de Pederson o Lawrence, por el contrario, se les admira por alcanzar estas instancias; no obstante, esto debe servir de lección para no dejar de invertir como hasta ahora. Esas ganas de reformar al equipo son las los llevaron hasta acá, y seguir esta ruta con la misma intensidad debe hacerlos trascender finalmente. Y en el mejor de los casos, finalmente los veremos superar esta ronda en la siguiente ocasión.

Sin embargo, por ahora deben tragar sapos, y reevaluar algunas cosas; ya que no todo en el equipo aportó de manera uniforme para llegar hasta acá, por lo que deberán verlo antes de seguir adelante.

¿Cómo valoran la derrota de los Jaguars? ¿Qué les falta para finalmente trascender en estas instancias? Pueden dejarnos sus comentarios debajo de este artículo o a través de nuestras publicaciones en redes sociales.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por
x