El caso del Washington Football Team y el “hype” de pretemporada

0

El Washington Football Team es un perfecto ejemplo de cuando el hype de pretemporada y lo que sucede al inicio de la temporada regular no coinciden. Y es en un momento así cuando todo lo que se planteaba debe ser reformulado.

¿Qué se decía en la pretemporada?

Después de que ganaron la NFC East (cierto, con marca perdedora) y lograron poner en “jaque” a los Buccaneers en la Ronda de Wild Cards, muchos expertos ponían al Washington Football Team como el favorito para ganar otra vez la división. Y los argumentos eran sólidos.

La defensiva de este equipo terminó como la segunda mejor de la Temporada NFL 2020 y la offseason estuvo llena de movimientos sólidos: firmaron a agentes libres que aportaban profundidad como Ryan Fitzpatrick, Curtis Samuel, Bobby McCain y William Jackson III. Jugadores que se habían perdido la mayor parte de la campaña pasada, como Landon Collins y Matt Ioannidis, estaban de vuelta. Vamos, tuvieron un buen Draft NFL 2021 al seleccionar a jugadores como Jamin Davis, Samuel Cosmi y Dyami Brown. Todo esto, sumado a la poderosa línea frontal conformada por cuatro selecciones de primera ronda.

La emoción por este equipo era lógica… ¿Cierto? Pues bien, hasta el momento todo ha sido en dirección contraria.

El inicio de temporada del Washington Football Team

La Temporada NFL 2021 de Washington inició con un partido muy complicado ante los Chargers, y la poderosa defensiva que se manejó durante la pretemporada no apareció. Justin Herbert diseccionó a la secundaria del WFT mientras su línea ofensiva neutralizó a Chase Young y compañía para terminar con 424 yardas totales. En la semana 2 los Giants, un equipo que venía de no hacer nada ante los Broncos en la jornada inaugural, produjo 391 yardas totales.

Después de esos dos encuentros se habló de cómo Washington necesitaba tiempo para “acomodar” a su defensiva, los jugadores hablaron de cómo tenían que ajustar para evitar otra mala actuación. Ron Rivera declaró que el juego de la semana 3 ante los Bills era “una vara medidora” para este equipo.

La medición indica que se quedan muy cortos frente a los mejores equipos de la NFL.

Josh Allen regresó a su forma de 2020 al lanzar para 359 yardas y el ataque terrestre de los Bills generó otras 122 yardas para que Buffalo concluyera con 481 yardas totales y 43 puntos ante lo que se suponía sería una de las defensivas de elite en la NFL.

La muerte del hype a tres semanas

Todo lo que se esperaba del Washington Football Team ha estado ausente en 2021. La mejor muestra la da Grant Paulsen, uno de los reporteros que sigue al equipo, con este devastador tweet.

Uno de los puntos más graves es la eficiencia del equipo en terceras oportunidades. Los rivales les están convirtiendo el 60% de las terceras oportunidades, que es una cifra escandalosa. Solamente como referencia, el peor equipo en este departamento en los últimos 20 años son los San Diego Chargers de 2011, que permitían el 42%.

¿Qué le depara el destino al WFT?

Aunque las temporadas son largas y todo puede pasar, el panorama de Washington es sumamente sombrío en estos momentos.

Esta semana enfrentarán a Atlanta, un rival supuestamente a modo, pero después de eso vienen duelos sumamente complejos. Duelos de “vara medidora”, como diría Ron Rivera. Antes de irse al descanso Washington enfrentará en orden a Saints, Chiefs, Packers y Broncos. Después del BYE les tocará jugar contra Buccaneers, Panthers, Seahawks y Raiders.

Siendo sinceros, no sería ninguna sorpresa que, para como están jugando en estos momentos, Washington llegara con marca de 2-10 a la semana 14, cuando comenzarán una serie de cinco partidos ante rivales divisionales. Sí, eso incluye enfrentar dos veces a Dallas en tres semanas.

Obviamente Ron Rivera y Jack Del Rio pueden modificar todo esto y replantear el trabajo de su defensiva. Pueden sacarle todo el provecho del mundo a Chase Young, Montez Sweat, Jonathan Allen y Daron Payne. La defensiva definitivamente puede dar mejores partidos y la ofensiva puede generar los puntos necesarios para ganar algunos encuentros complicados.

En la NFL todo puede pasar, eso lo tengo claro. Pero el día de hoy lo que el Washington Football Team presenta no es suficiente para tener confianza en ellos. El hype de pretemporada está muerto. La realidad de tres semanas se encargó de esfumarlo. Ahora solamente queda un camino cuesta arriba. Y el camino luce sumamente inclinado.

¿Queda algo de confianza en Washington? ¿Es momento de dar por terminadas sus aspiraciones a playoffs? Esperamos sus comentarios.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por