Rob Gronkowski, del retiro a su cuarto anillo de Super Bowl

0

Mientras Tom Brady acapara los reflectores por su séptimo anillo de Super Bowl, Rob Gronkowski también escribió una historia interesante al conseguir su tercer campeonato, con este viniendo después de haberse retirado.

La llegada de Gronk a Tampa Bay

Gronkowski decidió retirarse después de la Temporada NFL 2018, argumentando que el juego le había cobrado una cuota física muy alta durante su carrera profesional.

“No estaba en un buen lugar. El football me estaba desanimando, y ya no me gustaba. Estaba perdiendo la alegría por vivir… podría jugar ahora mismo si quisiera. Me siento bien. Físicamente, puedo hacerlo. Mentalmente, en cuestiones de deseo, no estoy ahí… Estoy satisfecho con lo que hago ahora mismo. Realmente creo que durante estos nueve años, dentro del campo, fuera del campo, me trajeron a este punto. Creo que estoy en el camino adecuado en mi vida”, declaró Gronkowski meses después de haber anunciado su retiro.

Tras un año de retiro, el anuncio de que Tom Brady iría a Tampa Bay provocó un cambio de parecer en Gronk, que aceptó regresar a la liga para unirse a los Buccaneers.

La Temporada NFL 2020 no empezó como a él le hubiera gustado, pero poco a poco fue encontrando ritmo y eventualmente comenzó a producir resultados. Al final de la temporada regular había sumado 45 recepciones para 623 yardas con 7 touchdowns.

El Super Bowl LV de Rob Gronkowski

Después de ese inicio incierto y de ir tomando ritmo durante la temporada regular, Rob Gronkowski cerró la campaña con una gran actuación en el Super Bowl LV, luciendo como el Gronk de antaño:

Al anotar dos veces en el partido Brady y Gronkowski se han combinado para 14 pases de anotación en postemporada, la mayor cantidad para cualquier dupla en la historia. Por cierto, las dos anotaciones de este domingo ponen a la dupla Brady/Gronkowski con cinco anotaciones en el Super Bowl, también una marca de la NFL.

Por si faltaran marcas, Rob Gronkowski se convirtió en el primer jugador en atrapar al menos un pase en cinco ediciones distintas del Super Bowl.

Todo esto deja en claro que el regreso de Gronk a la NFL no fue un mero capricho de Tom Brady ni una vacación glorificada para el veterano tight end. Más allá de su imagen despreocupada y de su actitud ligera, Rob Gronkowski no llegó a los Buccaneers para ser un espectador más (por cierto, para eso está LeSean McCoy)… llegó para ser parte importante de la ofensiva, y en el Super Bowl LV lo confirmó, llevándose su cuarto anillo de campeón del Super Bowl y primero con otro equipo que no fueron los New England Patriots.

¿Qué te pareció la actuación de Rob Gronkowski en el Super Bowl LV? ¿Crees que se quede un año más en Tampa Bay para buscar un quinto anillo? Esperamos tus comentarios.