Todos los participantes del Super Bowl LV salen negativos en últimas pruebas de COVID-19

0

La temporada más atípica en la historia de la NFL está por llegar a su fin; los Buccaneers y los Chiefs jugarán hoy en punto de las 17:30 horas del Centro de México en la edición número 55 del Super Bowl, con ello culminará una temporada llena de altibajos donde varios encuentros tuvieron que posponerse en el transcurso de la temporada debido a la pandemia que rige al mundo, sin embargo, hoy todos los jugadores salieron negativos de COVID-19 y por lo tanto, tenemos luz verde para el Super Bowl LV.

Casos a lo largo de la temporada

Recordemos que la temporada 2020 de la NFL tuvo de todo. Varias de las franquicias de la liga, en algún momento de la campaña se vieron afectadas por caso de COVID-19 entre sus jugadores, repasemos un poco lo sucedido.

Es inevitable pensar en los Titans cuando hablamos del virus que rige al mundo actualmente, ya que ellos fueron los primeros en presentar múltiples casos dentro de los jugadores y personal del equipo; en total llegaron a tener 24 contagiados y la NFL tuvo que posponer sus juegos ante los Patriots y los Steelers.

Sin embargo, no fueron los únicos en presentar problemáticas dentro de sus instalaciones. El 3 de octubre por la mañana, los quarterbacks Cam Newton (New England) y Jordan Ta’amu (Kansas City) dieron positivo y la dificultad por contener el virus se empezaba a hacer notoria. 

Otro equipo en presentar múltiples casos fueron los Falcons que, entre el 13 y 15 de octubre, tuvieron que cerrar sus instalaciones tras que su DL Marlon Davidson resultara positivo, y un día después los Colts tuvieron que hacer lo mismo y empezaron a trabajar remotamente, aunque luego se les informó que, por fortuna, los resultados habían sido falsos positivos.

Los que no contaron con la misma suerte fueron los Jaguars que para el 17 de octubre tuvieron 12 casos positivos dentro de la escuadra de práctica y los metieron en la lista de reservas por COVID-19, pero aún así jugaron a tiempo su juego ante los Lions, cosa, por ejemplo, que no sucedió entre los Steelers y los Ravens.

Hay que recordar que Baltimore y Pittsburgh iban a jugar primeramente en Día de Acción de Gracias, pero los Ravens dieron al menos un positivo por nueve días consecutivos para un total de 22 jugadores contagiados, por ese motivo, su juego fue pospuesto hasta tres veces, récord de la liga.

Sin embargo, tras todo ello, la NFL fue más rígida con los protocolos de seguridad, y gracias a su actuar, los casos expuestos parecen ser solo cosa del pasado, y hoy, a unas cuantas horas del evento deportivo más importante del año, todos los jugadores de los Chiefs y los Buccaneers resultaron negativos por COVID-19, y así, exceptuando a los lesionados, todos podrán ser partícipes en el Super Bowl LV en un intento por salir del Raymond James Stadium con el Vince Lombardi entre manos.

¿Qué opinas de cómo manejo la NFL los casos de COVID-19? Te leemos en los comentarios.