¿Adónde van los Cowboys con Andy Dalton en 2020?

2

Tras la lesión sufrida por el quarterback de los Dallas Cowboys, Dak Prescott, que lo dejará fuera de acción por el resto de la temporada, el equipo de la Estrella Solitaria tendrá que voltear hacia su suplente inmediato Andy Dalton, Entonces, ¿qué elementos tenemos para juzgar su trabajo hasta el momento y saber qué posibilidades tienen en la temporada?

El offseason trajo la contratación de Dalton en Dallas, un elemento que en su momento se juzgó como un factor en la negociación que el equipo tenía con Prescott sobre su contrato de largo plazo. Sin embargo, el consenso indicó que lo más importante fue que el equipo solidificó de manera importante su profundidad en la posición de quarterback agregando a un veterano.

Andy Dalton es nativo de este de Texas, concretamente del poblado de Katy. Su carrera de football siempre estuvo ligada a la preparatoria local y desempeñándose a nivel colegial en la Texas Christian University (TCU) de donde egresó en 2011 y fue tomado al inicio de la segunda ronda del Draft (selección global 35) por los Cincinnati Bengals, siendo el quinto seleccionado de su posición en dicho año.

La historia que cuentan los números

Andy Dalton, exquarterback de los Cincinnati Bengals.

Basándonos en estadísticas individuales, notamos que Andy Dalton es un buen quarterback capaz de mantenerse en la media con respecto al resto de liga  y, por lo menos, no ser parte del problema de un equipo, aunque tampoco de la solución.

En la primera parte de su carrera, Dalton guió a los Cincinnati Bengals a cinco temporadas ganadoras consecutivas con récord acumulado de 50-26-1 y clasificaron a Playoffs en cada una de ellas, ganando la AFC North en dos ocasiones (2013 y 2015).

Durante ese periodo, promedió más de 3 600 yardas por temporada, 24.8 touchdowns contra 16 intercepciones. Fue en ese punto cuando registró sus mejores números en la temporada 2013, lanzando para 4 293 yardas y 33 anotaciones, ambas récords de franquicia pero que irónicamente no le valieron el nombramiento al Pro Bowl, partido al que llegó en dos ocasiones en 2011 y 2014.

La debacle inició en 2016 ya que, a pesar de en esa temporada individualmente tuvo un año sólido que le valió su tercer nombramiento al Pro Bowl, rebasando las 3 200 yardas y registrando el mejor rating de quarterback de su carrera con 91.8 puntos, su equipo tuvo un récord de 6-9-1.

De forma acumulada, en sus últimos cuatro años de estancia en Cincinnati, tuvo un récord acumulado de 20-35-1 y ha estado fuera de Playoffs. La producción de yardas no sufrió una gran baja en dicho periodo, promediando casi 3 400 por año pero los touchdowns decrecieron hasta 20.

Su último año en la organización fue muy poco ceremonioso. Bajo el mando del recién llegado head coach Zac Taylor, el equipo comenzó la temporada perdiendo ocho partidos en fila y fue enviado a la banca en favor de Ryan Finley, eventualmente regresando a la titularidad para conseguir las únicas dos victorias del año en los últimos cinco partidos.

En pocas palabras, su estadía de nueve años con los Bengals es buena a secas, sin grandes picos y solo un valle hacia el final.

La historia de Andy Dalton en Playoffs

En prácticamente la mitad de las temporadas en las que los Bengals fueron dirigidos por Marvin Lewis (7 de 16) el equipo calificó a Playoffs solo para perder en la semana de Wild Card y las últimas cuatro ocasiones fueron con Dalton al mando de la ofensiva. Cabe señalar que en el quinto juego (2015), no participó por una lesión en el pulgar.

Lo revelador del asunto es que en los cuatro juegos que disputó en enero, sus números individuales registraron una baja notable; el porcentaje de pases completos bajó de 62% a 55.7%, la relación de touchdowns-intercepciones fue de 1-6, las yardas por intento de pase fueron de 7.1 a 5.5 y su rating de quarterback se desplomó de 87.5 a 57.8.

Por si fuera poco, la ofensiva en dichos cuatro encuentros anotó 10, 13, 10 y 10 puntos respectivamente. Esto termina de remarcar el contraste de este jugador en temporada regular y en postemporada.

El talento a su alrededor

Dándole algo de contexto a la carrera de Andy Dalton en la NFL, es necesario mencionar el reparto que lo ha rodeado, a fin de cuentas, este es un deporte de equipo y como tal hay que juzgarlo.

Su llegada a la liga en 2011 fue de la mano del receptor A.J. Green,  con quien tuvo una simbiosis innegable. Green fue al Pro Bowl del 2011 al 2017 de forma ininterrumpida, formó parte del equipo All-Pro dos veces (2012 y 2013) y estuvo en el top -10 de estadísticas como yardas recibiendo (2012, 2013 y 2015) y recepciones de TD (2012, 2013, 2015 y 2017). Su talento y dominio durante la década fueron innegables y lo colocaron constantemente como uno de los mejores en su posición.

En el juego terrestre, jugadores como Cedric Benson, BenJarvus Green-Ellis, Jeremy Hill y Joe Mixon pasaron por el backfield. Cada uno de ellos, excepto Mixon (2) tuvo solo una temporada de más de 1 000 yardas, pero siempre sin ser dominantes, por lo que ese aspecto de la ofensiva siempre ha dejado a desear.

El complemento defensivo fue muy sólido en sus primeros años, contando con unidades top-10 en categorías como puntos permitidos en cinco ocasiones (de 2011 a 2013 y 2016) y yardas permitidas en tres ocasiones (de 2011 a 2013). Esto le permitió obtener mejores resultados, incluida la calificación a postemporada. 

Este año tomará a unos Cowboys en el que el talento ofensivo es abundante con tres receptores estelares en Amari Cooper, Michael Gallup y el novato CeeDee Lamb, además de uno de los mejores corredores de la liga en Ezekiel Elliot. Sin embargo tendrá como complemento a una defensiva realmente mala que ha puesto récords históricos en puntos y yardas permitidas en la historia de la franquicia a lo largo de cinco semanas.

Los QB suplentes en Dallas en los últimos años

Brandon Weeden, exQB de los Dallas Cowboys.

Para cerrar y como datos adicionales, podemos mencionar que los Cowboys no han tenido buenos resultados cuando no tienen disponible a su quarterback titular desde 2007.

En dicho periodo, el equipo ha terminado con más de 10 derrotas en las dos ocasiones en las que Tony Romo se lesionó y estuvo fuera de acción por un largo periodo. Primero terminaron 6-10 en 2010 y luego 4-12 en 2015.

Partiendo el récord por cada suplente, los números lucen así:

  • Jon Kitna: 4-5
  • Stephen McGee: 1-0
  • Matt Cassel: 1-6
  • Brad Johnson: 1-2
  • Kyle Orton : 0-1
  • Kellen Moore: 0-2
  • Brandon Weeden: 0-4

Vale la pena recalcar que Dak Prescott nunca se había perdido un juego en su carrera hasta el próximo Monday Night Footbal contra los Arizona Cardinals . Él es uno de solo tres quarterbacks que pueden preciarse de una durabilidad total, acompañado de Russell Wilson y Philip Rivers desde 2016.

El dato que no es alentador viene del actual head coach, Mike McCarthy y su récord de 5-8-1 durante su larga estancia en los Green Bay Packers cuando no tuvo disponible a su QB titular.  Su ofensiva disminuyó 10 puntos en promedio por partido.

Conclusión:

Para los Cowboys, tener a un QB como Andy Dalton de titular en su ofensiva representa un reto en más de un sentido, ya que el ataque tomaba como un componente importante las habilidades de Prescott.
Dalton tiene un lugar perfecto siendo suplente, es capaz de estabilizar un equipo por un corto periodo y dada su experiencia en la liga, ha desarrollado habilidades en diseño y esquematización de un plan de juego, pero ponerlo al frente de un equipo con la cantidad de interrogantes que tienen los Cowboys luce como un reto muy distinto.

En Dallas ya es difícil pensar en Playoffs a estas alturas de 2020, por más de una razón. Si Andy Dalton es capaz de rescatar cinco victorias en lo que resta de la temporada, estaremos hablando de algo rescatable.

Este es el panorama de los Dallas Cowboys en 2020 con Andy Dalton. ¿Qué esperas de este QB y del equipo? Te leemos en los comentarios bajo este post y en nuestras redes sociales.