Previo a la Temporada NFL 2019 de los Houston Texans

0

Los Texans arrancaron la temporada 2018 con tres derrotas consecutivas y parecía que todo se venia abajo muy pronto en la campaña, sin embargo lograron ajustar a tiempo y consiguieron nueve victorias seguidas de manera sorpresiva y se metieron a playoffs como cuarto lugar en la AFC. Ya en postemporada fueron apabullados en el primer partido por los Colts en lo que fue una de las peores exhibiciones del equipo de Bill O’Brien.

Aquel día nada funcionó para Houston: la línea ofensiva se rompió por completo, dejando expuesto a Watson, quien pagó las consecuencias de ser novato en playoffs. Por su parte, la defensa sucumbió ante un Andrew Luck casi perfecto en sus lanzamientos.

Este año debería haber un sentimiento de revancha para regresar a postemporada y demostrar que pueden ser un equipo competitivo en esas instancias. Se habla mucho de que este conjunto enfrentará una reconstrucción en 2020, más adelante lo comentamos a detalle, pero podría perjudicar su campaña 2019, que por cierto, será clave para el entrenador en jefe Bill O’Brien, quien se estaría jugando su puesto en la franquicia.

¿Cuáles son las expectativas de los Texans en 2019?

Su principal debilidad durante la campaña anterior fue la línea ofensiva (la peor de la NFL), a la cual reforzaron vía Draft con el novato Tytus Howard en la primera ronda y en la agencia libre con el T Matt Kalil. Si pueden mejorar en esa zona, su ofensiva no debería tener problemas para ser eficiente y productiva. En este momento los playoffs son factibles, aunque también hay que ver cómo responden sus adversarios en la AFC South.

Después de lo hecho en 2018, está claro que la meta es trascender en playoffs. El trabajo de Bill O’Brien debería estar en riesgo si no consigue meter en postemporada a los Texans.

5 interrogantes de los Texans rumbo a 2019

1.- ¿Hicieron lo suficiente para mejor su línea ofensiva?

Houston pudo sobrellevar la temporada regular con la peor línea ofensiva de la liga, la cual permitió 126 golpes al QB  y 62 capturas. Evidentemente no pueden permitirse arriesgar a su pasador y su plan fue firmar a un tackle veterano como Matt Kalil, quien fuera pick de primera ronda en 2012, y seleccionar a Tytus Howard en la primera ronda de este año.

Si pueden mejorar sustancialmente con los refuerzos que trajeron para esa zona, la vida para Watson en el campo será mas fácil, por tanto veremos mejor desempeño del joven QB durante la campaña y eventualmente en playoffs.

2.- ¿Qué harán con sus dos pilares en la defensiva?

En un escenario en donde los Texans no estén cumpliendo los objetivos para esta campaña, podrían comenzar a edificar el futuro desde este año y no se descarta que comiencen a negociar a sus dos estrellas defensivas.

  • Jadeveon Clowney: El primer pick del Draft de 2014 estará jugando su ultimo año de contrato con los Texans. Se especuló desde la temporada pasada que podría ser transferible debido al inminente nuevo contrato que pedirá, mismo que Houston no podría ofrecerle, de hecho, se filtró que varios equipos preguntaron por el jugador. Este año el tema volverá a revivir, todo dependerá del interés de los Texans en retenerlo o conseguir algo valioso y enviarlo a otro equipo.
  • J.J. Watt: El veterano de 30 años es un jugador fundamental en la defensiva (16 sacks en 2018), sin embargo se adentra a una etapa en donde podría comenzar a bajar su producción y se incrementen las lesiones. No sería descabellado que los Texans estén pensando en conseguir algo grande por Watt antes de que su valor en el mercado comience a bajar.

3.- ¿Podrán dar un salto de calidad en la AFC?

El tema en Houston es que necesitan ser demasiado buenos en 2019 para trascender. Mientras tengan en la AFC a los Pats de Bill Belichick y Tom Brady, tienen hacer las cosas casi perfectas para llegar lejos.

El primer paso es reafirmar su lugar en la conferencia como equipo de playoffs y luego superar la barrera del primer juego de postemporada. Este año, conjuntos como Browns y Jaguars hicieron movimientos para soñar con playoffs y desde luego pelearán ante equipos como Houston por un boleto de comodín.

La meta es clara: Dar un salto de calidad en la AFC y establecerse como equipo dominante en la conferencia.

4.- ¿Se avecina una inminente reconstrucción?

Todo indica que en 2020 lograrán convertir a Nick Caserio en su nuevo General Manager. Caserio es actualmente el director ejecutivo de personal en New England y desde hace un par años está en la mira de los Texans. Aunque los Pats bloquearon este año las negociaciones de Houston con Caserio, el director de personal admitió recientemente que está interesado en tomar el trabajo en Houston.

Actualmente los Texans tienen a Chris Olsen como GM interino, lo cual indica que el próximo año podrían finalmente contratar a Caserio para el puesto. Si los Texans no califican a playoffs ó no mejoran su lugar de 2018, es posible que para 2020 tengan nuevo general manager y nuevo head coach.

Ademas, si agregamos el tema de Clowney y Watt como posibles bajas, tal vez la renovación sea mas profunda de lo esperado. Nick Caserio podría encabezar la próxima reconstrucción en Houston.

5.- ¿Qué papel jugará su defensiva?

A menos que Watson y la ofensiva salgan al campo a ser una maquina imparable de puntos, van a necesitar que su defensiva haga algo importante este año. Mi pronostico es que Clowney ó Watt tendrán un nuevo equipo durante la campaña y eso, evidentemente, va afectar.

Este año cortaron a varios elementos de su perímetro, como el CB Kareem Jackson, el S Tyrann Mathieu y el CB Kevin Johnson. En su lugar llegan Tashaun Gipson, Bradley Roby y Lonnie Johnson para cubrir esos huecos. La cuestión es qué tan bien se acoplará esta nueva secundaria.

El previo a la temporada 2019 de los Texans continúa en la siguiente página.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por