10 estadísticas que definieron el campeonato de los Patriots

0

La NFL siempre está llena de estadísticas, y tal vez lo único que nos gusta más que analizar esos datos es ver los partidos. Así que como ya no hay encuentros revisemos algunos de los números que definieron la temporada y el campeonato de los New England Patriots.

1.- yardas terrestres por encuentro: 127.3

Una de las cosas que marcó diferencia para los Patriots fue que pudieron correr de manera muy eficiente con el ovoide, quedando como la quinta mejor defensiva en la temporada regular. El eje fue Sony Michel, quien acarreó el balón 209 veces para 931 yardas. James White fue el segundo mejor, consiguiendo 425 yardas en 94 acarreos. Ambos jugadores promediaron 4.5 yardas por acarreo, una cifra bastante buena.

Con esa producción terrestre era normal que Tom Brady tuviera más espacios, y ayudaba a que la defensiva contraria se mantuviera en el terreno.

2.- Puntos por partido: 27.2

Todos hablaron durante la temporada de los Saints, los Rams y los Chiefs cuando se mencionaba a las ofensivas más explosivas de la liga. Lo que pocos notaban es que los Patriots eran la cuarta mejor ofensiva en puntos anotados, así que realmente nunca tuvieron problemas al ataque.

Es más, pongamos esto en cifras más específicas: de los 19 partidos del año (16 de temporada regular, 2 de playoffs y el Super Bowl LIII), New England anotó menos de 20 puntos cuatro veces: tres en la temporada regular (ante Lions, Titans y Steelers, todas derrotas) y hace una semana en Atlanta, partido que ganaron, mientras que en nueve ocasiones rebasaron los 30 puntos (siete en temporada regular y los dos partidos de postemporada).

3.- Sacks en contra: 22

Una de las claves para cualquier equipo es evitar que la defensiva contraria llegue al quarterback, y los Patriots fueron sumamente eficientes en ese departamento. Durante los 16 partidos de la temporada regular solamente permitieron 21 sacks contra Tom Brady, lo que deja en claro que el veterano QB casi no era presionado.

Y para hacer las cosas más impresionantes, durante los juegos de la Ronda Divisional y la Final de la AFC Brady no fue capturado, mientras que en el Super Bowl lo lograron atrapar atrás una sola vez.

Eso nos deja con 22 sacks en 19 partidos. Cuando un jugador del calibre de Tom Brady es capturado apenas una vez por partido es imposible vencerlo.

4.- Puntos en contra: 20.3

La defensiva en general no fue tan sólida como Bill Belichick lo hubiera querido, pero algo donde se destacaron fue en la capacidad que demostraron para evitar que les hicieran muchos puntos.

Mientras que concluyeron la temporada regular en el puesto 21 en yardas totales permitidas por encuentro (359.1), en puntos aceptados fueron la séptima mejor defensiva, lo que demuestra que ellos cumplieron con el viejo dicho de “se doblan, pero no se rompen.”

Usando un ejemplo similar al de nuestro segundo punto, de los 19 partidos del año, los Patriots aceptaron 20 puntos o menos en diez ocasiones, y les hicieron 30 puntos o más seis veces. Curiosamente, de esas seis ocasiones que los rivales hicieron más de 30 puntos, en tres los Pats ganaron el encuentro (vencieron 43-40 a los Chiefs y 38-31 a los Bears en temporada regular y 37-31 a los Chiefs en la Final de la AFC).

5.- Margen de entregas de balón: +10

Cuando se trata de entregar el balón los Pats no cometen muchos errores, entregando un total de 18 balones (11 intercepciones, 7 fumbles). Y cuando se trató de quitarlos fueron mucho mejores, logrando 28 robos (18 intercepciones y 10 fumbles). Eso da una diferencia de +10, y ese número es bastante bueno cuando lo ponemos en el panorama de toda la liga.

Este año solamente cinco equipos tuvieron dobles dígitos positivos en el margen de entregas: Seattle (+15), Houston (+13), Chicago (+12), los Rams (+11) y New England. Todos fueron equipos de playoffs y cuatro de ellos ganaron su división, así que podemos encontrar una tendencia en esto.

Los Patriots manejaron bien esta estadística: no entregaron muchos balones y robaron bastantes, y eso usualmente es una buena combinación.

Y mientras esas cinco estadísticas ayudaron enormemente en la temporada regular, las siguientes cinco fueron definitivas en los playoffs:

6.- Tiempo de posesión promedio: 38:29

Cuando vas a enfrentar a quarterbacks como Philip Rivers y Patrick Mahomes en la postemporada, es bastante fácil pensar que la defensiva va a pasar problemas. Pero cuando dejas a esos rivales en la banca es mucho más fácil.

Los Patriots tuvieron un tiempo de posesión promedio de casi 38 minutos y medio por partido. Eso quiere decir que los rivales estuvieron promediando 21 minutos y medio de posesión. No hay que ser un gran matemático para saber que eso le da ventaja a New England.

Por cierto, el tiempo de posesión en el Super Bowl LIII fue de 33:10 para los Patriots y 26:50 para los Rams. Ligeramente abajo del promedio, pero todavía favorable para los pupilos de Bill Belichick.

7.- Yardas en playoffs de Sony Michel: 336

Hay que hacer un apartado especial para mencionar el trabajo de Michel, que tuvo la mayor cantidad de yardas terrestres para un jugador de los Patriots en una postemporada.

No cabe duda de que el ataque terrestre de New England pasaba por este novato.

8.- Anotaciones terrestres de Michel en playoffs: 6

Si las yardas que obtuvo durante la postemporada fueron buenas, su producción en el tema de anotaciones fue espectacular. Sus seis touchdowns en estos playoffs es la segunda mayor cantidad en la historia de la liga. Para poner las cosas en perspectiva, entre todos los demás jugadores de los Pats consiguieron cinco anotaciones en esta postemporada.

9.- Edelman en playoffs: 3 partidos con al menos 5 recepciones

El MVP del Super Bowl tuvo una buena actuación durante toda la postemporada, consiguiendo al menos cinco recepciones en cada uno de los encuentros de este año. Con eso Edelman extendió su racha de juegos de playoffs con al menos cinco recepciones a 13, lo que representa la racha más larga en la era del Super Bowl.

Esos números ayudaron a que Julian Edelman se colocara como el segundo mejor receptor de todos los tiempos en playoffs, superando este año a Michael Irvin y quedándose solamente detrás de Jerry Rice. Además de eso Edelman está empatado con Rice en el segundo puesto de la historia en partidos de playoffs con al menos 100 yardas (seis veces).

10.- Todas las estadísticas ofensivas de los Rams en el Super Bowl LIII

Si vamos a hablar de estadísticas que le dieron el campeonato a los Patriots, es necesario hacer mención al trabajo de la defensiva ante el poderoso ataque de Los Angeles.

Los Rams terminaron la primera mitad del encuentro con 57 yardas totales, 6 despejes, 2 primeros y diez y 0 puntos. Eso marcó la primera vez en la era de Sean McVay que se fueron sin anotar. Y la segunda mitad no fue mucho mejor, aunque los números se elevaron un poco: terminaron el partido con 260 yardas totales, 9 despejes y 3 puntos.

Jared Goff tuvo un rating de 57.9 en el partido, Todd Gurley se quedó en 35 yardas y la mejor línea ofensiva de la liga (al menos de acuerdo con los NFL Honors) permitió 4 sacks sobre Goff.

En fin, podemos seguir dando ejemplos de todo lo que los Rams hicieron mal a la ofensiva, pero en realidad habría que darle un giro: todo son ejemplos de las cosas que los Patriots hicieron bien a la defensiva.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por