Los 10 detalles a seguir en el Super Bowl LIII

0

Durante la semana se han dicho muchas cosas en torno al Super Bowl LIII, y todavía faltan. Y para seguir hablando de este juego aquí te presentamos diez detalles a seguir de este partido.

1.- ¿Dos quarterbacks iguales?

OK, dejemos de lado la historia, los logros, todas esas cosas: esta temporada Tom Brady y Jared Goff son básicamente el mismo jugador. Contando los playoffs, Brady tiene un 66.5 por ciento de pases completos, 280.3 yardas por partido, 31 TD, 13 intercepciones y un rating de 96.8, mientras que Goff presenta un porcentaje de pases completos de 64.2, 287.3 yardas por partido, 33 anotaciones y 13 intercepciones para un rating de 98.7.

Los números son sumamente parecidos, lo que sugiere un “empate técnico” en el tema de qué equipo llega con un mejor pasador. Obviamente una vez que pasamos del terreno de las estadísticas las cosas cambian radicalmente, pero al menos esta temporada ambos lucen muy parejos.

2.- El reto para Nickell Robey-Coleman

Las últimas dos semanas han estado llenas de comentarios sobre el CB de los Rams, pero más que nada porque él fue el jugador al que no le marcaron la interferencia de pase en aquella jugada que ha generado tanta controversia. Pero el domingo Robey-Coleman tiene un problema bastante grande: cubrir a Julian Edelman,

Edelman es usado muchas veces como el slot WR, por lo que el defensivo encargado de cubrirlo es Robey-Coleman, y este puede ser uno de los enfrentamientos individuales que definan el rumbo del partido.

En la última serie ante los Chiefs, que presentó varias terceras oportunidades de largo yardaje, Tom Brady fue con su receptor más confiable, y la incapacidad de los defensivos de Kansas City de detenerlo fue uno de los motivos por los que no pudieron evitar el touchdown que los dejó fuera del Super Bowl.

Si los Rams quieren ganar este partido necesitan evitar que Edelman haga ese tipo de jugadas, y el encargado de eso debe ser el ahora famoso secundario de Los Angeles.

3.- ¿Cómo cubrir a los WR de los Rams?

Todo apunta a que Brian Flores dejará a los Patriots después del Super Bowl LIII, pero antes de irse tiene un reto sumamente interesante: diseñar un esquema defensivo que pueda contener a los explosivos receptores de Los Angeles.

La cuestión es simple: Stephon Gilmore seguramente va a tomar a Brandin Cooks o Robert Woods. La pregunta es quién toma al otro, y hay opciones. New England puso a Jon Jones a cubrir a Tyreek Hill, así que podría ser la opción para cuidar al WR que Gilmore no tome, o incluso podrían ir con J.C. Jackson o Jason McCourty para cuidar a Woods o Cooks, dependiendo de qué decidan con Gilmore. La cuestión es que además de esos dos receptores deben pensar en elementos de menos impacto como Josh Reynolds, que puede ser un problema para la defensiva si se enfocan sólo en los dos mejores WR de los Rams.

La secundaria de los Patriots está ubicada como la número 22 de la liga contra el pase (permiten 246.4 yardas por encuentro), así que el reto es enorme, y la habilidad de Flores para mandar jugadas a la defensiva será puesta a prueba ante una ofensiva como esta.

4.- Ofensiva terrestre de los Patriots vs línea frontal de los Rams

Una de las grandes estrellas de los Rams es Aaron Donald, el tackle defensivo que además es candidato líder al premio al Defensivo del Año. Y para tratar de reducir el impacto que este elemento tiene en el partido tal vez la mejor idea sea utilizar al poderoso ataque terrestre que los Patriots manejan.

Cuando los Patriots se enfrentaron a los Rams en 2016, la ofensiva de New England hizo un muy buen trabajo neutralizando a Donald, que se fue sin tackleadas o sacks en el encuentro. Curiosamente la mejor manera de evitar que la estrella de los Rams impactara el partido fue corriendo directamente hacia él.

La clave, hay que mencionar, es que en esas jugadas por tierra en las que los Patriots fueron contra Donald mandaron a dos linieros a bloquear a Donald en el punto de ataque, situación que redujo considerablemente el impacto de este jugador.

Obviamente en aquella época los Rams no tenían a Ndamukong Suh o Dante Fowler, pero el punto es sencillo: para ganar el Super Bowl debes controlar el efecto de los mejores jugadores del rival, y el de los Rams es Aaron Donald.

5.- La protección a Tom Brady

Una de las claves para los Patriots todo el año ha sido saber cuidar a su legendario QB. De hecho, esta temporada ningún pasador ha sido capturado menos veces que Brady, incluyendo postemporada (21 veces). Eso nos hace suponer que una de las prioridades para la defensiva de Wade Phillips es poner presión sobre Brady y, sobre todo, llegar a él.

Aaron Donald, Ndamukong Suh, Michael Brockers y Dante Fowler serán los principales encargados de hacerlo y se puede argumentar que su coordinador defensivo tiene una idea clara de cómo hacerlo. Hay que recordar que hace tres años la defensiva de los Broncos (dirigida por Phillips) pudo detener a Brady en la final de la AFC, ayudando a que Denver pasara al Super Bowl 50.

Como decíamos en el punto anterior, el juego terrestre será la clave. Si los Patriots pueden correr de manera efectiva sobre la defensiva de los Rams entonces eso cansará a Donald (algo que puede ser complicado de lograr, pero estamos hablando en teoría), y eso podría evitar que le hiciera daño a Brady.

6.- James White, el receptor

Una de las cosas que más le gusta hacer a New England es mandar pases cortos a los corredores, estableciendo una alternativa al juego por tierra. Y la clave en esto es James White, que funciona bastante bien en estos casos.

Desde 2016 White es el líder de la NFL en yardas después de la recepción, y eso puede ser un verdadero problema para los Rams, que permitieron 96 yardas en 11 recepciones de Alvin Kamara en la Final de la NFC. Los Saints usaron a Kamara principalmente en duelos contra linebackers, así que se puede esperar que los Patriots busquen escenarios similares para White, sobre todo cuando Sony Michel tenga problemas para correr con el balón.

7.- El play-action de los Rams

Algo que la ofensiva de Los Angeles hace muy bien es atacar en jugadas de play-action, y esa podría ser una de sus estrategias este domingo. Jared Goff tiene rating de 112.3 en ese tipo de jugadas, un número bastante bueno, y más cuando consideramos que en las jugadas que no son de play-action su rating baja a 95.0.

Curiosamente los Patriots tienen una manera de detener este tipo de ataques: la cobertura hombre a hombre, que es tal vez la mejor manera de evitar los efectos del play-action. Y los Pats lo hacen de manera normal: en la temporada regular usaron cobertura hombre a hombre en el 56.8 por ciento de las jugadas, número que subió hasta el 72 por ciento ante los Chiefs en la Final de la AFC.

8.- La presión sobre Jared Goff

La producción de Goff cuando su línea le da tiempo es muy buena, algo que no debería ser sorpresa. Cuando no tiene presión de los defensivos rivales su rating es de 117.1, pero cuando es presionado las cosas cambian, y mucho.

Cuando Goff recibe presión su rating baja a 59.8, lo que demuestra que sigue siendo un QB joven. Eso puede ser usado por los Patriots, que son excelentes generando situaciones que rompen la bolsa de protección. De hecho New England es uno de los mejores equipos generando presión en tercer down, lográndolo en el 44.9 por ciento de las veces.

Si los Patriots logran generar situaciones obvias de pase en tercer down, es un hecho que mandarán presión sobre Jared Goff para tratar de reducir su efectividad. Así que una de las claves para los Rams es evitar que eso suceda.

9.- ¿Otro Super Bowl para los QB elegidos primero en el Draft?

Jared Goff fue la primera selección del Draft de 2016, y al estar en el Super Bowl LIII es el QB seleccionado primero global que llega más rápido a esta instancia, ya que lo hizo en su tercer año. Y podría unirse a un grupo bastante selecto de primeras selecciones que ganan el Super Bowl.

Hasta ahora son seis los QB seleccionados en el primer lugar que logran ganar el Super Bowl como titulares: Terry Bradshaw, Troy Aikman, Jim Plunkett, John Elway, Peyton Manning e Eli Manning. Goff sería entonces el séptimo en lograr esto.

Curiosamente todos los QB de ese grupo tienen al menos dos victorias en el Super Bowl: Plunkett, Elway y los hermanos Manning ganaron dos cada uno, Aikman ganó tres y Bradshaw se llevó cuatro en su carrera. Así que Goff podría aportar el decimosexto título de Super Bowl para los pasadores elegidos como uno global.

10.- Tom Brady tendrá un récord en el Super Bowl LIII, de una forma u otra

Todos sabemos que Brady tiene la mayor cantidad de victorias en el Super Bowl para un QB, ya que cuenta con cinco en su carrera (superando a Joe Montana y Terry Bradshaw, que tienen cuatro), pero su novena aparición en el Super Bowl le dará un nuevo récord, para bien o para mal.

Con una victoria Brady extenderá su marca de más victorias en este tipo de partidos a seis, cimentando su legado como el QB más exitoso de la historia. Curiosamente de perder también haría historia, ya que sería su cuarta derrota en esta instancia, empatando a Jim Kelly como los pasadores con más derrotas en el “Super Domingo”.

Además, una derrota haría que Brady igualara a Kelly y a Fran Tarkenton como los únicos QB en perder Super Bowls de forma consecutiva. Tarkenton perdió los Super Bowls VIII y IX, mientras que Kelly cayó en cuatro seguidos al perder las ediciones XXV, XXVI, XXVII y XXVIII.

Todo eso repercutirá en la marca general de los Patriots, que igualmente harán historia. Si ganan serán el segundo equipo en tener seis victorias en Super Bowl (igualando a los Steelers), mientras que en caso de perder extenderán su marca de más derrotas en este encuentro (tienen cinco en estos momentos).

Estos son los 10 detalles a seguir en el Super Bowl LIII. Te invitamos a dejar los tuyos en los comentarios.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por