Josh Gordon será suspendido una vez más

0

Josh Gordon anunció hoy en su cuenta de Twitter que se alejará del football para trabajar en su salud mental. Lamentablemente los problemas de Gordon van más allá de eso, ya que la NFL está por darle una nueva suspensión, misma que parece ser de tiempo indefinido (y tal vez represente el final de su carrera).

Hoy por la mañana el receptor de los Patriots publicó un comunicado donde anunciaba que se alejaría del football para resolver asuntos personales relacionados con su salud mental.

“Tomo muy en serio mi salud mental en estos momentos para asegurar que pueda desempeñarme al mejor nivel,” escribe Gordon dentro de su mensaje, mismo que fue publicado unos minutos antes de que Tom Pelissero anunciara que la liga estaba revisando una nueva suspensión para Gordon.

¿Qué significa esto para Josh Gordon?

La historia de este jugador está llena de problemas con el abuso de sustancias, al punto de perderse las temporadas 2015 y 2016 por violaciones a las políticas de la liga. Este año decidió no reportarse a tiempo con los Browns, alegando que estaba trabajando en problemas relacionados con su salud mental.

Después de la semana 1 los Browns tomaron la decisión de enviarlo a New England, donde la mayoría asumió que podría encontrar un poco más de apoyo al integrarse a una franquicia extremadamente regulada.

Lamentablemente las cosas no fueron así.

El anuncio de una nueva suspensión quiere decir que los problemas de Gordon con el abuso de sustancias siguen, y en ese caso estamos hablando de un problema de adicciones que está muy avanzado. Y eso ayudaría a entender todo lo que está pasando.

Si Josh Gordon sigue peleando con una adicción como esa es normal que su salud mental se vea comprometida. Y es muy válido que él decida irse de la NFL, sobre todo porque está en una pelea mucho más importante a nivel personal.

¿Y los Patriots?

Todos en New England entendían la apuesta que representaba Josh Gordon, así que tal vez no haya muchos sorprendidos por la forma en que las cosas se están dando. Además, el “Patriot Way” es bueno, pero no es la cura para todos los males de la humanidad. Y tampoco debería serlo.

La mala noticia para los Pats es que la ausencia de Gordon deja un grupo de receptores que está integrado por Julian Edelman, Chris Hogan, Phillip Dorsett, Cordarrelle Patterson y un Matthew Slater que básicamente nunca juega como receptor. Y con Rob Gronkowski pasando por un año irregular es un hecho que este equipo tiene problemas en la posición.

La aportación de Gordon (40 recepciones para 720 yardas y 3 TD) se va a extrañar y eso lo deben saber Bill Belichick y Tom Brady. A partir de ahora tienen que trabajar para corregirlo, porque de una forma u otra Josh Gordon no va a volver.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por