Los Wild Cards NFL, una mezcla cada vez más aguada – Café Lombardi

8

Los playoffs de la NFL nacieron por una casualidad. Cuando se creó la liga, el campeón era el equipo que mejor porcentaje de victorias y derrotas sin contar los empates. En 1932 los Chicago Bears y los Portsmouth Spartans (actuales Detroit Lions) terminaron la temporada regular empatados 6-1-6 y 6-1-4 respectivamente, incluso los duelos entre ellos acabaron en sendos empates.

Por ello, Joe Carr, entonces Comisionado de la NFL, tomó la decisión de que ambos equipos jugaran un partido de desempate para decidir el campeón, partido que se consideró un partido más de la temporada regular. Los Bears ganaron 9-0 y se proclamaron campeones, mientras que los Spartans bajaron hasta el tercer lugar en la clasificación al bajar a un peor porcentaje que el segundo clasificado, los Green Bay Packers.

El partido fue un enorme éxito entre el público y de seguimiento por parte de la prensa, en unos tiempos en que el football profesional apenas despertaba atención frente al todopoderoso football universitario. Tanto así, que en la siguiente reunión de propietarios se propuso cambiar el formato de competición.

Desde entonces, la NFL decide su campeón por un sistema de playoffs tras jugarse la temporada regular. El partido fue bautizado como el NFL Championship Game, que tras la fusión AFL-NFL fue reemplazado por Super Bowl. El formato de playoffs se ha ido ampliando con los años: en un primer momento, solamente jugaban los campeones de divisiones. Con las sucesivas expansiones de equipos, empezaron a entrar los campeones cada división dentro de las conferencias. Finalmente, empezaron a entrar los llamados comodines, equipos que no ganaban su división, pero que eran invitados a entrar en la post temporada, recibían lo que se llamó un Wild Card (tarjeta de invitación).

Las denominaciones de las rondas Divisional y de Comodines se mantienen por una cuestión histórica. En la actual ronda de comodines de la NFL juegan tanto campeones de división como aquellos equipos con mejor récord. A la Ronda Divisional hoy en día solo pasa directamente el equipo que termina con mejor registro de cada conferencia.

La ampliación de los Playoffs de la NFL

En 2020 la NFL tomó la decisión de aumentar los equipos que pasan a la postemporada a uno por conferencia, pasando de seis a siete, lo que supone que el 43,75% de equipos optan al trofeo Vince Lombardi tras la campaña regular. Tras varios años escuchando reclamaciones sobre equipos que entraron con récords pobres, incluso negativos, quedando fuera equipos con mejores registros, la NFL pensó que la mejor solución era ampliar el formato.

Esta, por supuesto, es la explicación oficial, porque la real es que la NFL, sedienta de ganar más dinero en tiempos inciertos, y en plena negociación de los contratos de las televisoras, amplió el formato para que aquellas paguen aún más dinero por el extra de partidos.

Así de simple, más partidos supone más dinero por derechos de emisión, aunque ello sea a costa de ofrecer un producto muy mediocre, como el que hemos visto en los dos años que lleva en vigor el nuevo formato.

La NFL sabe que el público está ávido de ver football, y que las audiencias son inmejorables (aunque cada vez se acerquen más a un punto de saturación). En lugar de cuidar el producto por un principio de mayor escasez y mayor calidad, decidieron que dar más partidos es la solución. En resumen, la NFL está “echándole agua al vino”. Esta liga, en un lógico acto de voracidad, optó por esto tras ampliar la temporada regular en una semana.

Si decimos que Judas vendió a Jesucristo por doce monedas de plata, podemos decir igualmente que la NFL decidió venderse a las televisoras por dieciocho partidos.

¿Ronda de comodines o ronda de humillaciones?

La ronda de Wild Cards nos ha dejado cuatro partidos decididos por 30, 23, 21 y 16 puntos: eso es, como mínimo, más de dos touchdowns por partido, lo que nos habla de la tremenda desigualdad que hubo. Al entrar en el detalle, muchos de esos marcadores quedaron maquillados en tiempo basura, pero en el campo, la superioridad del ganador fue mucho mayor que lo que dice cada marcador.

Desde que se amplió el formato, los equipo que recibe el séptimo sembrado, el último de cada conferencia, están 0-4. Y lo que es peor aún, los dos equipos número siete no fueron, ni siquiera, mínimamente competitivos, los Steelers por la AFC y los Eagles por la NFC no pasaron de ser meros sparrings para Chiefs y Buccaneers, respectivamente.

Una liga que vende la igualdad y la paridad por bandera, y que se jacta que un porcentaje elevado de los partidos de la temporada regular se deciden por menos de un touchdown, no debería ofrecer seis partidos a matar o morir de sábado a lunes donde las segundas partes sobraron en al menos cuatro partidos, y donde el equipo ganador se finalizó paseando en el campo y consumiendo tiempo ante la inoperancia y falta de calidad del rival.

Es cierto que la ronda de Comodines ha sido escenario habitual de malos encuentros o partidos muy desequilibrados (al final, como una carta de naipe o una moneda, tiene dos caras), pero lo que llevamos viendo como aficionados en el último par de años, y especialmente este –con el agravante de que los equipos han jugado un partido extra de temporada regular–, no tiene justificación alguna.

Bueno, sí la tiene, las televisoras pagan mucho dinero por ofrecer más espacios para este producto tan mediocre y nosotros, los aficionados, estamos tan sedientos de ver NFL, que nos empezamos  a conformar con cualquier cosa, por mediocre o mala que esta pueda ser, con tal de que sea nuestro equipo el que pueda jugar esos partidos y no el otro, aún al precio de una salida por humillación.

Al final, las emisoras de televisión estarán contentas por las audiencias, y los aficionados también. Por el mismo precio (aparente) les ponen más partidos, aunque sean tan desiguales y soporíferos como el Steelers vs Chiefs, o peor, el de Cardinals vs Rams donde los comentaristas se pasaron más tiempo hablando de los famosos que asistieron al SoFi Stadium, o que coordinadores defensivos podrían ser futuros entrenadores en jefe, porque en el emparrillado no pasó absolutamente nada reseñable.

8
Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
8 Comentarios de este post
0 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Comentarios más populares
8 Usuarios que han comentado
AlejandroRoger PérezEduardo Estrada AlvaradoDavid Avila OrozcoAlberto Recientes comentarios por
  Suscríbete  
reciente antiguo más votado
Notifícame por
Guillermo t
Visitante
Guillermo t

De acuerdo pstemporada de 6 equipos

Luís alavés
Visitante
Luís alavés

Estoy muy de acuerdo con este reportaje, es muy lamentable que solo estén viendo como ganar más dinero, se parece a la liga de fútbol mexicano donde un doceavo clasificado puede ser campeón, ojalá por el bien de este deporte; que a mí punto de vista es uno de los mejores, pongan más atención en dar solución a este problema.

José
Visitante
José

Precisamente el Colts-Bills del año pasado fue uno de los mejores partidos de willcard, este año muchos equipos se desinflaron al final yo creo que afecta más alargar la temporada que meter más equipos en los playoffs

Alberto
Visitante
Alberto

Bien no comparto del todo lo que escriben .nada más para recordarles a los bucaneros de Tampa el año pasado como llegaron y a dónde llegaron. Esto si es deporte no como el pan bol que pasan todos los fines de semana .

David Avila Orozco
Visitante
David Avila Orozco

Es más competitiva la NFL que la LMB si permitieron otro comodín es mayor el espectáculo además jugar 17 jornadas es muy pesado y hay más riesgo de lesionarse. Yo creo que hasta ahí los comodines ya no agreguen más

Eduardo Estrada Alvarado
Visitante
Eduardo Estrada Alvarado

Desafortunadamente siempre es lo mismo, un negocio donde se logra el ganar por un solo lado, siendo desigual.
Y puede empeorar si no lo visualizan a tiempo y desmoronarse, si el público lo observa desde un punto más crítico

Roger Pérez
Visitante
Roger Pérez

Dos partidos más, qué exageración…en cualquier otro momento un sembrado 7 o 6 le podría ganar al 2do o al 3ero. A veces los partidos son más ajustados de lo que el marcador indica…equipos con record de 9-7 han llegado hasta el Súper Tazón, es parte de la competitividad. Aparte en la primera ronda actual, brilla demasiado un 2do lugar de conferencia, más cuando fuiste de las mejores defensivas y uno de los que ma puntos anotó en la liga como Buffalo…

Alejandro
Visitante
Alejandro

No estoy de acuerdo con la publicación los 2 juegos más disparejos en marcadores Bills/Pats y Rams/Cardinals se suponía que eran los más parejos por ser equipos de la misma división, el de Steelers sabíamos que perdería fácil pues su QB ya no daba más, y Eagles llegaba diezmado por covid y lastimados, quieres una liga como las de fútbol de España, Francia o Alemania donde solo existen de 1 a 3 equipos y los demás son sólo comparsas, gracias a los wild card a habido campeones con record de comodin, una muestra ayer perdió Titans y Packers ante el… Read more »