Los mejores momentos de la rivalidad 49ers vs Cowboys

0

Los San Francisco 49ers visitan a los Dallas Cowboys este domingo 16 de enero para enfrentarse en el duelo de la Ronda de Wild Card de los Playoffs NFL 2022, rivalidad con una amplia historia y que ha dejado grandes momentos a su paso.

Esta es una recolección de grandiosos momentos, acontecimientos significativos y juegos que dejaron huella en la historia de ambas franquicias y de la NFL en general.

Acomodarlos en orden de importancia sería un ejercicio cargado de subjetividad (como ya lo es el simple hecho de hacer una lista) y que dejaría inconformes a muchos, por lo que he decidido agruparlos en categorías por factores en común: números épicos, lesiones y campeonatos de conferencia, pues estos equipos se han enfrentado seis veces en la instancia final para determinar al representate de la NFC en el Super Bowl, incluyendo la primera edición de tal partido en 1970.

Tiroteo de quarterbacks

En la semana 9 de la temporada 1963, los Cowboys enfrentaron de visita a los 49ers en el Kezar Stadium en lo que fue un partido adelantado a su época.

Aquella tarde Don Meredith (Cowboys) y Lamar McHan (49ers) lanzaron para 688 yardas, seis touchdowns y dos intercepciones combinadas. Estos son números que en la NFL de hoy día parecen buenos para un par de QBs en un fin de semana cualquiera, sin embargo estamos hablando de una liga que en aquel entonces no basaba su ataque en el juego aéreo.

McHan lanzó para 248 yardas, 3 anotaciones y una intercepción, mientras que Meredith tuvo una tarde histórica de 460 yardas, 3 touchdowns y un interceptado. Una cantidad como la del QB de los Cowboys en aquel entonces era simplemente ridícula, simplemente no sucedía.

El problema es que todo eso no fue suficiente y los 49ers terminaron con la victoria 31-24.

Consolidación de la leyenda de “Captain Comeback”

En la Ronda Divisional de los Playoffs de la temporada 1972, los Cowboys visitaron el Candlestick Park para enfrentar a los 49ers. Por tres cuartos, el partido fue exactamente como los locales querían; para ese momento tenían a su rival –que había ganado el Super Bowl la temporada pasada y buscaba repetir– abajo en el marcador 28-13.

Con unos minutos en el tercer cuarto, el head coach Tom Landry decidió mandar a la banca al QB Craig Morton y meter a Roger Staubach, quien durante la temporada pasada ya se había ganado la titular, pero una lesión en pretemporada, combinada con un muy buen desempeño de Morton durante su ausencia, lo habían mantenido fuera de acción.

En el último cuarto, Staubach lideró a su ofensiva a anotar 17 puntos para terminar con el marcador 30-28. Un total dominio de la situación y una patada corta de kickoff ayudó a que a partir de ese momento Staubach se consolidara como el indiscutible titular del equipo y lo convirtiera en el afamado “Captain Comeback”.

Terrell Owens festeja en la estrella de los Cowboys

Uno de los momentos más “televisivos” de la rivalidad. En la semana 4 de temporada regular 2000, los 49ers visitaban a los Cowboys en el Texas Stadium.

En el segundo cuarto, Jeff García encontró a Terrell Owens para una anotación de 3 yardas. Inmediatamente después de anotar, Owens corrió hacia el centro del campo y se paró sobre la estrella solitaria viendo al cielo con con los brazos abiertos.

En la serie ofensiva inmediata posterior, los Cowboys anotaron por la vía de Emmitt Smith en un acarreo. Esta vez fue él quien corrió al centro del campo, se arrodilló sobre la estrella y plantó el balón como quien reclama su territorio. Esta anotación acercaba a Dallas en el marcador que para ese momento estaba atrás 17-10 antes del medio tiempo.

A partir de ese momento los 49ers anotaron 17 puntos sin respuesta y en el último cuarto, con 4 minutos por jugar, Garcia repitió la dosis con Owens quien volvió a anotar y de nuevo corrió hacia el centro del campo para pararse sobre la estrella, solo que esta vez, el safety Paul Teague parte de unos Cowboys completamente frustrados por la paliza que estaban recibiendo (con esa anotación el marcador se ponía 40-17), alcanzó al receptor justo cuando se paró en el campo y lo golpeó para sacarlo de ella.

De inmediato se armó una pequeña trifulca y aunque Owens regresó de inmediato a la estrella, la atención ya estaba en que miembros de los dos equipos ya se habían hecho de empujones a varias yardas de distancia. Desde entonces este movimiento de festejar sobre la estrella, se convirtió en una forma de burla hacia los Cowboys por parte de sus rivales.

La ironía es que, algunos años después, Owens formaría parte de los Cowboys y terminaría imponiendo varias marcas de la franquicia.

El meñique de Ronnie Lott

Cuando se habla de sacrificar el cuerpo por el bien del equipo, lo hecho por Ronnie Lott tiene que estar muy alto en la lista de lo más destacado.

En el partido final de la temporada 1985, los Cowboys visitaron el Candlestick Park para enfrentar a los 49ers. en un duelo de dos equipos que se perfilaban a postemporada. En una jugada que parecía de rutina, Lott tackleó cerca de la línea de golpeo al fullback Timmy Newsome, el problema fue que en la acción se fracturó el dedo meñique de la mano izquierda.

San Francisco terminó ganando el partido, tenían un duelo de Playoffs el fin de semana siguiente y la fractura de Lott requería cirugía más unas ocho semanas de rehabilitación, lo que lo dejaría fuera de toda acción esa temporada incluso si su equipo llegaba al Super Bowl.

Ante esa posibilidad y sabiéndose parte integral de la defensiva, tomó la decisión de amputarse un fragmento del dedo lesionado para así reducir al mínimo el tiempo de recuperación. A la semana siguiente en la ronda de Wildcard, los 49ers enfrentaron a los Giants y perdieron aun con Lott en el campo, que usó una férula protectora en la mano.

Costillas rotas y pulmón perforado de Romo

En la semana 2 de 2011, los Cowboys visitaron el Candelstick Park para enfrentar a los 49ers.

Después de una primera mitad con un inexplicable mal desempeño de Tony Romo en el campo, el QB no regresó al terreno de juego para el inicio del tercer cuarto, debido a que en una jugada temprano en el encuentro había sufrido una ruptura de costilla que le había perforado un pulmón.

Con su equipo abajo 21-14 en el marcador, Romo volvió al campo de juego en el último cuarto del partido para intentar hacer algo de magia. Los 49ers anotaron tres puntos más, y fue ahí donde todo comenzó: primero, Romo ejecutó un drive de 80 yardas en nueve jugadas en el que lanzó cinco de siete pases completos y culminó en touchdown. Un drive más para anotar el field goal del empate obligó a llevar las cosas a Tiempo Extra.

Tras una primera serie fallida por parte de San Francisco, ya en la prórroga, Romo recibió el balón en su propia yarda 22 y en la primera jugada lanzó un pase al receptor más improbable, Jessee Holley, el ganador del reality show “4th and Long” conducido por Michael Irvin. 77 yardas después, Holley fue tackleado dentro de la yarda 5 del rival, lo que dejó una situación fácil para que Dan Bailey pateara el gol de campo de la victoria.

Esta jugada fue una prueba de la dureza de Romo como jugador, sobreponiéndose a esa clase de lesión ante la que, probablemente en ese momento, era la mejor defensiva de la liga e incluía a jugadores como Justin Smith, Patrick Willis, NaVorro Bowman, Aldon Smith y Donte Whitner entre otros.

The Catch

La jugada que se convirtió en postal y el momento que marcó una transición de poder en la NFL. El 10 de enero de 1981, cuarenta años a la fecha de escribir estas líneas, la Final de la Conferencia Nacional enfrentaba a los Cowboys y 49ers en el Candlestick Park.

Hasta ese momento, San Francisco había sido eliminado de Playoffs en tres ocasiones consecutivas, en 1970, 1971 y 1972, por los Cowboys. Dallas era el más exitoso de la NFC y cosechó grandes triunfos, pero todo cambió esa noche.

El marcador de 27-21 en favor de los Cowboys con 51 segundos en el reloj era el reflejo perfecto de lo cerrado que había sido el partido. El ataque de los 49ers estaba dentro de la yarda 10 de su rival y Joe Montana lanzó un pase a Dwight Clark mientras eludía la presión, teniendo frente a él a Ed ‘Too-tall’ Jones con los brazos en alto y saltando. Clark se elevó sobre la cobertura de Everson Walls y atrapó el balón en la zona de anotación para poner el marcador final 28-27.

Esta jugada, vista con los ojo de un aficionado moderno, puede parecer rutinaria; un QB rolando hacia la derecha escapando de la presión y lanzando un pase a la esquina de la zona de anotación para que su receptor atrape el balón en su punto más alto, parece ser algo que se ve cada fin de semana, sin embargo en aquel entonces no era común.

Lo más importante de la jugada es que fue determinante para la victoria de los 49ers, que avanzaron al Super Bowl donde consiguieron el campeonato y comenzaron, de facto, su dinastía de la década de los ochenta mientras que pusieron fin al dominio de los Cowboys, que se había prolongado desde la década anterior.

How ‘bout them Cowboys!

La llegada de Jimmy Johnson a los Cowboys en 1989 trajo una transición dura de soportar, una temporada de 1-15 seguida de otra de 7-9 y fue hasta 1991 que pudieron calificar a Playoffs. Pero lo mejor vino en 1992 cuando terminaron con récord de 13-3 y llegaron a la Final de Conferencia para enfrentar a unos 49ers que estaban al mando de George Seifert.

El partido celebrado en el Candlestick Park fue de 10 puntos por cuarto, hasta que en el último, los Cowboys anotaron 13 y los 49ers 7, dejando el marcador final 30-20 en favor de los Cowboys.

La euforia era papable al final del juego. Se podía ver a todos los miembros del equipo realmente entusiasmados; jugadores, coaches, utileros, todos estaban felices saliendo del campo y dirigiéndose a los vestidores. Mucha más gente de la que debería terminó ahí. Entre esa masa se encontraba el equipo de CBS Sports, que por primera vez había conseguido acceso a ese espacio gracias a Rich Dalrymple, Director de Relaciones Públicas de los Cowboys, algo que Johnson no sabía.

Dalrymple dijo que pensó en comentarle al coach sobre esto, pero no lo hizo porque temía que le fuera a decir que no.

Johnson se subió a una caja de utilería para ver a todo la habitación y comenzó a dar uno de los discursos más memorables en la historia del equipo:

“No quiero demeritar lo que hicimos, pero hay que entender que tenemos un partido más por jugar. Hey, fantastico, fantastico, fantastico. Todos y cada uno de ustedes, y no solo estoy hablando de estos últimos 60 minutos, hablo de la escuela de QB, los minicamps, el offseason, el training camp en Austin cuando hacía calor y estaban cansados. Todos hicieron un gran trabajo y todo lo que me queda por decir es: How ‘bout them Cowboys!”

A partir de ese momento la frase se convirtió en el grito de guerra del equipo. Comenzó como encabezado en los periódicos del día siguiente, para luego estar en playeras, posters, tazas y cualquier pieza de memorabilia. Hay que decir también que esta misma frase se usa de manera sarcástica para burlarse el equipo cuando las cosas no van bien.

La lista de Bernie

La temporada 1993 fue turbulenta para los Cowboys, ya que comenzó con una disputa contractual con Emmitt Smith, que llevó a que se perdiera de los primeros partidos de la temporada. El asunto quedó resuelto con una jugosa extensión, pero ese no fue el último obstáculo que el equipo tendría que vencer para conseguir su segundo título al hilo.

En el partido por el Campeonato de Conferencia, donde los 49ers visitaban el Texas Stadium para enfrentar a los Cowboys, durante el tercer cuarto el QB Troy Aikman sufrió una conmoción al golpear su cabeza contra la rodilla de Dennis Brown y tuvo que abandonar el partido. San Francisco estaba a 14 puntos de distancia en el marcador al momento y, con su rival sin su QB titular, las cosas parecían más alcanzables para ellos.

Bernie Kosar entró al campo y fue entonces cuando entró en acción la llamada “Lista de Bernie”. Esto era un papel que semana a semana Kosar entregaba a Jimmy Johnson en el que enlistaba las jugadas del playbook que él creía que funcionarían contra la defensiva rival en turno y que además se sentía cómodo ejecutando.

Hacia el final del tercer cuarto, cuando los 49ers ya habían reducido la desventaja a solo 7 puntos, Kosar encontró a Alvin Harper en un pase que terminó en touchdown de 42 yardas. Los Cowboys terminaron ganando el partido 38-21 y avanzando al Super Bowl para conseguir su segundo título consecutivo.

El “verdadero Super Bowl”

La tercera fue la vencida para los 49ers, quienes lograron vencer a los Cowoys, entonces ya dirigidos por Barry Switzer en el Campeonato de Conferencia de la temporada 1994.

Las escuadras presentadas por ambos equipos eran simplemente lo mejor de la liga en ese momento; Steve Young y troy Aikman, Michael Irvin y Jerry Rice, Ricky Watters y Emmitt Smith, Charles Haley, Ken Norton Jr., Deion Sanders y un largo etcétera.

El nivel de juego de los dos equipos solo era equiparable con el de la anticipación que causaba el partido, a tal grado que la revista Sports Illustrated lo llamo “The Real Super Bowl”.

El partido se llevó a cabo en un Candlestick Park que muy pronto se llenó de lodo. Para el primer cuarto, el marcador estaba 21-0 en favor de los locales, que no podían haber imaginado una mejor situación. Sin embargo, para el último cuarto, el partido estaba 28-38 todavía en favor de San Francisco, pero los Cowboys amenazaban con una serie ofensiva que cerraría muchísimo el marcador en caso de anotar, dejando tiempo suficiente en el reloj para pensar en completar la voltereta.

Entonces, Troy Aikman lanzó un pase largo a la banda izquierda buscando a Michael Irvin, quien estaba custodiado por Deion Sanders. El pase no pudo ser más preciso, pero cuando el receptor intentó levantar las manos para atrapar el balón, Sanders estiró el suyo, impidiéndole hacer la atrapada. No hubo castigo de interferencia y el partido terminó con el marcador como estaba.

Esto le dio el pase al Super Bowl a los 49ers que destruyeron a los Chargers e impidieron que los Cowboys se convirtieran en el primer equipo en conseguir tres victorias de Super Bowl al hilo.

 

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por