La reconciliación entre Cam Newton y los Panthers

0

Por Enrique “Henri” B. Franco. Sigue su proyecto en @naciónpatriots y nacionpatriota.com)

Los Carolina Panthers hicieron su último gran movimiento de la temporada 2021 este jueves: traer de vuelta al QB Cam Newton. En medio de tantos problemas en la posición, se dio el esperado regreso del hijo pródigo a Carolina.

Los Panthers hacen un fan service

Es muy común en la cultura popular, que los ejecutivos detrás de una serie o película terminen dándole al espectador una diversión efímera, a veces apelando a su nostalgia, esto suele llamarse fan service. En Carolina, parece que se ha hecho esto a nivel deportivo, entregando al fan de los Panthers, el regreso que deseaban en este momento:  el QB Cam Newton.

El contenido de “servicio al fan” suele ser un entretenimiento superfluo, carente de un impacto real dentro de donde se introduce. Al público, esto le suele importar más bien poco de inicio, generando un interés renovado en el producto. El cual, si somos objetivos, en Carolina es bastante mediocre, con una temporada casi por la borda, tirando para no ser un desastre mayúsculo. Al final del día, todo parece más bien una negación a lo que verdaderamente sucede tras bambalinas.

El fracaso mayúsculo en la era post Cam Newton

Las cosas como son: los Panthers no serán mejores solo por un jugador. Es un conjunto mal administrado y peor entrenado, por un Matt Rhule que necesitaba evadir el acoso de la prensa y sus aficionados, hartos de su trabajo.

Y qué mejor que volviendo a la época más reciente de éxito, protagonizada por el quarterback más importante en la historia de la franquicia. Y desgraciadamente, se olvida que se fue con dudas importantes principalmente en su hombro, yendo y viniendo del quirófano desde 2018.

Incluso, el jugador admitió este año, que en 2020 estaba sano por primera vez en mucho tiempo. Y viendo sus números con los Patriots (242 de 368, 2,657 YDS, 8 TD, 10 INT), verdaderamente no se reflejó este hecho en su desempeño.

Es extraño llamar a su regreso una solución, cuando no lo es. Y la encomienda del GM Scott Fitterer, era sencilla: suplir a un pasador en declive desde el año pasado. Aun así, la secuencia de movimientos que hicieron, a nivel gerencial, es lamentable:

  • Cortar a Cam Newton
  • Traer al QB Teddy Bridgewater, para luego intercambiarlo por solo una sexta ronda al año siguiente.
  • Intercambiar por Sam Darnold (mandando una sexta ronda (2021), una segunda ronda (2022) y una cuarta ronda (2022) a los Jets).

Sencillamente, no se podría haber hecho un peor trabajo en la gerencia de la organización, pero se superaron. Luego de traer a Darnold, sin comprobar que era el mejor para este equipo, decidieron ejercer la opción de un año extra por $18.858 millones USD. Ahora, le van a dar un máximo de $10 millones USD a Newton, con $4.5 millones USD garantizados el resto del año, funcione o no. 

En 2020, los Panthers botaron al MVP del 2015, porque nadie, ni ellos mismos, lo querían. Tras un año en New England, Newton, sencillamente no demostró que fue un error dejarlo ir. Ahora, tienen que recurrir a él a pesar de todo, de ese nivel es este desastre.

Una segunda oportunidad

La reconciliación es bastante extraña, ya que ninguno está bien. Hasta cierto punto, nadie volvió a apostar por Newton y tal vez, sus mejores ofertas eran para ser el suplente o titular temporal. Y tras un inicio de 3-0, donde claramente no necesitaban de esto, los Panthers se vinieron abajo de forma catastrófica.

Incluso, esto nos recuerda a la típica historia romántica de Woody Allen de sus películas: una relación tóxica, que solamente está unida por intereses personales, se dejan y vuelven por conveniencia, siempre condenados al desamor. Y en vez de ser algo divertido, es preocupante para sus fanáticos: no hay un proyecto real que apoyar en Carolina.

Irónicamente, los Patriots, de dónde salió el veterano, recientemente han encontrado su proyecto a futuro, el QB Mac Jones. De alguna manera, es un recordatorio para unos Panthers, que declinaron seleccionar un QB de primera ronda en el último Draft NFL. Y que si Rhule fuera más listo, le podría dar más tiempo, con la excusa de que necesita desarrollar al novato, pero ya comprobamos que eso de pensar a largo plazo, no se les da.

Lo que sigue para Carolina

Es un hecho que Cam Newton, podrá jugar el domingo, si es necesario. Según el acuerdo, posiblemente sea lo que suceda, pues no indica que reflexionen en volver a Darnold, cuando, este regrese de su lesión de hombro.

La organización prefiere regresar cinco años al pasado que afrontar el futuro. Llámenlo miedo o algo más, no obstante, hoy están más cerca de traer a Jake Delhomme del retiro que de buscar a un novato en 2022. 

Cuando la luna de miel con los fans se convierta en una de hiel, es muy probable que sigan buscando opciones fáciles, aunque temporales. Quizás, admitir un error como dejar ir a su antigua estrella, es más fácil que hacerlo con el más grande: se equivocaron de gente para guiar su reconstrucción, si es que alguna vez la hubo.

¿Qué crees que resulte del regreso de Cam Newton a los Carolina Panthers? Te leemos en los comentarios bajo este artículo y en nuestras redes sociales.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por