Los Dolphins de Flores se aprovechan de los Texans y todavía respiran

0

 Por César Castillo (@cesar_jul1o)

En un partido donde las defensivas impusieron la narrativa de las acciones, los Miami Dolphins consiguieron darle fin a su terrible racha de derrotas que dio comienzo en la semana 2 de la actual campaña. A pesar de que tanto la defensiva de los Miami como la de los Houston Texans son de las peores de la NFL, el día de hoy impusieron su dominio en un encuentro que se decidió hasta los últimos minutos. a favor de los de Florida con marcador de 9-17.

Los Dolphins consiguen victoria con Brissett como titular

Frente a la lesión en el dedo medio de Tua Tagovailoa, fue Jacoby Brissett el encargado de comandar la ofensiva de los dirigidos por Brian Flores. El QB de Miami distó de tener un desempeño espectacular, al completar 26-43 para 244 yardas, 1 TD y 2 INT. 

A lo largo del partido, la ofensiva de los Dolphins se mostró fuera de ritmo y errática – entregando el balón en cinco ocasiones -, fungiendo más que nada como un complemento a una defensiva que constantemente incómodo a Tyrod Taylor y compañía.

Si bien el equipo de Florida se sigue viendo como uno de los peores conjuntos en toda la liga, esta victoria compra aire y tiempo para el proyecto de Flores y abre las puertas a una posible alza de nivel en la segunda parte de la temporada. Esto es de suma importancia, considerando las dudas y problemas que pondrían a Flores como un candidato a perder su puesto al término de la temporada. 

El pass-rush mantuvo ocupados a ambos QB

Algo que caracterizó el partido fue el constante ajetreo que vivieron ambos QB cuando tenían que lanzar el ovoide. Estos dos equipos se combinaron para nueve capturas en total. Además de las capturas, los pasadores fueron golpeados en múltiples ocasiones y obligados a correr fuera de la la bolsa de protección para evitar el derribo. 

Aunque las líneas ofensivas de ambos equipos no son de lo mejor, es una muy buena señal de vida para ambas frontales defensivas el tener una actuación tan dominante. De continuar esto, Texans y Dolphins podrían incomodar e imponer un poco más de respeto ante ofensivas rivales y sus QB. Entre los nombres con producción en sacks destacados encontramos a Emmanuel Ogbah con 2.5 y Jordan Jenkins con 1.5. 

Regreso decepcionante de Tyrod Taylor

Cuando se tiene un roster tan limitado en talento como el de los Texans, lo peor que se puede hacer es poner al equipo contra la pared, particularmente cuando desde la perspectiva del QB. El ejemplo más claro del bajo nivel de Taylor en su regreso de lesión es la jugada en la que lanza una intercepción dentro de los últimos minutos de la primera mitad. Esa entrega de balón, tan solo unas cuantas jugadas más tarde, se materializó en un pase de TD de Brissett que alargaba la ventaja para los Dolphins.

Volviendo a Taylor, a este en ningún momento se le vio cómodo, acosado constantemente por los pass rushers y forzando pases que terminaron en intercepciones. A pesar de la movilidad que lo caracteriza, en ningún momento se incluyeron jugadas diseñadas para explotar esta virtud y tampoco le sirvió de mucho para evadir la presión.

Es hasta cierto punto comprensible, considerando el tiempo que había pasado sin jugar, que finalmente se reflejó en falta de ritmo y en una calidad pobre de juego. Esto deberá de ser corregido en próximos partidos para evitar poner a su limitado equipo contra la pared. 

De cualquier modo, este partido no sirve de mucho en los balances de temporada de Miami (2-7) y Houston (1-8), que son claros coleros en el concierto de los equipos de la NFL en 2021.

¿Es Jacoby Brissett una mejora viable respecto a Tua Tagovailoa? ¿Viene un ascenso en el nivel de juego de los Dolphins?, ¿Tyrod Taylor o Davis Mills para QB1 en Houston? Te leemos en los comentarios debajo de este artículo y en nuestras redes sociales. 

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por