¿Qué pasó con Aaron Rodgers y por qué violó los protocolos COVID de la NFL?

0

Por Enrique “Henri” B. Franco. (Sigue su proyecto en @naciónpatriots y nacionpatriota.com)

El QB Aaron Rodgers ha sido sujeto de controversias desde la offseason, desde querer marcharse de Green Bay, hasta su estatus de vacunación, y ahora, sus comentarios y postura al respecto después de darse a conocer su contagio de COVID-19. ¿Qué está sucediendo con este quarterback de los Packers estrella de la NFL ?

Desafortunadamente, tanto para el equipo, como para la NFL, la situación no se ha quedado hasta aquí y ha ido escalando, gracias a los detalles del estado del jugador, que se han presentado recientemente, empezando por el estatus de vacunación del jugador. En este artículo revisaremos la situación al respecto.

Aaron Rodgers y su positivo a COVID-19

El pasado miércoles, el veterano quarterback de 37 años resultó positivo a COVID-19, en la preparación del duelo de la semana 9, contra los Kansas City ChiefsEl problema es que, desde el principio de la temporada hasta este jueves, Rodgers se había manejado públicamente y en sus apariciones en juegos, conferencias de prensa, entrevistas y actos en público –dentro de la NFL como fuera– como una persona vacunada. Y la NFL tiene un protocolo para los jugadores oficialmente no vacunados, que involucra mantenerse con mascarilla todo el tiempo y otros detalles, que Rodgers no ha seguido hasta el momento.

Lo inquietante, por supuesto, no es el contagio en sí, pues a estas alturas de la Pandemia, todos sabemos que una persona puede contagiarse de COVID-19 estando o no vacunada, sino que tanto Rodgers en lo personal como la organización de los Packers no han seguido los protocolos establecidos por la NFL en lo que llevamos de la Temporada 2021. 

Según los protocolos de la NFL, los jugadores con COVID-19, no pueden volver a participar con su equipo hasta diez días posteriores a dar positivo en caso de no estar vacunado, lo que es su caso. En esta situación, su reemplazo será el QB Jordan Love, y lo más pronto que podrá volver Rodgers, es un día antes de enfrentar a los Seattle Seahawks, el 13 de noviembre, si este permanece asintomático.

Inicialmente, ¿por qué Rodgers se había estado manejando como “jugador vacunado”? Según reportes de ESPN, el pasador le solicitó a la NFL este verano – antes de iniciar la temporada– revisar una propuesta suya de un tratamiento alternativo, con el fin de ser valorado a la par de la vacunación. Eventualmente, la liga y la asociación de jugadores (NFLPA), con la revisión de un epidemiólogo consultor, desecharon la petición del QB.

Por lo tanto, oficialmente para la liga, Rodgers constaba como jugador no vacunado. ¿Por qué en sus apariciones oficiales en contexto de NFL la liga no había comprobado y sancionado al jugador y a la organización de los Packers si abiertamente no ha seguido los protocolos para su estatus?

La postura de Aaron Rodgers: vacunación e “inmunización”

El jugador fue directamente cuestionado por la prensa en conferencia el pasado 26 agosto sobre si estaba o no vacunado, a lo que respondió: “Sí, estoy inmunizado“.

 

La respuesta, tan críptica en ese momento, sin duda, ha sido la detonante de los eventos más recientes. Los medios, en su momento, consideraron que Rodgers estaba refiriéndose a estar vacunado. “Hay personas en el equipo que no han sido vacunadas. Creo que es una decisión personal. No voy a juzgar a esos sujetos”, también dijo en su momento.

A raíz de ello, los medios han decidido atacar estos comentarios por su posible interpretación. Nada contento con ello, Rodgers quiso dar su propia explicación, para finalmente, dejar las cosas en claro.

Este viernes, apareciendo en el programa “The Pat McAfee Show”, el cual puedes consultar completo aquí el oriundo de California mencionó varios aspectos que más que ayudarle, solo alimentaron la polémica.

“Primero que nada, yo no mentí en la conferencia de prensa inicial,” dijo Rodgers en el programa. “Soy alguien que es un pensador crítico… No soy un negacionista del COVID o algo así,” expresó vía USA TODAY Sports. “Únicamente quería tomar la mejor decisión para mi cuerpo.”

Posteriormente, el quarterback llamó “mentiras descaradas” todo lo relacionado con la vacuna. También aseguró que su investigación ha sido “profunda” y que dos de las vacunas disponibles “no eran correctas para él”, mencionando posibles problemas para la concepción, etc.

En consecuencia, el jugador, también ha defendido el uso de su tratamiento homeopático, además ha consultado con un amigo suyo para el uso de medicina alternativa, como la sustancia denominada ivermectina.

Quizás lo más polémico de sus recientes comentarios, es que abiertamente aceptó que pasó por alto los protocolos que “no tienen ningún sentido” para él. Asimismo, citó a influencias sociales como Martin Luther King Jr. para decir: “tienes una obligación moral de objetar contra las reglas injustas y que no tienen sentido.”

El jugador ha dejado en claro que se siente perseguido, mencionando la “cultura de la cancelación” y hasta la mezcla de la política en estos casos. Y el head coach de los Packers, Matt LaFleur, le comunicó a los medios que no se revelarían detalles al respecto, pues “eso es lo que la liga quiere”, lo cual abona a la pregunta de qué responsabilidad y sanciones deberían acreditarse a los Packers por solapar estas faltas.

Las ¿consecuencias?

Aunque parezca difícil, el jugador, como tal, está lejos de una verdadera sanción, basados en los comentarios de la propia NFL. Aunque era de esperarse alguna reconvención para el jugador, es muy probable que esto sea más complicado.

La liga había informado anteriormente, durante la semana, que sabían de la situación en Green Bay desde hace tiempo. Según el vocero oficial de la NFL, Brian McCarthy, los equipos tienen la responsabilidad de preservar estos protocolos estipulados. Fuera de eso, han declinado responder sobre una posible sanción. 

ESPN ha podido saber que el jugador no usa mascarilla solo en su interacción con los medios, pero “aparentemente sí lo hace dentro de las instalaciones de Lambeau Field”. Dado que sigue los protocolos con los jugadores y entrenadores, parece que la única excepción que realiza, es con los medios en la sala de prensa, donde jamás utiliza protección. Esto suena improbable, pues cualquier medio de comunicación presente en los entrenamientos de los Packers hubiera corrido a reportar que Rodgers estaba siguiendo los protocolos para no vacunados y hubiera sido del dominio público desde el inicio de temporada.

Los Packers buscan avanzar, ¿y su responsabilidad organizacional?

Sin embargo más allá de castigos, las consecuencias las han vivido en la organización, que constantemente tienen que responder al tema, como le sucedió al RB Aaron Jones. A su vez, inesperadamente deberán debutar a Love esta semana, en un momento que puede definirá el camino a los playoffs. 

Volviendo con LaFleur y sus comentarios del miércoles pasado, todo detalle sobre sus comentarios de Aaron Rodgers, previos a dar positivo se limitó a decir: “Esa es una gran pregunta para Aaron.”

Dentro de la organización, se han mostrado reacios a alimentar la polémica, no obstante, ya estando en el ojo del huracán, se ha convertido en un posible distractor. Sin embargo, bien podría ser la mayor prueba que podrían tener, para definirse como candidatos al campeonato, luego de tantos cuestionamientos, al comienzo de la temporada.

¿Qué opinas de la situación de Aaron Rodgers?, ¿Es correcta la forma en que ha manejado sus creencias personales en lo tocante a los protocolos de la NFL contra el COVID-19?, ¿Cómo deja paradas a las organizaciones de los Packers y la misma NFL tras saberse que siempre supieron su estatus, pero no actuaron para obligarlo a seguir las medidas que le correspondían? Coméntanos abajo de este artículo y en nuestras redes sociales.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por