¿Cómo manejará la NFL la nueva ola de contagios por COVID-19?

0

Aunque el año 2021 pinta muy diferente en Estados Unidos en términos de restricciones por COVID-19, la temporada 2021 de la NFL seguirá siendo una buena prueba del manejo de la pandemia en los espacios deportivos.

Si bien la NFL fue una de las pocas ligas que no interrumpieron su calendario el año pasado por los efectos de la pandemia, hubo varios obstáculos por sortear a medida que pasaban las semanas, como mover de fecha ciertos partidos o que varios jugadores pasaran algunas semanas en la lista de protocolo de contagio.

Sin embargo, ante una nueva ola del virus debido a la variante Delta que cada vez va ganando más fuerza en Estados Unidos y en el mundo (incluido nuestro país), queda la duda sobre si es buena idea volver a tener los estadios con capacidad máxima para los partidos de NFL. Hace algunas semanas se anunció que todos los equipos recibieron autorización de sus gobiernos para tener los estadios llenos, además de que los asistentes no necesitarán estar vacunados para tener acceso.

Algunos equipos de ligas como la NBA probaron segmentando los espacios de sus estadios en “vacunados” y “no vacunados”, lo cual podría ser alguna alternativa para reducir el riesgo de contagios para algunos equipos. 

La política de boletos de la NFL no hace ninguna referencia a que deban estar vacunados los compradores de entradas, aunque sí se estipula que no se debe asistir a un partido si “en los 14 días antes del juego, estuvieron expuestos a alguien que dio positivo por COVID-19 o si en las 48 horas antes del juego experimentan síntomas”.

Pero ¿qué pasará si los casos siguen incrementando como en las últimas semanas? Aún no hay mucha claridad al respecto, ni por parte de los equipos, ni por parte de la NFL. De igual forma, aún no hemos escuchado las políticas y/o recomendaciones para asistir a los partidos o cómo se disminuirá el riesgo de contagio en un estadio con capacidad máxima.

En cuanto a los jugadores, hay casos como el de Cole Beasley, que abiertamente se han mostrado renuentes a ser vacunados y, aunque se anunció que los jugadores vacunados tendrán más “libertades” en ciertos aspectos, será muy difícil reducir al máximo al riesgo teniendo a jugadores no vacunados. 

Lo que seguramente veremos en 2021 será nuevamente a la NFL ajustando los protocolos y respondiendo ante las eventualidades que presente la pandemia en cuanto a sus jugadores. Sin embargo, para mí, será un gran reto establecer la misma respuesta ante estadios al máximo. En mi opinión, a pesar del estado de vacunación en el país, la capacidad debería seguir restringida, en especial, ante esta nueva ola de contagios por COVID-19.

¿Qué opinan ustedes? Nos leemos en los comentarios bajo este artículo y en nuestras redes sociales.

 

 

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por