Revisando el Big Board para el Draft NFL 2021: Prospectos 81 al 85

0

Una vez revisados a profundidad los principales prospectos del Big Board de Primero y Diez (al menos, aquellos que en nuestra opinión tienen amplias posibilidades de primera ronda), traemos para ti el análisis breve y general del resto de los prospectos de nuestro pizarrón, de modo que completemos una radiografía lo más amplia posible de los jugadores que veremos desfilar a lo largo de los tres días del Draft NFL 2021.

En esta ocasión toca hablar de los prospectos 81 al 85, que incluye nombres que hemos desarrollado más a fondo en otras piezas, pero que con el paso del proceso han bajado su stock para encontrarse a estas alturas.

81. Ronnie Perkins, Edge – Oklahoma

Un jugador con mucha técnica como pass rusher y habilidad física para quitarse al liniero ofensivo y acelerar hacia el quarterback. Su extensión de brazos que le permite estar alejado de las manos del rival y evitar cualquier posibilidad de ser controlado. Pese a que se desenvuelve mejor como defensive end en esquema 4-3, no desconoce la cobertura por zona para ser considerado en estrategias como zone blitz. Puede ser disruptivo, incluso en el interior de la línea, para presionar o para hacer la tackleada sobre el running back detrás de la línea. Es un líder para la defensiva.

Necesita mejorar su primer paso, no es tan explosivo. También debe ser constante al momento de atacar hacia el liniero porque se le ha visto muy parado en ocasiones, cuando es más exitoso atacando a un nivel más bajo. Lo más grave es que cuenta con suspensión en su haber por uso de sustancias prohibidas.

82. Tommy Tremble, TE – Notre Dame

Un tipo muy físico que verás en sus mejores jugadas anular defensivos con su buena técnica de bloqueo, pero con pocas oportunidades en el juego aéreo. Lo pondría como un mejor fullback que un tight end porque es efectivo bloqueando en movimiento. En cuestión de verlo como un objetivo más en el juego aéreo, Tremble ha mostrado buena agilidad con sus pies al momento de correr sus rutas, sabe ubicar bien el balón y cuenta con buenas manos. Un jugador que se esmera en cada entrenamiento para dar el máximo en el día de juego.

Sumó 35 pases en dos temporadas en las que jugó en Notre Dame para 401 yardas y cuatro anotaciones, estas últimas en su primer año. Esta falta de experiencia podría hacer que los scouts lo vean como un tight end de relevo o un fullback en jugadas por tierra. Ya tuvo una cirugía de tobillo en 2017 en su último año en high school.

OT Brady Christensen de BYU

83. Brady Christensen, OT – BYU

Un tackle ofensivo que podría tener una oportunidad en el segundo día del Draft gracias a su fortaleza, destreza de pies para evitar la presión y su habilidad para quitar defensivos del camino en el campo abierto. Siempre está atento del desarrollo de la jugada para saber cuál será su siguiente objetivo a bloquear. Es un prospecto durable jugando 38 juegos en BYU como offensive tackle del lado izquierdo.

Sus brazos no cuentan con el largo ideal para la posición y no utiliza sus manos con la suficiente rapidez por lo que podrían llegar tarde los golpes al rival. Carece de la habilidad de quitar rivales en el segundo nivel con la fuerza de sus brazos por lo que trata de usar el peso de su cuerpo para conseguir el objetivo de anular al defensivo y no es lo ideal. Se le critica la falta de experiencia ante rivales de mayor nivel.

84. Alim McNeil, DT – North Carolina State

Un prospecto explosivo, con gran peso y fuerza y capaz de ganar batallas uno a uno ante linieros ofensivos. Utiliza muy bien las manos y extensión de brazos para mantener alejados a los oponentes para después hacerlos a un lado y atacar al running back. Cuenta con buena técnica de pies, posicionándose correctamente para evitar que sea sacado de balance. Su capacidad atlética la tiene desde high school en donde jugó como running back y linebacker, y esto desde luego ayuda a su visión y lectura. Es una máquina en el gimnasio, siendo uno de los que más peso cargaba en la universidad.

No es el mejor para desplazarse de forma lateral, siendo mejor en atacar de manera vertical. Necesita mejorar al detectar los esquemas de bloqueo porque podría encontrarse en una mala posición ante el doble bloqueo. Podría encontrar problemas ante linieros más rápidos,

85. Jay Tufele, DT – USC

Tufele es bastante rápido en el terreno corto y así logra eludir a los linieros ofensivos que intentan dominarlo. Es capaz de mantener su lugar cuando nota que la jugada es por tierra para después dirigirse hacia su objetivo. Juega con gran intensidad y buena técnica, está regularmente cerca de la jugada. Suele realizar buenas persecuciones, mostrando su capacidad atlética y evita los bloqueos abajo de su cintura.

Necesita mejorar su variedad de movimientos y técnica que le facilitarán el trabajo de pasar entre los linieros ofensivos. Si lo intentan bloquear entre dos ofensivos, preferirá ganar con fuerza que con técnica y esto lo lleva a perder muchas batallas. Su intensidad lo lleva en ocasiones a ser un objetivo fácil de quitarse con un movimiento por parte de los running backs, por ello deberá ser paciente. Optó por no jugar en 2020, por lo que tiene solo dos años de experiencia colegial.

Esta fue la revisión del Big Board de Primero y Diez de los prospectos 81 al 85. No te pierdas el perfil y análisis de nuestros 100 mejores prospectos del Draft NFL 2021. Solamente tienes que entrar a este artículo y hacer click en la opción de Scouting Report del jugador que quieras revisar en la tabla.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por