El Super Bowl LV demostró que Patrick Mahomes también es mortal

0

Han pasado casi 24 horas desde que terminó el Super Bowl LV y con la cabeza más fría podemos hablar de cosas que no vemos en primera instancia. Sin duda, la mayor de ellas es que el estelar QB Patrick Mahomes es un mortal más como cualquier pasador que se ve bajo constante presión. Sin embargo, también hay que reconocer que no hay quarterback actualmente con mayores recursos que él.

Lo sucedido durante el Super Bowl LV fue algo histórico, entre otras cosas, porquea  una ofensiva dirigida por Patrick Mahomes le fue negado por primera vez en su carrera el anotar un touchdown durante un juego. Algo que durante 45 juegos previos en su carrera nunca había pasado, así de gigantesca fue la actuación defensiva de los Tampa Bay Buccaneers.

Ningún quarterback es infalible por sí solo, ayer tuvimos una nueva muestra de ello, pues todo gran pasador se debe a su línea ofensiva. Pese a que solo recibió tres capturas tuvo un total de 29 presiones, mayor cantidad en un Super Bowl, y no solo ello: con esta constante presión, Patrick Mahomes tuvo que correr 497 yardas en toda dirección tratando de escapar de la presión de los Bucs, la mayor cantidad para un QB en toda la temporada.

Este juego me recordó mucho al de su contraparte Tom Brady en la derrota durante el Super Bowl XLII frente a los Giants, quienes con su constante presión al quarterback derrotaron a la “mejor ofensiva en la historia” ( hasta el momento) y el equipo perfecto (igual al momento). Este juego fue muy similar en ese aspecto pues la constante presión defensiva en las trincheras fue lo que terminó de inclinar la balanza en favor de los Bucs ante una ofensiva que lucía imparable –por no decir perfecta– con un QB como Mahomes.

Muy humano, pero demasiado bueno

Si bien ha quedado un imborrable precedente de que Mahomes también es humano, debo mencionar que es un extraordinario quarterback y,  por talento natural, el mejor que he visto en mi vida. La manera en que gana tiempo en la bolsa y fuera de ella, con medio cuerpo en el suelo, brincando, corriendo, parado, sin ver, hasta con la mano izquierda. Prácticamente desde cualquier ángulo puede lanzar un pase con potencia y precisión.

A pesar de la derrota fue lo que más me sorprendió de él durante el juego y aunque no ganó puedo decir con seguridad que fue una de las mejores actuaciones que he visto para un quarterback en el Super Bowl o cualquier juego en cualquier nivel de football.

Patrick Mahomes terminó el juego con 26 pases completos en 49 intentos, 270 yardas sin touchdowns, dos intercepciones, 3 capturas , 33 yardas terrestres en cinco acarreos y un rating de 52.3 que es un número muy injusto al no contar lo que fue la actuación de Mahomes como tal.

Conclusión

Las derrotas duelen mucho, pero esto todavía es el inicio de una brillante carrera que tiene Patrick Mahomes por delante. Incluso en la derrota hay mucho que aprender. Estos Chiefs creo que fueron muy soberbios durante la temporada, pues ganaban fácil con el mínimo esfuerzo: si piensan volver a levantar un Super Bowl, tendrán que tomar las cosas más en serio y jugar al mismo nivel que su quarterback, quien, sin el esfuerzo a tope de sus compañeros de equipo, es un mortal más.