Los Saints salen adelante a pesar de la lesión de Drew Brees

0

En un partido que terminó siendo más complicado de lo esperado, los Saints vencieron a los 49ers y ganaron su sexto partido consecutivo, manteniéndose en el tope de la NFC South.

Los problemas de los Saints

Aunque el marcador diga que ganaron con cierta facilidad, la realidad es que fue un encuentro sumamente difícil para los pupilos de Sean Payton.

De hecho, una de las mejores maneras de explicar los problemas que tuvieron los Saints, sobre todo a la ofensiva, está en la producción de Alvin Kamara en la primera mitad del encuentro:

Para acabar de enredar las cosas, Drew Brees tuvo que salir del partido al medio tiempo por un golpe en las costillas que lo dejó fuera en la segunda mitad, dejando a Jameis Winston a cargo de la ofensiva. Y las cosas, sobra decir, no mejoraron mucho.

De hecho los Saints terminaron con menos yardas por pase (123) y totales (237) que los 49ers (232 yardas por pase, 281 totales) en el partido, incluso perdiendo el duelo en el tiempo de posesión (27:06 para los Saints por 32:54 de los 49ers).

Al final hubo un par de factores que terminaron por decidir el encuentro en favor de New Orleans: las entregas de balón, donde los Niners tuvieron dos por ninguna de los Saints, y la incapacidad de San Francisco de generar puntos.

Motivo de preocupación

Ahora, este partido deja muchas dudas para New Orleans. Primero que nada será importante saber qué pasará con Drew Brees, ya que su ausencia sería muy pesada para la ofensiva. Hoy Jameis Winston no tuvo entregas de balón, pero la realidad es que entró de manera muy controlada y los Saints decidieron controlar el juego sobre el final, pero en un juego más apretado no contarán con la seguridad de que su QB pueda con el “paquete” de llevar a su equipo a la victoria, y mucho menos hay garantías de que no cometerá errores de manera constante.

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por