Las mejores jugadas en la carrera de Terry Bradshaw

0

Por César García.

La dinastía de los Pittsburgh Steelers en los años setenta tiene muchos protagonistas. No hay duda de que se les recuerda principalmente por la famosa defensiva “Steel Curtain”, encabezada por tipos como Jack Lambert y Mean Joe Greene, formaron quizás la mejor unidad de la historia. Sin embargo, quizá el personaje más carismático y la pieza clave que logró tantos éxitos para los Steelers, fue su quarterback, Terry Bradshaw.

Joe Greene llegó a declarar: “Terry nos solía decir, ‘pueden perder conmigo, pero no pueden ganar sin mí’ y el dicho se nos quedó grabado.” Ganador de cuatro Super Bowls, nombrado MVP en 1978 y miembro del Salón de la Fama, Bradshaw se destacó por elevar su rendimiento en los momentos más críticos. Aquí un video con sus mejores jugadas en momentos clave de Super Bowl que sirve de gran ejemplo:

Bradshaw fue nombrado al Pro Bowl en tres ocasiones y al primer equipo All-Pro en una ocasión. En los inicios de su carrera fue duramente criticado por la prensa en Pittsburgh y llegó a tener roces considerables con su coach Chuck Noll. Incusive se le llegó a cuestionar su capacidad intelectual. Al respecto, Bradshaw cuenta, “El resentimiento y enojo que tenía por ser llamado ‘tonto’, ser abucheado y mandado a la banca, uno lo aprende a usar como herramienta”.

Al final, esas críticas fueron para él una motivación extra que le permitió demostrar el gran cañón que tenía en el brazo derecho, aquel que nos regaló jugadas mágicas como el pase a John Stallworth en el último cuarto del Super Bowl XIV:

Ese mismo brazo que le pasó factura y la razón por la que terminó retirándose en un juego ante los Jets en diciembre de 1983, pero no sin antes lanzar un último pase de touchdown para irse llorando de dolor, pero por todo lo alto en lo que sería en la última acción de su ilustre carrera:

Quien crea que Bradshaw tuvo poco que ver con la dinastía de Pittsburgh en los setenta, tiene que entender al personaje además del jugador. Se ha hecho de una gran carrera en el medio deportivo tras su retiro en la cadena estadounidense Fox Sports, es ahí donde uno puede ver el carisma y carácter que lo destacan. El televidente puede darse una idea que cómo Bradshaw se desenvolvía con sus compañeros ya fuera en la práctica o en el vestidor, creando una cultura y núcleo que le garantizaría el éxito a los Steelers.

Un ícono que fue nombrado el quincuagésimo mejor jugador en la historia de la NFL en 2010, nos adentra en sus pensamientos para descubrir su pasión por este deporte: “Si Dios bajara hoy y me dijera, ‘Terry, ¿qué puedo hacer por tí?’ le diría, ‘transpórtame a algún Super Bowl, déjame escuchar mi nombre en las bocinas del estadio, déjame escuchar el rugido de la afición: ‘¡Bradshaw, Bradshaw!’. Ponme en nuestra yarda 1, dame dos minutos restantes, mis tres timeouts y dame a mis muchachos. Dame la jugada y déjame ver sus ojos brillar al decírselas, y déjame hablar con ellos. Déjame sentir el escalofrío correr por mi espalda’. Eso es lo que el Super Bowl te hace sentir.”:

¿Qué recuerdos tienes sobre Terry Bradshaw? ¿Qué te hace sentir como aficionado a los Steelers o de sus equipos rivales? Te leemos en los comentarios bajo este post y en nuestras redes sociales.

También te puede interesar:

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por