Observaciones del Packers vs Ravens – Pretemporada NFL 2019

0

La segunda semana de pretemporada comenzó con cinco juegos este jueves, entre los cuales tuvimos el Packers vs Ravens en Baltimore. Los locales venían de apalear a los Jaguars en la semana 1 y los Packers venían de un juego cerrado ante los Texans. Esto fue lo más destacado de este juego en el que los Ravens ganaron 26-13.

Los Packers no mostraron absolutamente nada

En este juego los Packers mantuvieron a Aaron Rodgers fuera de la acción por lo que el titular fue DeShone Kizer y no es de lo más esperanzador. Simplemente no mostraron buen funcionamiento ante la defensiva titular de los Ravens. Fueron poco efectivos por tierra y cuando tuvieron que lanzar tuvieron uno que otro buen avance, pero de nada sirvió.

A la defensiva tampoco se vieron tan efectivos, a pesar de que en los primeros dos drives lograron detener a la primera ofensiva de los locales para permitir un par de field goals. 

Se entiende que en un juego de pretemporada no se suele mostrar las mejores cartas, pero se vieron como un equipo sin aspiraciones. 

Lamar Jackson arriesgándose de más

En un juego sin importancia esperaría que Lamar Jackson no arriesgue de más si tiene la necesidad de acarrear el balón. Finalmente no tiene que probar su habilidad utilizando sus piernas sino mejorar en el juego aéreo. Jackson tuvo un par de jugadas en las que pudo deslizarse o salirse del terreno de juego y no lo hizo. Esto habla de la falta de experiencia.

Los novatos de los Ravens

Después de dos series ofensivas con Lamar Jackson, los Ravens le dieron la oportunidad a Trace McSorley. Recordemos que Robert Griffin III está recuperándose de una lesión en un dedo de la mano, por lo que se abre la oportunidad para el puesto de backup. Y no lo hizo mal, pero tampoco fue perfecto: consiguió lanzar un pase rápido a las manos de Chris Moore para que la velocidad del WR trajera la primera anotación del encuentro.

Después lanzó un pase que terminó en manos de los defensivos de los Packers. En general mostró movilidad, pases correctos y adaptado a un sistema ofensivo que busca poner a sus quarterbacks en la mejor posición para triunfar.

También el novato Justice Hill tuvo un juego destacado acarreando el balón para romper tackleadas, explotar el hueco quitándose a los defensivos con buenos cortes y usando la fuerza para ganar la yarda necesaria para el touchdown. Tiene que ser un buen complemento para el resto de los RB de los Ravens.

Finalmente Jaylon Ferguson jugó bien, nada espectacular. Con más trabajo podría ser parte importante de la rotación defensiva en Baltimore.

Los retos a posibles pases de interferencia

En la primera mitad, John Harbaugh lanzó el pañuelo rojo retando una jugada en donde claramente se ve que no existe interferencia de pase. El WR recibe el contacto por parte del CB y de ahí realiza un corte al centro para dejar libre el flat, en donde recibe el pase otro ofensivo de los Packers. Harbaugh desperdició un pañuelo rojo.

En la segunda mitad, Matt LaFleur, en una jugada un poco más apretada, arroja su pañuelo buscando que le marquen interferencia de pase ofensiva porque Antoine Wesley estira su brazo supuestamente empujando al cornerback de los Packers y para quedrse con el gran envío de Joe Callahan. Finalmente se mantuvo la jugada como se marcó originalmente.

Parece que los entrenadores comienzan también a prepararse en este aspecto, pues aunque la repetición pueda hacernos creer una cosa, en jugadas apretadas no parece que los réferis vayan a cambiar la decisión. La interferencia de pase debe ser muy clara. 

Nos interesa saber tu opinión, deja un comentario sobre este post

avatar
  Suscríbete  
Notifícame por